Entrevista a El Coleta

 “Para que tú salgas en una canción mía tienes que ser un clásico, tronco”

18

Encarna el espíritu Do It Yourself como pocos. Él mismo cataloga lo que hace como rap macarra con sonido electrónico. Sus letras, plagadas de iconos de la cultura popular, combinan saber callejero con continuas referencias al cine. “Mezclo Spike Lee con José Antonio de la Loma” es una descripción bastante acertada de su música. Estructuras elaboradas y culto al género quinqui son dos ingredientes básicos en sus discos. “Siempre en cada tema dejo un par de perlas”, dice, y no le falta razón. Ingenio es algo que le sobra. Desde el más puro underground ha hecho sonar el nombre de Moratalaz. Lo amas o lo odias, pero desde luego no te deja indiferente. Con las gafas de sol aunque esté nublado, me espera puntual a las afueras de su barrio. Pongo la grabadora en on

Hiciste ruido en el año 2009 con tu primera referencia en solitario pero antes habías puesto en la calle unas cuantas demos con Dlito. Cuéntanos un poco el principio.

Pues como Dlito sacamos a finales de 2004 La Streetnina que nos sirvió un poco para empezar a rodar. Luego Huevos y Palabra en el 2006 que es cortito, tampoco tiene una unidad sonora porque nos lo produjo otro notas, salvo el tema Chekea que nos lo produjo el Villa, que nos hacía las bases para la anterior maqueta. Luego hicimos Delitokrazia en 2008 que ése ya sí está producido por Ramsés Gallego, con una unidad sonora, un sonido electrónico. Y después ya están los trabajos que hice en solitario. El Chegar es más lento trabajando, trabaja de otra manera y yo le tenía que estar todo el rato metiendo presión para sacar cosas y ya pues decidí hacer las movidas por mí mismo, de buen rollo y tal. Antes de Dlito lo típico, escribías movidas pero no tenemos nada grabado, de vez en cuando se rescata alguna línea de los inicios pero nada más (risas).

Las instrumentales son de Ramsés Gallego. Creo que puedo adivinar la respuesta, pero por si acaso, me gustaría que me dijeses quién es.

Ramsés Gallego soy yo. Es el nombre que utilizo para producir. Pero sí, yo me lo produzco, yo rapeo y yo me lo mezclo.

Algo poco común, desde luego, pero que debería servir de ejemplo para muchos ¿Qué utilizas para producir?

Me mola la producción con un tipo de sintes analógicos como pueden ser Moog o Korg, no tengo la lana para tener los bichos analógicos. A mí me gustan los sintes analógicos pero utilizo VST porque no tengo pasta. Utilizo Cubase con emulaciones de Moog y Korg.

 

Iberikan Stafford (2009).

Iberikan Stafford (2009).

Más cornás da el hambre (2011).

Más cornás da el hambre (2011).

 

Las portadas, especialmente, las de Iberikan Stafford y Más cornas da el hambre dieron que hablar. Son originales cuando menos. ¿Quién las hace?

La fotografía y la edición me las hace Selector Marx que es un puto crack de la fotografía, es bastante conocido. Es un brother mío. Las dos parten de una idea mía y luego trabajo esa idea con él.

En tu música podemos encontrar sampleos de Iron Maiden, Burning o Triana, citas a Extremoduro o Camarón, te hemos escuchado en algún concierto mencionar a Rosendo… Mientras que otros lo utilizan como recurso de forma gratuita, en tu caso se ve que forman parte de un bagaje musical amplio.

Claro, Robe Iniesta me mola escribiendo, la crudeza que tiene. Robe Iniesta habla muchísimo del amor. Yo no hablo prácticamente del amor, pero esa dualidad, dice cosas bonitas de una manera muy bestia, eso me mola. Tampoco es que yo utilice eso pero me mola. Lo que tú dices, también me mola Rosendo y puedo meter una línea suya porque me mola. Leño me mola más que Rosendo. Puedo tener influencia también de Los Chichos a la hora de meter frases. Los Chichos también, casi toda su discografía es del amor, que yo no meto nada de amor, por lo menos no el típico amor pero también tienen temas muy callejeros. En Alegres Bandoleros meto frases de La historia de Juan Castillo y de El Vaquilla. Pero todas esas movidas las he pillado de mi viejo, del barrio…Tampoco me he criado en un ambiente muy rap. Yo soy de los ochenta, yo he escuchado el ¡Hey Pijo!, cuando eras un puto crío, pues yo qué sé, pues te molaba el rollo ese de que le pegaran en la cara un cadenazo (risas). Pero a mí me ha llegado el rap más en películas, en películas de Spike Lee a lo mejor, típicas películas yanquis, o sea típica imagen de la música de los chungales, pero de los chungales negratas, no de los chungales de aquí, o a través de videojuegos, típicos juegos de basket con canciones de rap y decir “hostia esta música me mola”. Y luego tengo colegas rappers que igual al ir de fiesta con ellos en el coche ponerte BDP, KRS-ONE… Pero yo me he puesto a escribir rap cuando había mamado ya música de muchos tipos.

