Izah & RCA Flacos – Mindland

izah rca flacos mindland cover

Izah & RCA Flacos – Mindland

(2014 – Autoeditado)

Hace un par de semanas apareció una pieza musical que, cómo si de una estrella fugaz se tratara, ha maravillado a unos pocos, al mismo tiempo que ha pasado desapercibida para la mayoría… Si te la perdiste, no hay problema. Recordar que sigue en rotación constante orbitando en la red…

Lo que nos ofrece este trío es un caramelo que va a dejar con ganas de más a cualquier amante del soul, el funk, el jazz y, cómo no, del hip-hop. Hoy estamos de enhorabuena. No tanto por la innovación sino por la coherencia del discurso. Tanto en lo musical como lírico y narrativo. y es que, aunque la idea de juntar a productores de hip-hop con cantantes de soul no es nuevo, sorprende constatar que podemos hacerlo nosotros. Me acuerdo cuando escuché por primera vez el “Baduizm” de Erykah Badu. Por aquella época mi background musical era estrictamente Hip-Hop. Pese a que ya estaba flirteando con sonidos más jazzys con bandas como De La Soul, A Tribe Called Quest, o The Pharcyde, este disco cambió por completo mi manera de entender la música, fue entonces cuando empezaron a interesarme más las instrumentales que los rapeos en si… Pero eso es otra historia…

Productores como los Soulquarians, con miembros como Jay Dee, Questlove, James Poyser o Q-Tip, entre otros, o los más recientes Sa-Ra, con Shafiq Huassain en cabeza, consiguieron combinar de una manera nunca antes vista el Jazz, el Funk, el Soul y la electrónica experimental con el Hip-hop, abriendo definitivamente una nueva vía que explorar.

 

“Mindland” es una mezcla de todo eso, pero sorprendentemente bien concebido en nuestro país. Un plato hecho en casa, servido a la temperatura exacta, y que te deja con ganas de repetir en la primera escucha,
en la segunda,
en la tercera….
Y es que siempre podemos pulsar el botón de repeat…

 

izah rca flacos mindland review

 

Los ritmos corren a cargo de RCA Flacos, una pareja de jóvenes productores del Vallés que ya lleva tiempo dándonos sorpresas a los que gustamos de este tipo de ritmos: contundencia al MPC, lineas de bajo Moog y arreglos jazzísticos. Sin obviedades. Aquí el sonido es sutíl y refinado. Todo tiene un lugar y un por qué. Al pulsar el botón de play se oye la voz de Izah, suave, al tiempo que suena un drone ambiental de fondo. Sin misterios. O quizás si… Izah nos susurra en la oreja, invitándonos a entrar en su mundo.  44 segundos de onírica introducción… Entonces, aparecen el ritmo, el bajo y los teclados. Intuyo a donde vamos… Me dejo llevar…

[Escuchando más concienzudamente me doy cuenta de que hay un pequeño guiño, o puede que solo sea el azar… Pero analizando el patrón rítmico, y alejándolo del contexto/concepto soulful de éste álbum, nos encontramos con una estructura rítmica con claras influencias del clásico productor de Terrassa y miembro de Solo los Solo, Griffi. El Vallés corre definitivamente por sus venas.]

El álbum continúa con Change your attitude, un primer tema que rebosa positivismo. La letra habla de las malas pasadas que nos juega la mente. Una invitación a asumir responsabilidad; ganas de cambio. Aquí la mezcla de sonidos e influencias retrofuturistas, soul y funk es muy palpable. Puede que alejado de las tendencias actuales, pero sin perder un ápice de frescura y originalidad. Boy es quizás la canción mas jazzy y sensual del álbum. Y la primera en la que Izah gana total protagonismo. Sorprende la facilidad con la que uno se sumerge en la historia, todo con una combinación de teclados, bajo y voz muy simple pero aderezada de infinitos detalles. El beat tampoco se complica, el hi-hat se encarga del groove y la caja define los tiempos. Todo camina. Cabe destacar los arreglos y vientos de la parte final. Toda una oda al amor. Invita a tu amante ésta noche a bailar. Le sigue Give me the mic, mas rápido y juguetón, entre medio de dos interludios. Mindland (prelude) tiene una clara influencia Sa-Ra(viana). La percusión, el sintetizador constante, los golpes de acordes cortos… También cabe destacar los delays que suben de tono en el tiempo. Psicodélia desenfadada. Freeze (interlude) es mas rudo, y con un tempo mas rápido. Un mantra moderno con un final revindicativo. Finalmente, Stronger than that, contiene un poco de todo el álbum. Momentos de pausa, de reflexión, y momentos trepidantes, llenos de energía. Es como un tira y afloja. Vuelven los arreglos de viento, los teclados expansivos… Y la percusión gana protagonismo, con un shaker constante a tresillos y una línea de bajo hipnótica que te obliga a mover el culo, aún cuando el tema no está enfocado a la pista de baile.

Claramente estamos ante uno de los trabajos mas sólidos (aunque corto) con los que nos hayamos topado este último trimestre del año. Se nota que este dúo de Flacos sabe lo que quiere. Rodeándose de talentos musicales como el teclista Toni Saigí, el batería Andreu Moreno o el saxofonista Roger Martinez. También han contado con la ayuda de Sawe, conocido grafitero e ilustrador de Barcelona, para la realización de su psicodélica portada. Y no podemos olvidar que Izah forma parte de la ecuación, aportando su lado soulful, y demostrándonos, con canciones como Stronger than that o Boy, su madurez como artista.

¿La guinda en el pastel? Se puede oír gratis en SoundCloud.

Nos quedamos en Mindland…

Texto por Niño Analógico.