Larry June, el hustler de la vida saludable y el positivismo

Undefeated Summer 2020 – Drop 2 Editorial

Imagina que estás dando una vuelta por el barrio en un día soleado, oyes a tu espalda unos sintes funk con una batería de TR-808, giras el cuello y ves un McLaren por cuya ventanilla asoma un tipo con gafas de montura fina, una sonrisa de oreja a oreja y un gran zumo de naranja en su mano que te saluda con un rítmico ‘Ay Ay Ay‘. Esa especie de healthy hustler es Larry June, un mc de la Bay Area que rapea sobre comida saludable, mantener la mente equilibrada, ser independiente económicamente, detalles de citas con mujeres y coleccionar deportivos raros. Una reversión orgánica del hustler de Frisco que a través del positivismo de sus letras, sus ad-libs herencia del funk de Bootsy Collins, Jimmy Castor o el humor televisivo afroamericano, y su cadencia más cercana al spokenword que al rap, se ha situado como un mc con una personalidad propia en la escena.

No le verás en las galas y los medios porque no es su parte del juego, pero con su prolífica carrera Larry June ha conseguido hacer la fanbase suficiente para abandonar Warner y tomar el control de su negocio. Para ello ha consolidado la plataforma The Freeminded que, de ser un grupo de amigos que le hacía de mecenas, se han convertido en un grupo de creativos profesionales que trabaja en la carrera de Larry. The Freeminded, un estado mental de libertad que él define como estar estable física, mental y económicamente, no tener miedo a nada gracias a ese equilibrio y poder emplear el tiempo en su hijo, su negocio de zumos de naranja, girar, facturar, y conseguir nuevos deportivos. Como él diría en uno de sus ad-blis más famosos, God Job Larry!. Un ad-lib automotivator que nace, según él, de la necesidad de escuchar que lo estás haciendo bien, porque puede que en tu entorno nadie te lo diga.

Si no sabes de quién hablamos, pulsa play en la mixtape de 36 cortes seleccionados y mezclados por HardeeJay y sigue leyendo porque los smoothies, Rólex, y Mustangs, son el reflejo de la historia de superación de un joven de Hunter’s Point.

Naranjas y Deportivos

Lo primero que te llama la atención de Larry June es su cadencia cercana al spokenword y al storytelling de la Bay Area, y después esa mezcla visual y lírica cargada de naranjas y deportivos. Éstos están presentes en prácticamente todas sus covers y clips desde 2018, justo la época en que abandonó Warner para centrarse en su proyecto. Bimas, Corvettes, Mustangs y McLarens que dejan lejos aquella época de Larry de la que hablaremos más tarde, en la que un Pryus era su casa y estaba arruinado con un hijo de dos años. 

Mr. Midnight (2019)
Orange Print (2021)

Cierto es que ya tenemos costumbre a que los raperos presuman de deportivos, pero es bastante más simpático cuando sus maleteros están llenos de naranjas como en la cover de “Out the Trunk”. La fruta de la vitamina C es su favorita por excelencia, tal es así que tiene su propio zumo de naranja llamada Uncle Larrys (aunque en esto de los zumos los OG’s son Styles P y Jadakiss con su Juices For Life) o el color de dicho cítrico está presente en todo el merchandising que saca por su cuenta o en colaboración con otras plataformas. Sirvan de ejemplo su modelo de zapatillas EVO con la marca Lalai, o su tirada de ropa con TrasherMag.

Las vitaminas y la fructosa son fundamentales para tener energía para hacer billetes, pero Larry no sólo se queda ahí, y entre sus relatos de deportivos y mujeres también introduce mensajes de veganismo y consumo de alimentos orgánicos y ecológicos como muestran sus referencias a cadenas de alimentos saludables como Whole Foods y Trader Joe’s. Eso sí, de vez en cuando puedes intoxicarte, ya que en tu dieta de espinacas y semillas de chia puedes introducir vino, ron, y por supuesto, marihuana. Mucha marihuana, contando con uno especial para grabar los ad-libs (según declaró en una entrevista). Una fórmula que combinada con unos garbeos en bici por el barrio te facilitan tener una buena actitud ante la vida y tus negocios, al que recientemente ha sumado también su marca de ropa Midnight Organic Brand.

Very Peaceful (2018)
Out of the Trunk (2019)

Hasta aquí todo parece un manual de coaching para ser un healthy pimp, pero detrás de la sonrisa de anuncio de Larry June y su positivismo hay una historia (más) de redención a través del rap. Para ello es importante conocer algo más de Hunter’s Point, proyecto de San Francisco en el crió Larry. En este artículo te hacemos un breve contexto, pero si quieres saber más de cómo se las gastaban en Hunter’s Point en los ‘90 te recomendamos que leas nuestro anterior artículo ‘Black C de RBL Posse y Herm Lewis, talento y supervivencia en Hunter’s Point‘. Tanto al mc y entrepeneur de RBL Posse como al preacher y activista social Herm Lewis, les habrás podido escuchar en los trabajos de Larry June.

