HoodFrames: Amor por lo clásico

HoodFrames huelen a futuro y a clásico. Radicados en Madrid, son un colectivo multidisciplinar y underground. O así se definen ellos. Además de dejar muy claro desde el inicio su carácter de plataforma de proyección y lanzamiento de artistas. Y el hecho de que lo hacen sin ánimo de lucro. O lo que es lo mismo, por amor al arte, o simplemente por amor.

Aunque como proyecto le queda todavía muchos pasos por recorrer, el hecho de aparecer en el cartel de la parada madrileña del Black Prim Tour es todo un hito. Supone el comenzar a tener cierta visibilidad en el circuito mediático del rap español y, por qué no decirlo, compartir escenario con algunos de los mcs más en forma del panorama actual. Todo un regalo para uno de los colectivos más jóvenes del panorama, pero también serio y talentoso.

HoodFrames nació en 2011 formado por varios artistas relacionados con la ilustración, el diseño gráfico, el campo audiovisual etc. Lo que en un principio fue un modo de canalizar las aspiraciones artísticas de un grupo de chavales de Madrid con talento y ganas de hacer cosas, ha acabado por ser un sello distintivo, una manera de sonar y una actitud.

El colectivo surgió en su momento como una asociación relacionada con la creación audiovisual. El concepto fue simple, lanzar vídeos acompañando trabajos de artistas que ante todo eran amigos. Poco a poco, HoodFrames fue encargándose de los vídeos de los lanzamientos de trabajos de distintos mcs madrileños. La bola siguió creciendo, empapándose de distintas disciplinas y dando lugar a lo que es hoy en día.

Desde los miembros fundadores de HoodFrames, podemos ir tejiendo la red que forman todos los artistas que actualmente conforman el colectivo. Es difícil referirse a HF como grupo, porque no son un grupo, si no más bien una familia en la que los distintos componentes se han ido uniendo al proyecto por afinidad, tanto personal como profesional y artística. Así, actualmente podemos contar entre sus filas a la gente de Madriz 90s (Ébano, Sandor y Kraf), nombres como J.Apruzzese, Mad14 o Sayr. Además, la relación llega a gente como Asës en Valencia (de los que, por cierto, ya hablamos en Crypta anteriormente).

Como formación, uno de sus trabajos reconocibles son sus Diaries, en algunos de los cuales pudimos ver a sus miembros demostrar sus habilidades rapeando en directo. Piezas muy simples, sin destacar por su edición o composición en algunos casos, pero que sirven para recoger en formato vídeo las inquietudes que mueven a esta gente.

Además de estos Diaries también cuentan con otros proyectos como sus ShortFilms, microvideoclips donde pudimos ver a Sayr, Kraf o Sandor García. Y por supuesto todos los clips que han firmado para distintos artistas, principalmente del colectivo, como puede ser el caso de Madriz 90s.

HoodFrames, que como ya dijimos nació en principio más orientado al campo audiovisual, ha acabado por amparar bajo su paraguas a una serie de artistas con recorrido en el circuito independiente y ciertas tablas en el panorama musical, especialmente en el underground de Madrid. Dentro del ala musical de HF podemos destacar varios nombres y ramas.

Quizás el primero que puede venir a la cabeza es el de Ébano. Tener a Ébano en tu tema es como tener a Messi en la delantera. Dale el balón que sabes que va a marcar. Y a Ébano déjale fluir que sabes que va a partirlo. Este valenciano afincado en la capital rapea igual que se mueve delante de las cámaras: destaca, y muerde los ritmos a la vez que fluye con un toque muy suave. Es quizás esa mezcla entre rabia expulsada y un fluir clásico el que hace de este mc una de las voces con mayores posibilidades y proyección. Sin ánimo de desmerecer a nadie, Ébano es uno de los mejores mc jóvenes de España por méritos propios. Conocimiento, musicalidad y referencias.

El trabajo por excelencia de Ébano hasta el momento es “1984”. Publicado a finales del 2011 -por aquel entonces fuera de HoodFrames- todavía mantiene la frescura por la que destacó en su momento. Hoy esta mixtape sigue siendo el trabajo que más alcance ha tenido de todos los salidos de la factoría del colectivo, posiblemente. Un proyecto trabajado, con una unidad de sonido y temática y que deja muy claro que Ébano no ha venido a esto del rap a vivir del cuento. “1984” es, ante todo, una muy seria declaración de intenciones.