Y dentro del rap, empezando por USA ¿qué te gusta?

A mí de chaval me ha flipado Capone-N-Noreaga. Sobre todo los discos de N.O.R.E. Discos donde les hacía bases Swizz Beatz, donde hay canciones que siendo de Queens son bastante electrónicas. Por ejemplo, Alchemist samplea pero cuando samplea arpegios me molan ese tipo de bases. Me mola el rap francés. Me mola mucho Sefyu. De Booba también me molan muchas cosas. De States me he escuchado todo entre comillas: este, oeste, cuando emergió el Dirty South, chicanos sureños, chicanos norteños…Ahora el trap está de moda, no lo quemo mucho. A Starone le flipa, yo voy con él en el coche y escucho trap.

¿Y español?

Mucho Muchacho me mola muchísimo. Es de lo que me ha desencadenado a mí el ansia de escribir, el rollo ese del barrio, de “¡hostia pero si lo que está cantando este notas es lo que he estado haciendo yo antes de subir a keli!”. Los coches, el flipar con los coches. Kamikaze también me flipa. De Chulito Camacho el 18 kilates también me flipa.

¿Y más concretamente, de Madrid?

Me mola la gente con la que he colaborado. Pues el Danzziani me mola mucho. Catenaccio acaba de sacar ahora, muy guapo. La gente de la Chacal también me mola. El Starone me flipa. Está ahora sacando temas por el twitter, tiene cosas muy guapas. Broder Chegar me mola. Me molan todo colegas míos. El Nasta me mola, el Petaka. Toscano me mola también. No es colegía mío ni tengo nada con él pero le conozco y mola, me mola el Toscano.

Nombras a Toscano y no puedo evitar retrotraerme a 2009 cuando sacaste Iberikan Stafford. Entonces hubo gente en internet que te criticó diciendo que te parecías a él.

Ya tío, yo qué sé, eso yo no lo creo.

Yo tampoco lo pienso. De hecho, hubo gente que con las maquetas de Toscano le acusó a él de lo mismo respecto a Mucho Muchacho.

A ver, eso son varias cosas. El Toscano puede tener influencia del Mucho Muchacho y como te he dicho, yo puedo tener influencia también de Mucho Muchacho y por ahí se puede tocar. Luego, el Toscano es de mi quinta, es de barrio, te habla del Radikal, te habla a lo mejor de vender pastillas en un garito y yo también te hablo de ese rollo. La jerga noventera, rollo Pedro Gómez, cosas así de ese rollo pues el Toscano lo tiene y yo lo tengo, se puede parecer. El Toscano yo creo que rapea más rápido que yo, yo rapeo más lento. Sí que me mola el TSC.

Que te jodan Fredo, si me vendes como Lando, habrá vendetta en la calle como Brando

El cine es una constante en tus letras. Tienes referencias, como has dicho, a Spike Lee, al cine quinqui, el cine clásico de gangsters… Habituales en el hiphop. Pero a la vez metes referencias, y bien codificadas, de películas más freaks completamente alejadas del estereotipo rapero como Star Wars (George Lucas, 1977), Mad Max (George Miller, 1979) o Cuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1989).

