El standard Caravan de Duke Ellington & Juan Tizol (1936)

_

JAZZ VOYAGES VI
OG Standard’s: Caravan de Duke Ellington & Juan Tizol (1936)

___

Antes de la entrada que nos llevará al final de la carrera y vida de Duke, dedicamos un OG Standard’s a una de sus composiciones más populares, Caravan, escrita junto al ya presentado Juan Tizol.

_

ORIGINAL DE 1936, DUKE ELLINGTON & JUAN TIZOL

___

No es muy habitual en las composiciones del Duke, pero la primera versión de estudio de Caravan no está acreditada a una orquesta suya a pesar de que él formara parte de la formación, al igual que gran parte de la que por aquel entonces era su orquesta. La firman Barney Bigard & His Jazzopators, que aparte del Duque y su clarinetista, componían Sony Greer y Billy Taylor en la sección rítmica (batería y contrabajista respectivamente), Juan Tizol (trombón), Cottie Williams (trompeta), y Harry Carney (saxofón).

¿Cómo miembros de la orquesta de Duke Ellington, incluído éste, tocaban con un nombre que excluía al compositor?. Todo tiene su explicación. Por aquella época Irving Mills (que recordemos era el manager de Duke) se embarcó en la creación de varios sellos discográficos. Uno de ellos fue Variety, que tenía la idea de apostar por talentos nuevos o eclipsados. Helen Oakley, su manager en dicho sello, le sugirió la idea de juntar músicos de la orquesta de Duke Ellington para unas sesiones de grabación.

Mills pagó 25$ a Tizol, y puso las partituras a disposición de la nueva formación. No obstante, años después Mills pagó más dinero a Juan Tizol, gracias a los royalties que esa mezcla de melancolía, misterio y diversión consiguió generar tras convertirse en un éxito. Gran responsabilidad de ese éxito lo tiene Duke, pero también otros artistas como Art Blakey & The Jazz Messengers, Thelonious MonkWes Montgomery, u otro de los clásicos de la música popular americana, James Brown.

_

_

VERSIÓN DE MARK DE CLIVE-LOWE & THE ROTTERDAM JAZZ ORCHESTRA EN 2013

___

The Rotterdam Jazz Orchestra

The Rotterdam Jazz Orchestra

El polifacético Mark de Clive-Lowe, del que ya hemos hablado aquí anteriormente, junto a The Rotterdam Jazz Orchestra, nos viene al pelo para demostrar la atemporalidad de la música del Duke y lo actual que puede sonar una composición después de más de 70 años de existencia.

A principios de este año lanzaron su álbum debut “Take The Space Train” por el sello británico Tru Thoughts. No es de extrañar que Caravan sea el único corte del disco que no esté escrito por el propio Mark. Analizándolo, la formación es una big band con una extensa sección de metales, y probablemente el parecido entre el nombre del trabajo y el standard de Duke Take The A Train no sea un capricho de la casualidad.

La versión de los holandeses y Mark es una auténtica actualización del original, desde la forma de tocarlo hasta el uso de las nuevas tecnologías de manera acertadamente disimulada, para que siga teniendo ese toque de jazz y swing clásico sin perder frescura, a la par que la vibración de los teclados de fondo te dispara al espacio. Por seguir dando pistas del siguiente disco que tendrá hueco en Jazz Voyages, y que es el motivo de que estemos dando este repaso a la vida de Duke, en ese disco también escucharéis otra versión de este fantástico Caravan.

_