Pero lo que nos ha hecho confiar en Ebony como un mc total, como ya dijimos antes, son sus últimos temas. Los inéditos y singles que han ido saliendo desde HoodFrames, tanto en solitario como junto a otros miembros del colectivo, rozan un nivel altísimo. Ságrado, con Sayr, o la primera entrega de Golden Chapter con Rels Beats (beatmaker al que los amigos de CINI ya le han echado el guante) son la clara muestra de ello.

Si hablamos de Ébano es obligatorio hablar de Madriz 90s, el grupo en el que milita. Y por lo tanto de Kraf y Sandor García, los otros dos integrantes de este trío. Del primero podemos saber más en “Woolgather” y del segundo en “Psicoterapia“. Estos dos trabajos, junto a 1984, forman las tres referencias con las que podemos hacernos una idea del bagaje musical de los artistas de Madriz 90s, y también en cierta medida de HoodFrames. Y todos de merecida escucha.

Quizás por ser el último, a los que descubrimos Madriz 90s por el tema Profundo y la colaboración de L-Bërr, “Psicoterapia” supone un paso adelante en términos de madurez creativa y de calidad de sonido. Formado por siete temas y sin llegar a la media hora de duración, este EP destaca por los ritmos oscuros y la sintonía en general que Sandor consigue darle. Muy muy crudo e intenso, barras sacadas de las entrañas y rapeadas con rabia. El título del trabajo es una especie de declaración de intenciones. Hardcore terapéutico. Sin duda, un trabajo que merece la pena conservarlo en el mp3.

“1984” podría ser el trabajo de referencia de HoodFrames: por duración, por coherencia musical y por quien la firma. Pero este “Psicoterapia” posiblemente sea lo más serio que ha salido de los miembros de HoodFrames. El sonido estudiado y la actitud correcta. En su contra juega el hecho de ser una mixtape demasiado efímera, muy muy corta (y más corta que se hace). De haber sido un LP en condiciones -refiriéndonos a número de temas- y con la promoción correcta, nos encontraríamos ante uno de los discos del año pasado.

Gran parte del peso musical de estos trabajos corre a cargo de una de las personalidades más interesantes del colectivo. Hablamos de Sayr. Sus inquietudes van desde el graffiti, tatuaje, producción y cómo no… rapear. Quizás el tocar tantos palos haga que su faceta como letrista quede deslucida en comparación, pero lo cierto, es que en esta última faceta tampoco se queda atrás, aunque quizás no sea su favorita.

Con un estilo propio, un gran gusto por las aliteraciones y juegos verbales, Sayr -al igual que Ébano- destaca por la personalidad que imprime al micro. Uno de esos nombres que sin esfuerzo -aparentemente- pueden hacerse un temazo sobrado de rollo. Como mc la referencia que tenemos de Sayr es “Timeless”, el trabajo del grupo 2D2Sagrados -que a su vez supuso la primera referencia de HoodFrames como colectivo musical-, formado por él mismo y Grady. Y también con Sayr los mejores temas que podemos escucharle son los últimos. En YouTube podemos toparnos con singles en los que vemos a este mc de Madrid mostrar su bagaje.

Otra de las figuras del colectivo que merece destacar, a nivel musical, es Mad14. Actualmente es el miembro de HoodFrames que se podría considerar que está “en el candelero”, al estar en pleno proceso de lanzamiento de su mixtape. ¿Por qué es esto? Mad14 está lanzando su trabajo en cómodas cuotas, como dirían los bancos, ya que cada mes lanza un nuevo single, hasta completar lo que será “Don’t Stop”. Hasta el momento ha publicado tres tracks de esta referencia. A su cartera como artista podemos sumar las distintas apariciones en series y vídeos de la factoría HoodFrames, como los Diaries y ShortFilms, y colaboraciones con Sayr, Ébano etc.

En lo relativo a planes de futuro, seguir sacando música y darle más visibilidad a artistas del colectivo que hasta ahora no han brillado tanto. Por supuesto seguir desarrollando otras facetas del colectivo como puede ser el reforzar la imagen corporativa y por supuesto no dejar de darle vueltas a la rueda y trabajar y trabajar. Todo por seguir creciendo, pero sin olvidar los orígenes y los clásicos.