Claro, claro. Eso es ochentas también, Star Wars. Es una movida muy friki, por eso tampoco voy a abusar mucho de Star Wars, y además con la segunda trilogía la han cagado (risas). Es que me flipa mucho el cine. No soy de ver en blanco y negro todo, pero de los setenta en adelante me mola bastante. Son sobre todo referencias de los ochenta. Mira, en el Delitokrazia y en el Iberikan Stafford me escribí la movida como me sale, y es un poco un quinqui ochentero haciendo rap. Luego ya a mitad del Iberikan Stafford en adelante he forzado, que no es forzar, he dicho “voy a tirar sólo de rollo ochenta quinqui”. Antes, aunque me saliese igual, era un poco menos forzado. Al principio igual era un quinqui haciendo rap y ahora es más haciendo rap quinqui. O sea, un macarra. Si eres un macarra, ¿qué cosas dices en los temas de rap? Pues macarradas. Pero luego ya, cuando eres consciente de que estás haciendo eso dices “hostia, pues este es el palo que voy a exprimir” por eso también tienes eso, tienes de muchas películas. Todo es muy ochenta y noventa. Para que tú salgas en una canción mía tienes que ser un clásico, tronco. No me voy a poner a hablarte de Rajoy, porque Rajoy no es un clásico, es una puta mierda de ahora. O de Zapatero. No son clásicos. Te puedo hablar de Felipe González porque ya es un clásico. ¿Pelis de ahora? Tiene que ser muy buena para ser un clásico, pero pelis de este año no te hablo de ella a no ser que sea la repolla. Y de personajes, si te hablo de personajes…En Nanai Nanaina aparecen mucho frikis pero no te voy a hablar de frikis de ahora. No te voy a hablar de Belén Esteban aunque la Belén Esteban sea  ‘to’ quinqui. Para entrar en mis letras tienes que ser clásico y eso lo he usado siempre.

Los videoclips están dirigidos por Gómez&Gallego Films, que por lo que me has dicho antes entiendo que…

Somos el Starone y yo. Los dos los dirigimos y yo los edito. Si quieres que las cosas salgan bien, hazlas tú mismo, esa es la frase resumen.

Le suena el teléfono a El Coleta. Hablando del rey de Roma, Starone al otro lado  de la línea. Charlan durante un rato sobre micros y aparatos de grabación. Volvemos a la conversación a los pocos minutos.

Hablábamos de los videoclips. Ha habido dos concretamente que han tenido bastante buena acogida: Nanai Nanaina y Alegres Bandoleros. En ellos hacéis un homenaje al cine quinqui y bastante logrado, por cierto. Cuéntanos un poco cómo lo habéis hecho: el tema de las localizaciones, los coches, el vestuario…

Hombre, en el vídeo yo creo que, modestia aparte, la producción es muy chunga. Porque hacer un vídeo que parezca que estás en los ochenta… Es imposible conseguir un estanco que se parezca. Hombre, no es imposible, si tienes pasta lo consigues en cero coma, alquilamos el plató de Cuéntame: “Palos en San Genaro” (risas). En Alegres Bandoleros lo que se cuela es el estanco y pocas cosas más. Pero vamos, la producción, modestia aparte, me parece la polla. Y eso no nos ha costado ni un pavo. Lo hemos hecho todo tirando de ingenio, colegas que nos han prestado los coches, nos han cedido localizaciones, la casa de mi abuela en San Fermín (risas)… Los dos vídeos son todo el rato referencias al cine quinqui, a escenas del cine quinqui. Por ejemplo, la escena de Alegres Bandoleros en la que enseño la pistola en el cementerio es en una localización de Navajeros (Eloy de la Iglesia, 1980). Como yo quería que apareciese el Pirulí, lo hicimos ocho metros más a la derecha de donde aparecen el Jaro y el Butano en Navajeros. El mismo punto. Las demás son localizaciones que ya tenía fichadas, que se ve que no hay elementos actuales, grabado en verano cuando disminuye el volumen de tráfico y personas.

¿Te atreverías a darnos un top 3 de películas del cine quinqui?

No sé, a mí la que más me gusta yo creo que es Navajeros. Lo que pasa que es como todo, en el arte, como es subjetividad… A mí los top, disco favorito y tal… Me parece muy jodido. El cine quinqui tiene las de José Antonio de la Loma, Perros Callejeros, la trilogía, sobre todo las dos primeras, que son las más flojas del cine quinqui, porque para mí no es muy buen director, pero son las originarias, por eso son la polla. Eloy de Iglesia, que las saca casi a la vez o un poco más tarde, es mucho mejor como director. Me molan sobre todo las de Eloy de la Iglesia: Navajeros, Colegas (Eloy de la Iglesia, 1982) está muy guapa, El Pico (Eloy de la Iglesia, 1982) y El Pico 2 (Eloy de la Iglesia, 1984) están muy guapas. También Deprisa, deprisa (Carlos Saura, 1981). Esas son las quinquis quinquis. Luego hay otras: Maravillas (Manuel Gutiérrez Aragón, 1980), La reina del mate (Fermín Cabal, 1985), que tocan el tema, pero no tienen la típica estructura del chorizo…

Volviendo al tema de Starone. Colabora frecuentemente contigo y se os puede ver juntos en los directos. ¿Cómo os conocéis y desde cuándo?