Criado en Hunter’s Point y Atlanta

Su madre le tuvo con 15 años de edad, en el ’91 como referencia en su corte Smoothies 91, y empezó a criarle en este proyecto de San Francisco en cuyo presupuesto se contemplaba la construcción de los edificios, pero no el mantenimiento. Pronto Hunter’s Point se convirtió en caldo de cultivo de bandas, tráfico de drogas y vagabundos, por lo que su madre decidió alejarle de ese entorno y cuando Larry tenía cuatro años se mudan a Riverside en Atlanta.

A pesar de vivir en Atlanta con su madre, Larry seguiría visitando Hunters Point para ver a su padre, quién como curiosidad era dueño de un sello independiente de rap llamado The Road Records del que no queda mucha información. La suficiente para saber que Larry pasaba mucho tiempo en el estudio, así que su padre le regaló un teclado y acabó haciendo beats. En Atlanta se picó con su compañero de instituto, nuestro viejo conocido OG Maco (fíchate La Cata o la entrevista que le hicimos), y con 15 años Larry graba su primera mixtape Same Book Different Page bajo el alias Young Jun3 que, como buen viejo enrollado, lanzó su padre a través de The Road Recrods.

Larry tuvo acceso a la música desde muy joven, pero nunca se lo tomó como una profesión y empleaba su tiempo en mantenerse al filo de la espiral de Hunter’s Point. Allí aprendió a ser un hustler, como él se define, y conseguir dinero a través del tráfico de drogas y el robo, eso sí, siempre alejado de las bandas pues reconoce que nunca ha sido partidario de la violencia que ya había acabado con muchos jóvenes de su barrio. 

Sobrevivir le permitió conocer a Black C ya totalmente centrado en su faceta como mecenas de artistas de Hunter’s Point, y le introduce en colaboraciones con artistas con más renombre como E-40, en cuyo corte ‘My Money Straight’ de 2011, más flaco y con menos tatuajes, Larry pone estribillo todavía manteniendo su viejo alias. A pesar del traje y el medallón que luce en el vídeo, la realidad de Larry en esa época era bastante complicada. Estaba arruinado, vivía en su Pryus, y tenía la responsabilidad de mantener a su hijo de dos años. Es entonces cuando decide dejar su vieja vida atrás, enterrar el alias Young Jun3, y focalizarse en su carrera como artista.

I shed tears in the trap / Lost a lot of close homies I can never get back
I been stressing like a motherfucker (shit) / How the fuck I’m gon’ rap and be a full-time dad?

Numbers

Hacer Números, otro de sus ad-libs más famosos y que también ha dado nombre a uno de sus últimas referencias. Imagino que eliminar la delincuencia de su vida y buscar un trabajo menos conflictivo fue su respuesta a los versos anteriores, God Job Larry!. Con veinte años y el Pryus como hogar se inscribió como conductor de Lyft (empresa de VTC) y empezó a conseguir dinero de forma rápida para grabar mixtapes. El lanzamiento en 2014 del EP ROUTE 80 en colaboración con TM88 y siete mixtapes en 2015 fueron parte de los frutos, y a pesar de no tener ninguna difusión en los medios hizo el suficiente ruido para colaborar y girar en discos de Post Malone o Cousin Stizz.

Fue entonces cuando Larry descubrió el activo movimiento que había en Twitter y en la blogosfera de rap en Estados Unidos, focalizando ahí su difusión en vez de en los medios convencionales. Llamó la atención de Quin Colemann aka Trillectro, quién trabajaba de A&R en Warner Music y le consiguió un contrato y la publicación de su primera mixtape por una multi. En septiembre de 2015 sale “#GoodJobLarry” con otro de sus famosos ad-libs repetido en la portada YEEHEE y The Freeminded colaborando en el lanzamiento, cuando todavía eran un grupo de amigos que apostaba por la carrera de su fella. Otro detalle es que la mixtape ya incluía beats de K.FISHA y DVME, dos de los productores que han formado parte del elenco musical en el que Larry suele poner toda su confianza.

Su paso por Warner dejó seis trabajos entre 2015 y 2017, entre ellos el EP “Orange Seasson” con Cookin’ Soul publicado junto a un videojuego con estética 8-Bits, y recientemente reeditado en su edición Deluxe. Hablando de productores nacionales, de aquella época también es el corte Mobbin’ producido por Steve Lean y Kid Naztee.

