“Sólo me hace falta el calor” Dano & Emelvi / H Roto – 15/11/2013

El viernes 15 de Noviembre se presentaba en Madrid “Equilibrio” tras haber girado por una buena parte de la geografía española. Ya les tocaba a Dano y Emelvi jugar en casa, y para ello se acompañaban de H Roto que haría lo propio con “Vacío Pero Lleno” con Dj Cot a los aparatos. Si quieres saber que pasó en Charada con todo detalle, sigue leyendo.

Fotografías por MLC Fotografía

Cuando entré H Roto ya estaba en el escenario respaldado por Dj Cot, y las voces filtradas del ritmo de Todo Lo Que Soy resonaban por la sala. El joven mc de Madrid ya había empezado el repaso de “Vacío Pero Lleno”, que siguió con Reloj de Pulsera solicitando a un Orfebre que no estaría allí, quedando el tema algo colgado para los que esperábamos el estribillo cantado. Tras balancearnos con el sinte que hace de bajo, siguió Nada Que Perder, antes de introducir acapela uno de los cortes con clip del EP, Cierra La Puerta. El público estaba envuelto en los ritmos de Niño Maldito coproducidos por Dano, y la intimidad de H Roto, con un Dj Cot bastante activo y haciendo las delicias de los que echamos de menos buenos dj’s en los conciertos.

Continuaron con Cristal/Asfalto, con esa bufanda de cuadros que –ya no huele– sin descolgarse del cuello. Se salió del EP rapeando Me Pregunto, uno de los temas sueltos que lanzó una vez estaba su trabajo en la calle. Cerraron con Ambición logrando finalmente levantar a la sala ya que sin duda es uno de los temas más duros del disco, gracias en parte a el loop de batería reventando los pechos, y las muestras de voz forzando el movimiento en los cuellos.

Exceptuando el cierre, el bolo no fue movido, pero es que la música de H Roto tampoco lo es, aunque su actitud en el escenario si fue más directa y agresiva que en los rapeos del trabajo. Quizá este sea el punto más distante con parte de su público allí presente. H Roto consigue que su música impacte más sobre el escenario, y se vale de sobra para hacer esa dupla mc & dj sobre las tablas prescindiendo de corista (aunque quizá enganchar al Orfebre para las dobles voces ensamblaría bien con el planteamiento). Supo hacer que las pausas que a veces usa en la estructura de sus barras no sonara vacía, y los espacios que cede a los ritmos muchas veces los aprovechaba bien Dj Cot, pero quizá había parte del público que no está familiarizado con un ambiente tan pausado. “Vacío Pero Lleno” suena mejor y más directo en vivo que en los cascos, y quizá no sea mala idea seguir con esa apuesta, mueva al público o no, y explotar algo más a Dj Cot (al que nunca había visto en directo) que demostró tener capacidad para dar más juego.

No tardó mucho Emelvi en cambiar el cableado y dejar todo listo para que empezara a sonar “Equilibrio”. Arrancaron con el corte de mismo nombre, con el público expectante nada más empezar a sonar el beat a la espera de la aparición de Dano, que lo hacía desde detrás de Emelvi. De nuevo dupla sin corista, como no podía ser de otra forma, ni falta que hacía. Acababa Equilibrio, y poco tardaron en decirnos que aquello no sólo iba del EP, sino que también íbamos a tener oportunidad de escuchar tanto cortes viejos como algunos que están por salir. Dano se tiró un inédito antes de que viniera ¿Tú No lo Hueles? con Emelvi lanzando la voz de Mucho, aunque ya se encargaban Dano y el público de hacerle coros. Dano cantaba el estribillo final y, confiando en mis anotaciones, fue aquí y no en Equilibrio cuando usaron el sample de Hip-Hop Hooray que cantó Dano mientras imitaba el baile del vídeo. Tras definirse como un gorrón de beats, y ambientarnos bajo un puente de mediados de los ’90 con bidones dando calor y glorias del spanish rap como Nafamacho y Kamikaze, Emelvi lanzó un ritmo duro sobre el que Dano rapeó sus partes de En Mí y Malaria, sendas colaboraciones con Acqua Toffana.