Aun siendo los dos de Moratalaz, nos conocimos a través de Myspace. Y eso que vivíamos muy cerca, pero no nos conocíamos. Nos conocimos cuando hice el Delitokrazia y dijimos “ya que somos del barrio y nos molan nuestras movidas, vamos a hacernos un tema”, nos hicimos colegas y ahora aunque colaboremos mucho estamos más de colegas que por el tema del rap.

Broder Chegar, Starone y El Coleta

Broder Chegar, Starone y El Coleta

Participaste en el End of the Weak. Las batallas son algo que, a priori, no te pega nada.

Sí. A mí el rollo de salir insultando el uno al otro no me mola nada. Pero el End of the Weak no son batallas, es simplemente freestyle. A mí las batallas no me molan. Eso de ir a insultar el uno al otro yo qué sé, te llama “hijo de puta, hijo de puta, hijo de puta” me dan ganas de reventarle la cabeza no de rapear (risas). Pero vamos, el End of the Weak es hambre de pillar micro, era en la Caracol… Fui con el Chegar y gracias a eso nos salió la oportunidad de volver a tocar en la Caracol, con el inalámbrico y toda la polla… Pues está debuti.

En Iberikan Stafford usas en varias ocasiones como fondo el tema de los perros. En Más cornás da el hambre, concretamente en la intro (Coleta imperator mundi), por el contrario, hay mucha jerga taurina. Y no lo típico. ¿Entiendes de toros?

A ver, yo no he ido en la puta vida a los toros. Yo no tengo el Canal + Toros. He visto corridas de toros, pues lo típico, de nano esperando que el toro pille al torero. El don Tancredo sí se lo que es. “A puerta gayola” también sé lo que es, pero vamos, no te sé distinguir entre una manoletina y una verónica. Pero he visto en la tele corridas de toros cuando las han echado en Telemadrid, el Moncholi, he visto al Ponce torear y me ha llegado el toque artístico. No me he puesto a llorar ni se me han puesto los pelos de punta. Luego ya, lo de antitauromaquia y tal, yo qué sé, yo no contribuyo con un pavo a la fiesta nacional. En mi casa tampoco son taurinos, pero yo qué sé, mi bisabuela a lo mejor por tradición…Yo vivía con mis viejos y mi bisabuela, pues imagínate, tendría ochenta años, una mujer de principios de siglo, pues veía los toros y yo los veía por eso, esperando que le pillara el toro, pero luego sí, me ha llegado. Y eso es cultura pop madrileña, tío. El Yiyo, lo típico que oyes. Eso ya hoy en día se ha perdido con internet. Internet es la polla porque tienes al alcance todo, si no fuera por internet pues mucha gente a lo mejor no haríamos música. Pero si no hubiera internet mis letras serían muchísimo más código. Yo creo que, también, al que le mola es porque entiende ese código sin internet. Pues eso, Vallecas, mi viejo curraba en Entrevías, jerga vallecana de los ochenta, son cosas que van pasando de generación en generación.

Dormía en habita con mis dos hermanos, hoy en día por ellos me cortaría un brazo,

toda la vida me he movido con vallecanos, con el Dr Tube, bro, no te olvidamos,

con el Isacio, el Rupas, el Xavi y el Carlos, en el barrio con el Pablo hablando de carros

Ahora que citas Vallecas, recuerdo Tiro al aire en Más cornás da el hambre, donde hablas por encima de tu infancia y adolescencia. Cuéntanos un poco por dónde te has movido.

Yo he vivido hasta los quince años en Cuatro Caminos. Me he movido con vallecanos porque tenía muchos amigos de Vallecas. Luego a partir de los quince años he vivido en Moratalaz.

Más cornás da el hambre se lo dedicas a David Orero aka Dr Tube, ¿quién era?

Sí, es un amigo mío que murió hace dos años y pico y es una de las personas con las que empecé en la música. Era productor y también cantaba. Se lo hacía todo, igual que yo se lo hacía todo. Era amigo mío antes de que hiciéramos música los dos. Luego empezamos a hacer música, él me ha influenciado mucho, en las letras. También es el que me ha enseñado el tema Moog, en el tema instrumental. El Tube…es la útima vez que he llorado, aparte de cuando nació mi hijo por la emoción, es la última vez que he llorado por algo chungo. Una movida muy jodida. Era de Vallecas, por eso lo de “me muevo con vallecanos”, él entre otros.

