NoYork!: He did it this way

Blu – No York!

(2011 – Warner Bros / Reedición en físico 2013: Nature Sounds / New World Color)

Texto por Threes X

“The apple doesn’t fall too far from the tree…

If it wasn’t here, nothin’ really, where would we be?”

Amantes del formato físico están de enhorabuena, dos años después de la accidentada salida al público de su álbum “NoYork”, Blu ha decidido editarlo y comercializarlo de una manera más normal, rebautizándolo además como “York”. Es por ello que aprovechamos esta ocasión para presentar una review de este trabajo de uno de los grandes newcomers (aunque ya es un poco tarde para seguir llamándole así, hay que tener en cuenta que “NoYork” estaba destinado a ser su primer gran lanzamiento) de la costa oeste de los Estados Unidos.

Johnson “Blu” Barnes, nacido en 1983 en la ciudad de Los Ángeles, California. Después de una prolífica juventud en la que destaca por su versatilidad y por su liricismo y con el que muchos consideramos uno de los grandes trabajos de la pasada década, “Below the Heavens” (2007 – Sound In Color) bajo el brazo, consigue el sueño, consigue ese ansiado contrato con una gran multinacional, la que le daría esa oportunidad de estar por todo el mundo. Esta firma fue algo sorprendente para los que conocían a Blu ya por entonces, pues su comportamiento siempre ha sido más enfocado a hacer lo que le apetecía en cualquier momento más que ceñirse a lo que debería hacer para atraer o generarse más público, pero en cualquier caso, suponía un gran paso adelante en su carrera, estamos hablando de una firma con Warner.

 

“Fuck a book when they still take a look

I tell them please no pictures yo, bought to be mindful”

 

El trabajo que Blu preparó para este acuerdo fue el que nos ocupa, “NoYork” con el que referencia sus pensamientos pasados de vivir en Nueva York, casado y con un hijo al tener los 27 años, para entonces, Blu no había cumplido este propósito y de ahí deriva el título del álbum. Sin embargo, no todo iba a ser tan eficaz y veloz como Barnes estaba acostumbrado, siempre pensando en el siguiente trabajo, sin causarle demasiados problemas el hecho de que el mismo no estuviese masterizado y siendo un amante declarado del LoFi, Blu esperaba esa misma facilidad por parte de Warner para sacar su trabajo al mercado.

Pero no fue así, el disco estaba grabado, masterizado e incluso existían las copias físicas del mismo, pero Warner, por motivos que no han salido a la luz, decidía posponerlo una y otra vez además de denegarle cualquier tipo de publicidad al mismo. Por supuesto, esto acabó como muchos sabréis, Blu repartió estos CDs en algunas tiendas y en algunos de los shows que estaba dando por entonces dejando así en jaque a Warner, que tenía que hacer oficial la salida del CD ya, pues su expansión por la red fue veloz.

Sin embargo, pese a lo bonito o romántico de la anécdota, el trabajo se merecía una release bien hecha, y desde Nature Sounds se la han ofrecido, una vez que Blu rescindió su contrato con Warner.

 

 

Pero tras tanto hablar del trabajo, ¿qué nos ofrece Blu en “NoYork”? Nos trae un Blu experimental, un nuevo Blu. Metido de lleno en las nuevas corrientes de la costa oeste se rodea de algunos de los productores más creativos y debido a ello encontramos este resultado. Pero para verlo mejor vamos a ver algunos ejemplos concretos de lo que vamos a poder escuchar.

Empezamos con Doin’ Nothing, acompañado de U-God y con Flying Lotus en el apartado de producción, sirve perfectamente para presentarnos que estamos ante algo nuevo, no busques al Blu de siempre, ha salido en busca de nuevos caminos. Pero no se olvida quién es y por qué es considerado por muchos uno de los mejores. En Never be the same, producida por Samiyam le encontramos cargando contra la industria, contra los rappers actuales, con un toque de nostalgia para lo que fue la mejor era del rap poniendo énfasis en la pobreza del liricismo actual. Acompañado de Nola Darling haciendo apoyos en el hook y Sa-Ra consiguen además darle una musicalidad genial al tema.

“Getting busy in the Burger King Bathroom”

 

Sin despegarse mucho de la temática encontramos poco más tarde uno de esos temas que le gusta hacer, un back in the days en toda regla, Above Crenshaw, para mí un tema bastante infravalorado con beat de Samiyam también. Seguiremos con Soupa, track que sirve perfectamente para explicar el estilo NoYork, encontramos a Barnes con sus habituales dudas, con su liricismo apabullante, con esperanzas y pensamientos pero esta vez sumergido en éste nuevo sonido, proveniente una vez más de las teclas de Samiyam en uno de los beats más particulares de todo el trabajo. Si además añadimos el toque preciso, sutil y brillante de la voz de Suzi Analogue, tenemos el perfecto exponente para definir el trabajo.

Realismo puro es lo que encontramos en Hours, track que me gusta usar para marcar la “división” del trabajo, pues se puede apreciar un cierto cambio a partir de aquí. Posee un estribillo simple y simplista que engancha, producido en éste caso por Daedelus, del que se me viene rápido a la mente su trabajoExquisite Corpse” (2005 – Ninja Tune), del que destaco a su vez el track que tiene con MF Doom, Impending doom.

