WestSide Gunn, FLYGOD

westside gun flygod cover

_

WestSide Gunn – FLYGOD

(2016 – Griselda Records / Daupe!)

___

Aunque Griselda Records nació como un spin-off de la marca de ropa Fashion Rebels, bajo la dirección de WestSide Gunn se ha convertido en una referencia tanto en lo musical como en lo que a coleccionismo se refiere. Buen ejemplo de ello es que si quieres hacerte con la edición en vinilo del disco que nos ocupa, mínimo tienes que preparar 500$. Sus “Hitler Wears Hermes” empezaron en 2012, pero sin duda fue “FLYGOD” la obra que generó el buzz suficiente para que las miradas se centraran el mc de Buffalo. Así como El Diablo viste de Prada o Hitler viste de Hermes, este Dios también viste elegante. 

Hace ya más de un año que descargué “FLYGOD” de rebote, con alguna expectativa debido a las colabos y producciones pero tampoco demasiadas, con la idea de meterlo a los auriculares y esperar a tener un rato para dedicarle. Ese mismo día por la noche, me lo puse mientras volvía a casa en Metro, y los dos primeros tracks me bastaron para dejar de dar cabezadas en el asiento del fondo de un vagón sucio y viejo de la Línea 9 y comenzar a generar dopamina como si el disco fuese un manjar, la droga más psicoactiva o sexo con una modelo.

Los próximos días seguí sacándole el jugo y dándole vueltas al descubrimiento hasta llegar a convertirse en uno de mis discos favoritos en lo que va de década, codeándose con joyas como “Reloaded” de Roc Marciano o “TuPAB” de Kendrick en el Olimpo de mi disco duro. A día de hoy, estas escuchas me han permitido primero disfrutarlo y después querer compartirlo y, si es posible, alegrarle un viaje en metro, un día de gimnasio o una tarde tranquila en casa a alguien que sintió pereza al darle al play cuando se topó con este trabajo en primera instancia, como casi me ocurrió a mí.

_

___

El estilo de WestSide Gunn bebe de la Nueva York más callejera y violenta de los años 90. Sigue el prototipo de joven descreído que se gana el pan como se ha hecho siempre en su entorno, con la droga; reza para agradecer seguir vivo y encuentra en el rap una forma de escapar y a la vez hacerse respetar. Y es que proviene de la ciudad de Buffalo, población a la que por desgracia suelen situar las estadísticas entre las ciudades estadounidenses con mayor número de gente bajo el umbral de la pobreza. Como consecuencia, también posee una de las mayores tasas de crimen por habitante del país, siguiendo no muy de lejos a la desindustrializada Detroit por ejemplo.

El mejor resumen posible de la situación lo escupe con inquietante frialdad en They killed Pookie: ‘I’m from where your mom’s on crack and you fatherless’. Pero no es el primero en este rollo rapper-dealer-religioso, ni mucho menos. AZ más de 20 años antes ya afirmaba ‘We were beginners in the hood as Five Percenters but something must have got in us ‘cause all of us turned to sinners’, explicando a la perfección con sus palabras ese dilema entre la religión y el camino recto contra el problema moral que pueda provocar su vida en las calles ahí afuera. Por su lado, los originarios de Queens, Mobb Deep son, no sólo tomados como referente, sino incluso citados por Skyzoo, cuyo estribillo en el track que aparece dice ‘There’s a war goin on outside no man is safe from’, de uno de los clásicos del dúo, Survival of the fittest.

También desde Queens la pareja Capone-N-Noreaga habla de su peligroso barrio con un juego de palabras entre LeFrak (su vecindario) e Irak (algunos años antes tuvo lugar su guerra contra Irán y algo más tarde la Guerra Del Golfo) y hasta titulan su debut “The War Report”, pero al fin y al cabo no es más que hacerse con la pasta, get the Bloody Money. Por último, otra importante referencia sería el recientemente desaparecido Sean Price aka Ruck de Heltah Skeltah (RIP). Figura prolífica, vínculo entre la vieja y nueva escuela y estandarte del panorama no sólo en los ’90 con su grupo y el colectivo Boot Camp Click sino también en los 2000s y 2010s, firmando una de las carreras más sólidas a lo largo del tiempo que me vienen a la cabeza (Nocturnal, 1996; Monkey barz, 2005; Jesus Price Superstar, 2007; Random Axe, 2011; Mic Tyson, 2012). Y es que el protagonista del artículo le pone en un pedestal en 55 & a half: ‘Havin visions of Sean Price […] now I’m the greatest hindsight’.

_

DIOS EN LA CALLE

___

 
WestSide Gunn

WestSide Gunn

Pero, volviendo a esta era, Gunn desde la primera frase de su obra deja claro de qué va el tema. Lo primero que se escucha al darle al play es a algún orador recitando La Biblia, concretamente el Juan 3:9, que dice: ‘Whosoever is born of God does not commit sin, for his seed remaineth in him, and he cannot sin because he is born of God’. Pero no sólo eso; sus primeras palabras del disco son Arm, Leg, Leg, Arm, Head (Allah), acrónimo que en la Nación de los Dioses y las Tierras usan para explicar que cada uno es su propio Dios, una forma terrenal de referirse a lo que en las religiones se considera divino.