Soy el cabezazo de Poli a Whitaker

Cambiando de tema, tengo entendido que te gusta el boxeo.

Me flipa el boxeo. He practicado un poco boxeo, era muy amateur, ir al gimnasio y poco más, no he competido. Me mola mucho el boxeo. Lo de Whitaker lo vi, o sea no lo he visto en internet, lo vi. Me quedé hasta las mil. Era muy enano. Y encima pues yo qué se, creí que Poli debería haber ganado el combate. Luego he visto el combate muchos años después y joder, Poli le echa huevos, da la cara, pero Whitaker en puntos le mea. Pero el día que lo vi dije “¡joder pero si el Poli le ha reventado!”. Me acuerdo perfectamente de nano de verlo en mi casa, la rabia del Poli, la rabia del chaval de barrio, de meterle un cabezazo. Cuando entrenaba a boxeo, allí en Vallecas,  en una de las tantas reapariciones del Poli, él decía, primero, que estuvo desde el cuarto asalto que le rompió una costilla el pive, estuvo con una costilla rota que es dolorosísimo, y eso le da más mérito, y que le dio un cabezazo porque Whitaker le escupió. Eso no se ve en el vídeo, pero dice que en una que se cayó el Poli que Whitaker le escupió y por eso le metió el cabezazo.

¿Entrenabas en el gimnasio donde entrenaba Poli Díaz?

No en el original. Te estoy hablando de finales de los noventa, principios del dos mil. En una de sus miles de reapariciones estaba ahí. Me decía “¡con esas greñas no se puede ser boxeador!” (risas).

Con mis chicos malos como los Pistons, dirigiendo el game a lo Isiah Thomas,

en mi play-off no pides tiempo muerto, Asesino Silencioso Joe Dumars

Ahora se ha puesto la NBA de moda y parece que todo el mundo veía la NBA antes de Gasol. Sin embargo, una vez más, tú tienes referencias en las que se nota que has vivido el momento, igual que con lo de Poli Díaz. Hablas de Joe Dumars y los Detroit Pistons de los ochenta.

Claro, pero tienes que ser clásico, tienes que ser macarra. Macarrismo. Los Bad Boys son los macarras de la NBA. Pues igual, igual que te he dicho que lo de Poli lo vi en directo, los Detroit Pistons los he visto, de eso estamos hablando ya de muy niño. Me flipaba Rodman, fíjate. Que Rodman no es un pive para que te flipe, porque es un reboteador. De niño ves las cosas de otra manera. Recuerdo estar de crío pues eso, a las cuatro de la mañana viendo a los putos Bad Boys: Microondas Johnson, Asesino Silencioso Joe Dumars… Y es que encima pues hay muchos clásicos en la NBA, pero ¿cuál es el clásico más hijos de puta? Pues Detroit Pistons, pues los Bad Boys tienen que estar ahí en mis letras.

Bueno, ya para ir cerrando. Fuiste padre hace poco. Felicidades. Aunque suene a tópico, ¿le vas a poner rap? ¿Te gustaría que rapease también?

Muchas gracias. Sí, un año va a hacer el chaval ahora. Yo le pongo todo tipo de música, él que haga lo que quiera. Me molaría más que fuese futbolista y me retirase (risas). Con el rap no le auguro un buen futuro económico (risas). Que sea lo que él quiera. Hombre, imagínate, pues que haga un rap muy callejero…como padre…yo no quiero que mi chaval sea un tolay pero tampoco quiero que sea un Jaro, ¿sabes lo que te digo? (risas). Que haga lo que quiera, yo le pongo todo tipo de músicas.

Última pregunta. ¿Estás trabajando en algo? ¿Piensas sacar algo próximamente?

Llegué a pensar sacar solo temas sueltos y vídeos, ya no sacar trabajos. Porque luego al final tiene la misma repercusión un vídeo y un tema. Aunque luego al que le mola evidentemente prefiere un disco que un vídeo. Pero a la hora de tener repercusión, es que hago un disco y a los quince días me están diciendo que cuándo saco lo próximo, ¡pero si me he tirado dos años para hacer esto! Pero sí que voy a sacar trabajo finalmente. Estoy trabajando en un vídeo y en un disco. Un título provisional es Yo, El Coleta. 2013 es el año.

12

Fotografías por Selector Marx