Tras ello, Spring Winter Summer Fall podemos ver al Blu más íntimo, dándonos los que probablemente sean los versos más cargados del trabajo bajo una producción de Shafyq Husayn y rodeado de la dulce voz de Jimetta Rose.

“Saw a child without his shoes tied run with a gun

Yelling back at one saying all he wanted was fun”

 

No podemos pasar por alto el único tema que nos presenta el dúo famoso; Exile pone su granito de arena para este trabajo de su amigo en Tags, en el que vemos que también Exile consigue meterse en la ecléctica atmósfera de “NoYork!”.

 

Pero cuando ya se ve claramente el vuelvo más colorido y más vivo es en el que sirvió de single para el álbum, hablamos de My Sunshine, producido por Shafiq Husayn, aumentando la presencia de Sa-Ra en el trabajo y con Nia Andrews en un bonito estribillo. Muchos aún nos preguntamos el por qué de este track como single, si bien me parece buen single, no me parece representativo de lo que se encuentra en NoYork, probablemente se resuma en motivos de facilidad para mover un track de este estilo con un gran hook.

Durante todo el tramo final seguimos viendo apariciones de ese estilo plagado de samples de soul y jazz que siempre han caracterizado al de Los Ángeles, Jazmine con la voz de Andy Allo y Jazzmen son buena prueba de ello, con presencia de fragmentos en los que vemos mezclas de estilos, brillante trabajo de producción, una vez más.

Más adelante Blu, acompañado de Edan, nos llevan directamente a una jam en Ronald Morgan, donde ambos arden escupiendo versos, haciendo imposible que no se te vaya el cuello.

“New school is cool, but they dont come close”

 

Nos acercamos ya al final mientras nos topamos con Keep Pushinn, producción en éste caso de Knxwledge, nos devuelve al estadío de reminiscencia que supone esta última parte de “NoYork!”, con un beat que bien podría haber entrado en el aclamado ya “Below The Heavens” y que devuelve a Blu a sus habituales sonidos.

Y se termina el debatido trabajo de una manera genial, con un posse cut de lo que el propio Blu denomina en el track New West Coast, compuesta por varios de los nombres que más se movían por 2011 y que se siguen moviendo en la actualidad, responsables del estado actual de la música de la costa oeste en gran parte. Estamos hablando de gente como Jack Devey, Tiron, Ayomari, El Prez, U-N-I y Pac Div. Todo esto bajo el mismo beat de Flying Lotus que abría el trabajo en Doin’ Nothin, esta vez titulado Doin’ Somethin.

 

Para terminar, a modo de pequeño resumen, diremos que la primera mitad del trabajo le costó muchas críticas precoces a los pocos días de la salida del disco, en parte porque es uno de esos trabajos que necesitan algo más que una escucha rápida y en parte porque muchos de sus seguidores esperaban la continuación del de Los Ángeles por la senda que había transitado anteriormente, mucho más influenciada por el jazz, regada por el estilo de su amiguísimo e inseparable Exile.

Para estos críticos, la segunda parte del trabajo fue un pequeño alivio, un descanso en la batalla que libraban para reencontrarse con su querido artista, para comprender el giro de estilo que estaban escuchando. Personalmente fui uno de esos escépticos con las primeras escuchas, y esta segunda parte es la responsable de que siguiese dándole vueltas a “NoYork!” y que acabase comprendiéndolo, aceptándolo e incluso escuchándolo de manera habitual.

Si bien con la lista de productores ya se podía esperar un giro bastante grande respecto al Blu más conocido de “Below the Heavens”, un giro que se produce hacia unas tonalidades más arriesgadas, electrónicas y eclécticas que ofrecen a Barnes posibilidad tras posibilidad para desplegar su amplio abanico de estilos, probablemente su aspecto más destacado como artista.

“They danced through topics while skimming the truth

Skinny dipping in each other’s optical visions nude”

 

En definitiva, se trata de un álbum creado para ser el debut de Barnes en una multinacional de la talla de Warner un debut increíblemente arriesgado, donde se aprecia que más allá de buscar contentar o llegar a las masas, Blu busca contentarse a sí mismo, buscar sus límites, en “NoYork!” se ve ese balanceo entre límites, esa búsqueda del experimento poniendo voz a lo que fabrican los beatmakers del Low End Theory que tiene lugar en su ciudad. No se me viene a la cabeza nadie mejor que Blu para ser esa voz, y probablemente a ellos tampoco.

“A baboon used to gamble his jewels to pay dudes”

 

Como conclusión final, me atreveré a decir que, si bien ha sido un álbum que como ya hemos comentado, ha podido dejar un poco sorprendidos a los fans de Blu, es probable que en un futuro dentro de unos años podamos ver influencias claras de este “NoYork!” en las nuevas olas que vayan saliendo de la siempre prolífica y movida costa oeste norteamericana.

Each one teach one.

Blu suena en