Él mismo se define como un street backpacker, un mochilero de las calles, y es un resumen perfecto, pues es alguien que ha pasado tiempo en ellas, que las conoce y que las exprime hasta tal punto de sacarles dinero, antes con el trapicheo, ahora con el rap. Le catalogaría dentro de esos MCs contemporáneos que no prostituyen su arte, ni vienen a por la canción del verano y ser olvidados en un par de años, sino que tienen intención de aportar algo a la cultura, dejar su nombre grabado y que se les recuerde como referencia. Dentro de este círculo cada vez más prometedor incluiría también a su inseparable hermano mayor Conway, a los ya leyenda del under Roc Marciano y Ka, a Daniel Son desde Canadá o a Hus Kingpin y SmooVth, que se han dejado ver sobre instrumentales del malagueño Manu Beats; por citar algunos.

Pero pese a haber ciertas referencias sagradas, ni mucho menos es “FLYGOD” sólo religión. El grueso de las líricas es ego, calle, dinero, braggadocio. Esa calle se ve reflejada en ciertas líneas, siendo estas las más representativas: ‘I was on the path makin’ money on the ave” o “the crack in the chip bag, the mac in the trash’ haciendo referencia a ese viejo truco de los dealers de dejar su arma escondida en algún sitio, en este caso en la basura, y la droga en la bolsa de patatas, por si la policía o alguna banda rival diese una sorpresa.

_

NARCOS Y DEALERS

___

Ya te habrás dado cuenta que todo lo que rodea al crimen y las drogas es fetiche en Griselda Records. Si además eres amante de la mitología del narcotráfico, te despejamos la duda que te ha podido surgir: efectivamente el sello se llama así en honor a Griselda Blanco Restrepo, aka La Viuda Negra aka La Madre de la Cocaina. Este culto, como es obvio, tambien se deja ver en “FLYGOD”.

Chapo Guzmán. Fotografía de Pedro Valtierra

En Free Chapo, WSG, pide libertad para el Chapo Guzmán, un importante narcotraficante mexicano que fue detenido hace unos meses tras fugarse dos veces de la cárcel. Al fin y al cabo la gente como él es la que, indirectamente, le ha dado de comer durante años, para bien o para mal. Es capaz de hablar continuamente de temas mafiosos o pseudo-mafiosos como si acabase de escapar de Affirmative Action. Aunque El Chapo no es el único antihéroe que se menciona a lo largo del disco…

En Gustavo por su parte se le oye repetir eso de ‘Everyday make money and pray’ hasta llegar a parecer un mantra, algo que ya tiene interiorizado y a lo que está acostumbrado: hacer dinero ilegal, pedirle a Alá ver otro día, tener ojos en la nuca. Es fruto de la constante tensión que provoca su entorno. No le importa nada más, su conciencia está tranquila. Simplemente está ahí, hay que hacerlo y lo hace. Y repite esa frase porque es en lo que cree, igual que Trane repetía aquello de A Love Supreme en Acknowledgement.

Quizá la admiración de WSG por el colombiano (primo y mano derecha de Pablo Escobar) sea, no sólo el haber creado un auténtico imperio gracias al tráfico de cocaína, sino también el haber demostrado lealtad y honor a su primo aun cuando el precio a pagar fue tan alto. [SPOILER] Y digo tan alto porque justo antes de comenzar a sonar Gustavo, Daringer samplea un pequeño diálogo de Narcos, la serie de Netflix, que se corresponde con el asesinato del traficante por parte de la policía. Asesinato que quizá podría haber evitado soltando algún que otro nombre [FIN DEL SPOILER]. Tanto Gunn como Keisha Plum, la voz femenina del tema, le escriben, admiran y lloran en cierto modo, probablemente porque saben lo difícil que es encontrar en la calle gente con unos principios tan férreos. ‘Tears shed in Medellín’ dice Keisha, y probablemente alguna también en Buffalo.

Otra referencia de la pequeña pantalla la encontramos, esta vez por parte de Conway, en Omar’s Coming, donde el MC se compara al carismático personaje de The Wire, conocido por ser un famoso ladrón de camellos de Baltimore, que siempre llevaba gabardina, una escopeta y silbaba una famosa canción infantil que anunciaba su presencia

‘I come through, niggas throw the bag out the window like Omar coming’

Pero calle no es sólo droga y shout outs a camellos y narcos, calle también es amor por los suyos o ese peligro y falta de esperanza que a veces se solapa con nihilismo, como vemos en 50 in Zenith: ‘Kiss my mom on the cheek, because this kid didn’t get to make it home last week […] I pray the lord my soul to keep’. O en Shower Shoe Lords donde West escupe ‘I never gave a fuck, never will’ dejando las cosas claras contra los suyos, pero unas barras después también con los suyos: ‘My nigga wrote me, said he heard I’m out here killing shit, I put a grand on his books’ haciendo alusión a algún amigo preso al que ha enviado dinero, recordando sus orígenes y quién es su gente.

