OG vs RMX: Method Man – Release Ya’ Delf #07

 

Otro sello de identidad de Wu-Tang, y que en aquella les supuso ser tachados de comerciales por algunos sectores de la crítica y el público aunque no era más que una evolución de su uso melódico de las voces, son esas introducciones y estribillos cantados. Daytona 500, Love Jones, Cold World, o Rainy Dayz  dónde canta la afiliada Blue Raspberry, son algunos ejemplos. La misma Rapsberry, es la encargada de  reversionar el clásico de 1978 de Glorya Gaynor, I Will Surive, para Release Ya’ Delf, el octavo corte de “Tical” (1994 – Def Jam). La elección de ese corte es perfecta. A mi entender trata de simbolizar ese espíritu de superación (pasando de la cursilada del original) tan ligado al rap game, y tan logrado en el estilo de Method. Por otra parte, representa su vez la mentalidad del Clan: “Wu-Tang is forever” / “And all you bitch ass niggas in the industry, your careers won’t be lasting long”. Me es innegable pensar en Method Man cuando Raspberry arranca con “Wheeeen I first stepped on the sceeeeeene, niggas was petrified…”. El corte de presentación de MethTical en el “Enter The Wu-Tang…. (36 Chambers)” es una auténtica lección de estilos derivada de la versatilidad de Meth a la hora de rapear, de escribir, y de entenderlo como un todo que exige fluir por el ritmo de todas las formas posibles. Aunque no sólo Method Man, los estribillos de C.R.E.A.M. o Da Mistery Of Chessboxin’, sus bailes por el ritmo en Shame On a Nigga o Protect Ya NeckComo si tuviese un estilo para cada especie de herbalz que prueba. Las barras de Meth están cargadas de típicas referencias del grupo como las artes marciales “To blow a nigga up with my five fingers of death”, las 40 Oz para celebrar la muerte de sus rivales “Then I drink forties to they memories”, y el wu-slang “Niggas think they bigger because they got their finger on the trigger of a biscuit”. Incluso, la influencia de los comics y el cine, y en general las escenas, se refleja también en el final del primer párrafo y el estribillo cerrado con voz de pánico.

“Emotion, coarsing through your town street vecinity, blutn smoke in the aire reveals my identity

As I keep it moving, we keep it moving uh

What’s that rhythm, what’s that sound? Party people getting down

When it hig no dobut about, just release, yo delf!!”

 

Es probable que el ritmo de RZA inspirara en cierta parte esas barras citadas anteriormente. La entrada de Blue Raspberry cerrando con los redobles de batería, seguida de la introducción de la muestra de trompetas con explosiones y sirenas, evocan la entrada de alguien que está creando pánico en la ciudad. Un colchón perfecto para que alguien entre con sus mil estilos, tan asociados por el Clan a formas de matar por la influencia de las artes marciales, y no deje rivales a su paso. No obstante, como opinión personal, y a pesar de que este corte me ha hecho saltar una, dos, tres, y decenas de veces en garos/jams/sesiones, no es mi beat preferido de RZA. Al otro lado del charco, el mismo año que salió “Tical”, un grupo de jóvenes británicos sacaba su segundo álbum  “Music For The Jilted Generation” (1994 – XL Recordings). El disco contenía canciones como Voodoo People, Poison o The Narcotic Suite que ubicaban al grupo como referentes de la música electrónica de principios de los ’90. Ese grupo era The Prodigy, qué en 1995 serían los encargados de remixear Release Ya’ Delf para la edición en single. El remix tiene un handicap, no incluye la voz de Raspberry, el mérito de The Prodigy es conseguir que no se eche de menos. Si no lo has oído y como yo eres un amante de ese primer sonido del trío británico, que luego perfeccionarían en “The Fat of The Land” (1996 – XL Recordings), disfrutarás con la combinación. El beat de The Prodigy no es menos escenográfico que el de RZA, en cierta parte diría que más gracias a la sensación apocalíptica que consiguen. Las primeras capas incluso recuerdan al original con esas trompetas y el sinte rememorando las sirenas y la sensación de pánico. La batería es un loop que te balancea continuamente, aunque a la vez te rompe ese balanceo con un par de golpes a contra ritmo, muy en la línea de los clásicos movimientos de Wu-Tang en los vídeos. Un par de detalles más, un corte de ritmo muy firma de la casa, y cuando ya estás hipnotizado por completo, silencio, un arreglo guapo con un redoble de batería y otra muestra, y “Check it”. Si faltaba algo para acabar de balancearte, añade a lo anterior el estilo de Method. El trío añade un par de muestras más (una de ellas parece ser una muestra de Raspberry puesta a modo de tributo) y para el estribillo añade una nueva capa de batería puesta a pelo para el “baby”, y que mantienen durante el resto del corte. El segundo párrafo de Method es lucimiento de capas por parte de Prodigy, para conseguir el lucimiento mútuo, especial mención de los cortes para el “The pistol cocked, If you don’t want to burn from the Glock, then beware, I buck shots” disparo incluído. Por último, mencionar ese pequeño skit de The Prodigy tributando el beat original del corte. Este remix es una de las primeras muestras de expansión de Wu-Tang Clan hacia otros horizontes, geográficos, musicales, y conceptuales, pues luego se vería más influencia de la electrónica en la música de RZA.