Signo y Sabas “Siempre Adelante”

Signo-Siempre-Adelante

Signo – Siempre Adelante

2014 – Gamberros Pro

2014 rima con recesión, corrupción, represión, penas de prisión. Vivimos tiempos oscuros y parece que vienen días peores. El nuevo disco de Signo, respaldado por su inseparable Sabas aka Big Sábanas, llega de la mano de Gamberros Pro en un momento necesario, casi urgente. Breve pero intenso, con nueve cortes y apenas 30 minutos de duración, desde el título hasta la última nota, Siempre Adelante es un manual de superación y autoafirmación personal frente al abuso político, mediático y policial. 

Criados en la escuela del graffiti, Signo y Sabas formaban parte de Ratas Inestables hasta su reciente disolución. Siguen siendo ratas en el verdadero underground pero un poquito más estables. Tras dos álbumes autoeditados (Actividades Extraescolares y Corazones Sincronizados), un proyecto junto a Yasin el Tangerino (Los últimos serán los primeros) y un álbum de colaboraciones (Tensión), para el productor y emcee de Alcorcón ésta es su primera referencia editada por un sello oficial y disponible en plataformas digitales como Spotify o PlayGoogle.

_MG_0268

Signo y Sabas. Fotografía por Sonia Pueche.

Siempre Adelante abre de la forma más hostil posible: una tormenta da paso a un beat frenético donde se intercalan sirenas con el alfabeto policial: Sierra India Golfo November Omega. Sin embargo, termina con calma y luminosidad, dedicado a quienes ven trampolines donde hay obstáculos. Esta progresión representa un mensaje que se repite constantemente a lo largo del disco: hay pesimismo, pero también esperanza.

La uniformidad del sonido es uno de los puntos fuertes del álbum, construido enteramente a través de sintes por Sabas -exceptuando Outro | Dedicado, firmado por I-Ace – y masterizado cuidadosamente en THSound Studio por G. de Pedro. El rap parisino de los últimos quince años juega un papel importante si indagamos en las influencias. Los beats hipnóticos y fríos que Animalsons consiguió para Booba o Therapy 2093 para Kaaris -la nueva revolución del rap francés- junto al ambiente de cuero negro y banlieue de Mac Tyer o 400 Hyènes, hacen eco en el álbum, su diseño y la estética de algunos vídeos, de la que son responsables 128 Films y Sonia Pueche.

En la parte vocal, el Paseo de Extemadura está muy presente. Joka, a quien antaño acompañaba Signo para los directos de Guante Blanco, trae la evasión con sus habituales imágenes (“Descompresión, deja que el móvil se desangre en el cajón / ven a flotar al submarino del salón”) en el excepcional Paraíso Mental, producida por Pastel Boys –el propio Sabas junto al polifacético Jesús Cuesta; Toscano aporta su anárquica crudeza en Niebla (“Picasso picando piedra en el arcén”) y Elio Toffana, acompañado por la suave voz de Razz Lacalle en el estribillo de Aunque caiga, se lo lleva con estas barras: sólo hacíamos teatro hasta el último acto, cuando venían los chapas en un C4 / el barrio es el mejor escenario porque en él todo gira en torno a algo imaginario, legendario / mientras otros contaban películas nosotros las estrenamos / entrenándonos, sabemos dónde estamos, chicos bravos”. Y sin salir de Madrid, invitan a Aaron Baliti de Hermanos Herméticos en No excusas, apuesta segura en las letras con perlas como ésta: El egoísmo en lo humano marca la tendencia / es una sorpresa si alguien lo aprecia / el altruísmo en la persona marca la diferencia.

Sobre conceptos contrapuestos (abrir escuelas para cerrar las cárceles“, “las esquinas hablan lo que los medios callan)  Signo firma uno de los mejores temas en Impulsos -con videoclip de Javier Díaz, próximamente- mientras que Sabas rescata Sueños en obras en un potente remix para una de las descripciones más gélidas del Madrid no turístico, las siete estrellas que jamás vi brillar.

_MG_0062

Fotografía por Sonia Pueche.

En Siempre Adelante el eterno dilema se resuelve satisfactoriamente para Signo y Sabas. ¿De la teoría a la práctica o de la práctica a la teoría? El resultado es radicalmente distinto dependiendo de cuál se parta. Ellos no han salido de ningún mítin ni son politólogos: vienen de abajo pero han tomado conciencia, a la fuerza, probablemente. Por eso no hay tecnicismos políticos, ni marcas electorales, ni adoctrinamiento: sólo un lenguaje directo en unos textos trufados de metáforas elaboradas (demasiado dentro para verlo desde fuera / en una cárcel sin barrotes cumpliendo condena / gastando mi tiempo, pagándome la celda) y verdades como puños escupidas a la cara (la democracia es mentira / aquí las minorías somos mayoría).

Las canciones no tienen mensaje: son mensaje, directamente. No hay panfleto, sólo una rabia bien canalizada, inmejorablemente resumida en el lema Qué importan las cadenas cuando existen las cizallas, estampada en la camiseta que Enrique Hurtado ha diseñado para Belmez Face acompañando el lanzamiento del disco. Insurgencia e inteligencia.

 

 Signo y Sabas “Siempre Adelante”

 Signo y Sabas “Siempre Adelante”