Friday, un viernes más en el ghetto.

friday-movie-poster

La cinta Friday cumplirá dentro de poco 20 años, recordando esa dupla creada entre el rapero Ice Cube y el comediante Chris Tucker, novatos en el cine para ese momento, tratando de reflejar las experiencias de muchos en las calles más violentas de Los Ángeles.

Recuerdo que vi Friday poco después de su salida al cine. La sintonicé en uno de los canales de cable a los que era adicto por su recurrente proyección de temas urbanos, algunos violentos (por su puesto me refiero a HBO). A pesar de la poca promoción que le hizo el canal, de alguna manera me había llegado alguna información de la película (recordar que la web en ese momento está literalmente en pañales). Cuando supe que HBO la iba a transmitir, no me despegué, ya que me pareció muy extraño que se vendiese como una película de comedia, sobre todo viniendo de Ice Cube, también conocido como O’Shea Jackson. Para ese momento, solo conocía dos películas de Ice Cube, Boyz n the Hood (1991) y Higher Learning (1995), que para los entendidos y los no entendidos, son dos cintas que muestran el lado pos guerra civil en los Estados Unidos, con los hijos de esos luchadores de los 60 y 70 que lucharon contra la segregación, y ahora estaban comenzando a conseguir espacios, tanto en universidades como en el cine. El elemento principal era mostrar cómo el hombre negro quería surgir en una sociedad donde el enemigo ya había establecido el odio entre las razas, que muchos trataban de disuadir, pero donde siempre el gen discriminador se crece ante las dificultades. Pues sí, Ice Cube, un cantante que venía de describir las escenas más crudas y lamentables con sus discos, y su labor como productor, se atrevería a realizar una de las primeros intentos por convertir el temido ghetto, en una población cualquiera, donde las descripciones de los medios, como las batallas raciales, las pandillas, las drogas, siguen allí, pero no son definitorias, son solo parte del contexto.

Friday, poco tiempo después me percataría, realizaba un homenaje a esas duplas de comedia unidas por efectos alucinógenos como la serie de Cheech & Chong, y posteriormente Jay & Silent Bob, sin olvidar la orgánica Method Man y Redman. Ice Cube, personifica a Craig, epitome del hombre negro de los 90, joven menor de 30 años, despedido del trabajo bajo una acusación de robar la tienda. El contexto es un guetto, (podría ser Compton, podría ser cualquier guetto) cualquier sitio donde las calles están marcadas con estadísticas de sangre y violencia. Desde un punto de vista somero, Friday pudiera considerarse una cinta para ver en una tarde de domingo. Pero ese error es subestimar la labor de Ice Cube al tratar de llevar la vida del hood a la gran pantalla sin buscar el repudio, el temor, y la animadversión a un poblado más de algún lugar de los Estados Unidos.

No es para desestimar la realidad de estos sitios, no es para desestimar su violencia intrínseca, sus códigos internos que sin ellos no se pudiera sobrevivir. Aún hoy, a pesar de esa campaña mediática por el repudio, la gente los sigue escogiendo como lugares de vida, dadas sus condiciones socioeconómicas, sus oportunidades, o lo que venga, las personas siguen poblándolos y dedicando sus vidas enteras a aprender a coexistir allí. De allí viene Ice Cube, y muchos de los raperos más famosos de la costa oeste, en sus calles siguen debatiendo la palabra del género, extraídas de las vidas que observan cada día en los porches de las casas que bordean el ghuetto.

Así como hay cintas cómicas de la segunda guerra mundial, Friday busca darle un aire, un respiro a la campaña negativa del guetto para decir, este es un lugar más de vida, donde las personas siguen estudiando, el desempleo continúa, la gente sigue vendiendo droga, estudiando, trabajando, o solo, pasando el tiempo.

fridayframe

 

La historia

Dieciséis horas transcurren en un viernes más en el guetto. Craig, recién desempleado, joven de 20 y tantos años, fanático de NWA, Cypres Hill, Dr.Dre, despierta para tratar de determinar qué hará este día. En unas horas el barrio seguirá siendo igual, su vida no. Craig pertenece a una familia más del guetto, empleos de cuello azul, que tratan de inculcar en su hijo los rasgos de la no-violencia, en elegir los puños en vez de la pistola, en una sociedad que eligió la segunda desde hace mucho tiempo.