_

LA MODA Y EL LUJO

___

Westisde Gunn fotografiado por Matt Peng

WestSide Gunn. Fotografía de Matt Peng

Algo también destacable en la parte lírica del disco es el inagotable name droppin‘ de marcas de ropa y coches. Según tengo entendido, el MC vive (o ha vivido) en Atlanta, ciudad de USA donde la cultura de coches, como en todo el Sur, es inmensa, por lo que algo ha sacado de ahí: Benzo, Dodge… Pero los diseñadores y las zapatillas parecen ser sus verdaderas pasiones: Dior, Prada, Tisci, Kenzo, Cavalli, Balmain, Filling Pieces… Todas ellas mencionadas a lo largo del álbum. Me recuerda mucho a ratos a ese primer cacho de Kool G Rap en It’s a Shame: ‘I own racehorses and a fortress […] Mona Lisa portraits […] jacuzzis and saunas, front yard stream full of piranhas, […] private jet, diamonds infested Rolex’ También al jovencito Jaÿ-Z (sí, con la diéresis) del 96 con Clark Kent en ese Cashmere Thoughts, cuyo título lo dice todo.

Siempre ha existido esa conexión/sucesión de hechos en aquellos barrios entre droga-dinero-más dinero-más dinero aún-lujo, y WestSide Gunn es otro nombre que añadir a la lista de antiguos dealers, ahora con dinero, que despilfarran su pasta tras haber sufrido tanto por su culpa años atrás. Es básicamente ese orgullo que tenía Biggie en Juicy hablando de limusinas, Moët, kilates y comprándole un Acura a su madre. O el que tenía Pac hablando de Hennessey cada vez que había que sacar el ego a pasear. O Raekwon en Incarcerated Scarfaces cuando suelta ‘From staircase to stage, minimum wage, but soon to get a article in Rap Page’.

_

LOS FEATS Y EL SONIDO DE DARINGER

___

Conway y WestSide Gunn

Conway & WestSide Gunn

Por último me gustaría hablar del resto de gente del disco. Al micro quizá los más destacados sean Roc Marciano, Action Bronson o incluso Your Old Droog sobre ese precioso sample de Les McCann, pero las caras menos conocidas del panorama como podrían ser Benny o Mach Hommy, afiliados de Griselda, también cumplen su papel a la perfección. Ojo con estos dos: el primero lleva cocinando un tiempo su LP “Butcher on Steroids” y de momento los singles son para que más de uno se eche a temblar; y sobre Mach, -a día de hoy ya fuera del colectivo Griselda- da la sensación de que no tardará mucho en dar que hablar si es que no lo está haciendo ya, juntándose con otro ex-Griselda como es Tha God Fahim. Aunque quizá el más importante de todos sea cómo no Conway, que aparece en tres bangers y además del demasiado breve “Reject 2”, su mejor trabajo hasta el día de hoy, está preparando su disco “G.O.A.T (Grimiest Of All Time)”.

En cuanto a producción es algo parecido. Tenemos gente de renombre como Apollo Brown (The Left, Ugly Heroes) o Alchemist que llevan ya unos años haciendo maravillas, pero es obligatorio destacar al que era un completo desconocido para mí hasta que escuché este disco: Daringer. Rescata a la perfección ese sonido mugriento de la Costa Este de mediados de los 90 característico de genios como Havoc, RZA o los Beatminerz pero a la vez con un toque renovado. La facilidad con la que WSG se amolda a los beats del productor es increíble, facilitando ese flow lento y esa imagen violenta que va pintando con cada frase.

Todo esto ha servido para que en cosa de un año el dúo de hermanos de Buffalo colaboren con peña de la talla de Royce Da 5’9”, Kool G Rap o Prodigy (RIP) y llamen la atención de Eminem, que se encargará de sacar por su sello Shady Records los proyectos de ambos rappers por separado como de la pareja que forman: Hall N Nash, en referencia a la dupla de wrestling de los ’90 formada por Scott Hall y Kevin Nash. Ya adelantaron algo hace un par de años en en un EP publicado por Griselda, que posteriormente reeditó en vinilo el sello británico Daupe! (el aliado de Griselda en la distribución en Europa) y que en vinilo ya ronda de los 130€ a los 600€, según la edición.

Pero eso ya es otro cantar. De momento hay que digerir todo el material que tienen tanto juntos como por separado, que no es poco, y prepararse para lo que viene: “Butcher on Steroids”, “G.O.A.T”, un proyecto sin nombre de Hall N Nash con Alchemist y otro del ya materializado dúo WestSideDOOM en el que el mc de Buffalo se une a MF DOOM y del que ya puedes escuchar un par de singles.

Aquí tenéis el clip de su primer single con Shady Records, Machine Gun Black, un tributo a su amigo de mismo nombre que murió en el tiroteo del que Conway salió con la mitd de la cara paralizada por dos balas que le entraron por la nuca, it’s ain’t no joke.

Texto por DMP

_