Cuando entró el siguiente beat con esa voz ronca diciendo –I need to do it again– seguramente a más de uno se nos vino a la cabeza la voz de N-Y diciendo lo que le dicen sus Nikes, pero Dano se tiró otro inédito que hablaba sobre su propia guerra sobre el beat de Emelvi de la canción de MDE Click. Tras el inciso en “Equilibiro”, el beat de Arriba con Emelvi lanzando los sintes desde su 4000XL puso a levitar a una sala que a esas horas ya estaba prácticamente llena. Hubo bastante tiempo también para salirse del EP, y Emelvi disparaba un ritmo latino para que Dano nos contara el secreto de cómo ser rico siendo pobre. Tras este inédito reincidiría en su vicio para choricear ritmos, y le dedicaba el siguiente tema a Agorazein antes de  que Emelvi lanzara el beat de su remix de Balas Perdidas. Dano cantó su estribillo con el público coreando y después tiró sus barras de El Corro para después contarnos en un párrafo la historia de Ziontifik. Después nos teletransportaron a Buenos Aires con el tercer volumen, y muchos pensamos en lo bien que hubiera estado la presencia de Edac Selectah para lanzar sus scratches. De nuevo volvieron los inéditos, esta vez con estribillo de Dave Bee lanzado por Emelvi.

Las voces de The Beatnuts cruzaban el Charada, –You Believe in God? You Do, tell him to save you– y para cuando sonó Salvación el público ya estaba totalmente entregado al show de Dano & Emelvi. Después hubo tiempo para hacer en directo por primera vez un experimento que se les había ocurrido. Dano dejo el micro y se fue al lado de Emelvi. Éste empezó a tocar un ritmo en el MPC, y tras unos compases empezó a introducir las trompetas de Jungle Boogie de Kool & The Gang. Dano empezó a cantar el estribillo de Five On It y a loopearlo en distintos tonos, mientras Emelvi iba reconstruyendo el ritmo desde el MPC y una parte del público coreaba con Dano. Tras el tributo a Luniz y Tone Capone, dieron paso a los “Black Ops”, Vuelve y Simple (no recuerdo si por ese orden), a los que el público respondió con algo más de énfasis, aunque cierto es que en todo momento fueron(-imos) adeptos a la causa. Solo quedaba un tema de “Equilibrio” por repasar, y la risa que abre Pasaje trajo de nuevo a la mente de los presentes la imagen del pájaro. El público coreó a Marlena y la frase de Wu-Tang de cierre de párrafo con euforia, conscientes de que aquello llegaba su fin.

La presentación de “Equilibrio” en vivo llegó muy madura a Madrid tras haber recorrido una parte importante de la Península. Dano y Emelvi se comunican a la perfección en directo de la misma forma que ensambla su música, y de la misma forma que contactan con el público. Aunque por un momento imaginé ese bolo con Edac Selectah a los platos, el trabajo de Emelvi, que también hizo sus pinitos como dj en alguna ocasión, hizo que no se notara una ausencia de dj y que en todo momento existiera ese respaldo musical que necesita un mc en directo. Para los que no estuvieron, por allí hubo varias cámaras grabando, así que si hubo buenas tomas puede que en algún momento podamos ver imágenes del directo en vídeo.

Mención especial a Cálido Lehamo, que se encargó del sonido que no falló prácticamente en ningún momento, además de sonar a rap. No sólo hacen falta artistas, público, y cómo comentábamos el otro día managers y gabinetes de gente del rollo, que sea capaz de entenderlo y darle formar, sino que también hacen falta técnicos que lo mimen en directo y sepan tratarlo.