Footage (VI) : Cinco rappers que merecen su propio programa de TV

Footage3

No sabemos si es el quinto o el enésimo elemento del hip hop, pero desde luego la imagen en el rap es algo indiscutible. Desde el b-boy stance hasta cualquier marca de ropa, pasando por la actitud y la street cred, en este juego a menudo lo que representas es más importante que lo que eres, le pese a quien le pese. No estamos descubriendo la pólvora, ya.

A continuación os dejamos a cinco rappers que por su verborrea, estilo y pose generalmente más brillantes que sus skills y líricas, consiguen lo que al final buscamos: espectáculo. Cinco rappers que merecen su propio programa de televisión.

1. ACTION BRONSON

Éste es el tercer capítulo de nuestro Footages en los que aparece el gordo de Queens. Algo querrá decir. Sin desmerecer su ingenio en las letras, lo primero por lo que llama la atención Bronsolini es por su figura: un blanco rollizo lleno de tatuajes, cabeza rapada y larga barba pelirroja no puede pasar desapercibido.

Por todos es conocido su amor por la comida y su pasado como chef de cocina profesional. Las referencias gastronómicas en sus canciones son incontables. “Rub the things together, then you clear ‘em, flatline / the prosciutto, olives from Tunisia/ drums are hittin’ hard because they chopped up like a cleaver”, dice en Larry Csonka.

Viendo los capítulos de Noisey o la entrevista que le hizo Nardwuar (“nubian girls“)  creemos que se desenvolvería perfectamente en un plató. ¿No os encantaría un programa de cocina presentado por él?

En Strickly 4 My Jeeps junto a RiFF RaFF podéis verle cocinando y devorando.

2. RIFF RAFF

Hablando del rey de Roma…que tampoco es la primera vez que aparece por aquí. Tenéis un Footage dedicado enteramente a él y una explicación detallada de por qué nos gusta. Poco más se puede añadir a lo ya dicho. Pero un tío con el logo de BET tatuado en el pecho es carne de cañón de la pequeña pantalla.

3. GHOSTFACE KILLAH

No os abalancéis. Sí, Ghostface Killah tiene los deberes hechos desde antes de ayer. No vamos a poner en cuestión su talento en el mic. Pero es que además es uno de los sinvergüenzas más descarados y graciosos del panorama.

Cachondeo y sabiduría a partes iguales con su peculiar jerga, knowhatImsayin’?

Los episodios de sus Wizdom of the Week deberían ir en horario de máxima audiencia.

Y si es buen storyteller rapeando, cómo no lo va a ser hablando desde una butaca en este Ghost Stories (“Midget kiss”):

 O dando consejos básicos para la vida como lavarse los dientes:

4. THIRSTIN’ HOWL THE 3RD

El miembro original de Lo Life y el rapper con más complementos de Polo en el armario según Sean Price, tiene una discografía extensa entre mixtapes, bootlegs y álbumes oficiales que en su mayoría gira en torno a la marca Ralph Lauren, sus robos y el hustle. Pese a que tiene algunos punchlines ingeniosos y como buen Polo Rican juega con un slang original, éste es otro caso en el que la imagen prima por encima de la calidad musical, seamos justos.

¿Tendría éxito un programa presentado por él? Pensamos que sí. No en vano, su aka es un guiño a Thurston Howell III, el personaje de la clásica serie de TV americana Gilligan’s Island.

En sus entregas de Jail Recipes cocina platos inspirándose en sus años entre rejas.  Se nos hace la boca agua sólo de pensar en un show mano a mano con Action Bronson a lo Robin Food y Martín Berasategui.

5. DMX

Antes de que Barack Obama llegase a la Casa Blanca pero ya con la campaña más que encaminada:

XXL: You know there’s a black guy running, Barack Obama.

DMX: His name is Barack?!… What the fuck is a Barack?! Barack Obama. Where he from, Africa?… What the fuck?! That ain’t no fuckin’ name, yo. That ain’t that nigga’s name. You can’t be serious. Barack Obama. Get the fuck outta here… Ima tell this nigga when I see him, “Stop that bullshit. Stop that bullshit. That ain’t your fuckin’ name. Your mama ain’t name you no damn Barack.

Al que no le hubiese gustado ver ese momento en televisión en vez de escrito en la revista XXL que tire la primera piedra. Imaginaos la conversación con la voz, los tics y las salidas de tono de DMX. La etapa dorada de Ruff Ryders se acabó hace tiempo y al Grand Champ le gusta la droga más que a un tonto un lápiz. Si Pocholo era líder audiencia ¿por qué no DMX empapado en crack? X gon’ give it to ya!