Estar en una multi le sirvió para trabajar con numerosos productores, y afianzar lazos con aquellos que más encajaban con el sonido bass y cálido que hoy caracteriza su música: Sledgren, Cardo o Harry Fraud con los que posteriormente editó trabajos conjuntos, o el joven Julian G. Avila. Sin embargo, más allá de la música y la promoción, ver desde dentro cómo funcionaba Warner sirvió a Larry June para conocer los tejemanejes de la industria y caer en la cuenta de que teniendo cierto nivel de fanbase puedes conseguir que todo el dinero vaya para ti, Numbers!. Era tiempo de que The Freeminded fuera la plataforma exclusiva por la que lanzar su trabajo y repartir esos billetes entre la crew.

Bought a north face jacket and my son some shoes / Ride my bike in the morning I never watch the news
I gotta stay focused, I got so much to do/ No management. No label too

The Freeminded. Positivismo

La estrategia no le ha ido mal a Larry June pues se ha comprado unos cuántos deportivos desde que tomó el control total de sus números con la publicación, ya sin Warner, de “Sock It To Me, Pt II” en colaboración con el productor Sledgren. Desde 2018 a 2021 ha publicado 16 trabajos en los que ha consolidado su discurso y sonido lumínico y colorido como la fruta. No obstante no siempre fue así de brillante, y es en esta primera etapa de su trayectoria de independencia cuando en la música de Larry coletean las últimas reminiscencias a las vivencias de su juventud y todavía tienen una presencia importante los beats tensos y asfixiantes. Si hubiera que establecer un punto, con la única utilidad de que te sea de ayuda a la hora de buscar los vibes oscuros de Larry si te estás animando a investigar en su carrera, encontrarás su versión más dura en todo lo anterior a “You’re Doing Good” (2018, Warner Music).

Desde entonces, aproximadamente en 2019, su música suena a días de 20 horas de sol y 4 de luna repletos de smoothies, hierba, vuelos para shows, tiempo con su hijo, ligar, y hacer recados para el negocio en bici o descapotable. Atrás quedan los recuerdos de amigos muertos, robos, drive-bys y exclusión social, presentes de forma muy puntual en el global de sus últimas letras. Coincidencia o no, es en esta etapa cuando empieza a aparecer Herm Lewis haciendo speeches en los trabajos de Larry June, con la misma esencia que los que hacía para RBL pero un lenguaje actualizado. Hay que seguir “Trying to Survive in the Ghetto” como decían las mixtapes de Herm, pero el mercado ha cambiado. Puro empoderamiento y positivismo en clave de spokenword como en From Uncle Herm que introduce el deportivo y su maletero lleno de naranjas de “Out Of the Trunk”.

When I inspire youngsters to avoid that bullshit
Separate yourself form negativity
To remain successful in the music industry
Study to occupy your mind
Eat healthy all the time
Oranges, exercise
Meditation, weed, cannabis medication is the motivation
Difficult circumstances challenge us to be strong and realize
What’s required to go from here to there
From the bottom to the top

Groovy!

El ad-lib que mejor puede definir su sonido actual. Larry June es tu hombre si estás estás sepultado en doots y SKRR’s y buscas nuevos ad-libs frescos, aunque hace poco salieron varias fotos que presagian colaboración entre Larry y WestSide Gunn (el tema probablemente se llame Ad-lib Empire y la cover, firmada por la hija de WSG, tendrá mazo de ad-libs en naranja garabateados en un folio). Larry también es tu hombre si quieres brillantes sintes y samples de soul y funk de los ’70 que armonicen con los rayos del Sol. Si buscas historias del día a día, motivación para focalizar en sacar tajo adelante y ganar dinero, o descubrir de vez en cuando alguna receta nueva para tu batidora. 

No parece que vaya a serlo si buscas liricista con figuras enrevesadas o el álbum transgresor del año con una ristra de músicos, aunque ahora está incorporando a Jake One a su elenco de productores y eso siempre es garantía de música de alta confección. No obstante, tampoco parece que ese hueco en la historia del género esté entre los objetivos de Larry June. Su enfoque es una suerte de ciclo en formato sitcom, renovando cada pocos meses con nuevas y simpáticas anécdotas de sus garbeos y buenas recomendaciones para el cuerpo, la mente y el espíritu. Como dijo a TrasherMag, en este nivel la música para él es terapéutica, no tiene que ver con la ambición artística o creativa. A pesar de ello, yo no me pierdo ninguna de sus entregas.

Texto por Dasar