El día pasará más rápido con la introducción de Smokey, la otra mitad de Craig, dealer novato, amigo de toda la vida, que se fumará todo el stash que le correspondía vender, consiguiendo la amenaza de su proveedor que le colocó un límite de tiempo para resarcir el dinero, o si no, ambos terminarán en la estadística roja del barrio. Una narrativa simple, capaz reconocida entre muchas otras que salen año tras año, pero con la diferencia de su trato, siendo perfecta para un dramón, los realizadores optaron por situarla en el rango de la comedia, al vislumbrar en tono humorístico a todos los personajes que circundan el universo de Craig y Smokey.Personajes como una novia celosa, un ex convicto que tiene pánico a los habitantes, una vecina cougar, un reverendo que comete pecados de vez en cuando, y otros más que pueden parecer extraídos de la fantasía, pero pertenecen al escrutinio delicado del universo que nos rodea a todos.

Así se presenta el contexto determinante de Friday, seres que ayudarán a Craig a definir el camino de su vida, así sea tomar la pistola que esconde en su cuarto y seguir el camino de muchos, o sobrevivir.

friday 2

 

El trasfondo

Ice Cube, logra con Dj Pooh (productor que estaría detrás de algunos éxitos del rapero), una excelente muestra de las distintas percepciones del barrio, al que ambos pertenecen y donde ambos se han lucrado suficiente. Ya con algunas cintas en su haber, discos de oro, y videos en canales musicales, Ice Cube no era un desconocido en el cine. Tampoco lo sería Tucker, que ya se había convertido en un comediante habitual. Sin embargo, es el debut en el cine para el director F. Gary Gray, que viene de realizar videos para artistas como Cypress Hill, Usher, Dr. Dre, o TLC, entre otros. Precisamente su primer clip musical fue con It Was a Good Day de Ice Cube en el año 1992.

Gray es de la costa Este, de New York, y ya era considerado como uno de los directores afroamericanos más conocidos del momento, y hay que decir que esta era una lista bien corta. Actualmente, en el cine, mantiene una carrera consecuente, con buenas y medio malas películas, encabezando la genial The Negotiator. Ahora se encuentra terminando unas de las producciones más esperadas por cualquier fanático del genero, la llevada al cine de la historia de los NWA en Straight Outta Compton, cuyo estreno se prevee para el 14 de Agosto de 2015, producida por Ice Cube y Dr. Dre, entre otros.

friday3

 

El legado

Friday logró sin duda situar la comedia negra entre los estándares del cine anual, esperando cada año en las marquesinas por lo menos una representante que vuelque al público afroamericano al cine. Lo negativo, todas las secuelas innecesarias que trajo Friday, en las que participó el gran conglomerado del cast de la primera, exceptuando a una de las piezas principales, Chris Tucker, quien sabiamente se alejó dando paso a Mike Epps, para que lo reemplazara e hiciera un trabajo aceptable ante tanta desgracia visual. Next Friday (2000), Friday after Next (2002), y la prometida Last Friday, demuestran el desvió de la carrera de Ice Cube, al concentrase más en estos bodrios seculares (incluyendo Barbershop y sus continuaciones), que en dejar un mensaje contundente como lo hizo en sus primeros discos, inclusive en sus primeras cintas.

El final

A pesar del básico y autoimpuesto mensaje moral, necesario seguramente para evitar el sentimiento de culpa y la búsqueda de complacer a todo el público, Friday sigue siendo un excelente experimento de volcar el rap en el cine de una manera novedosa, de incluir las historias del guetto sin ningún vistazo de amenaza, a pesar de la confianza cinematográfica que ganaría Ice Cube, mostrada en sus consecuentes y terribles intentos en el cine.

Texto por Pablo Luis Duarte Borges