Footage (I)

Footages

YouTube -como concepto- ha puesto a nuestra disposición toda una realidad paralela a la que podemos acceder mediante un click. La extensión del smartphone y la tecnología 3G ha hecho que todos llevemos en nuestro interior un reportero gonzo dispuesto a documentar todos y cada uno de los pasos que damos.

Lejos de tendencias como el fenómenos de los youtuber (¿por qué todas las cosas ridículas acaban en el sufijo -er?), lo cierto es que ahora mismo tenemos acceso a un material con el que hace años ni soñábamos. Del boca a boca al fanzine, las primeras revistas, los primeros portales y foros de Internet… hasta hoy, donde podemos chaparnos la vida del rapper de turno, desde directos, intervenciones televisivas o simplemente gilipolleces varias.

Sirva esta introducción para presentar la que esperamos -si tiene acogida- sea la primera de una serie que pretende recuperar material audiovisual de todo tipo relacionado con el rap. A medio camino entre vídeos de primera y el término inglés footage -que hace referencia al metraje sin editar- esperamos aquí intentar recuperar el olvido todos aquellos rollos de película, metafóricos o reales, que por patéticos o increíbles no se puedan perder.

Haiti sí, pero…

En la semana en que ha sido tendencia por su nuevo trabajo con Emelvi, merece la pena arrancar esta nueva sección con el vídeo que recuperamos a continuación. Saltemos al 2010. Unos chavales de Madrid que llevan años haciendo ruido, y haciéndolo bien, se plantan en televisión para marcarse un directo en lo que se conocía como “Los directos de Radio 3”. Alguien en RTVE debió tener la brillante idea de “sugerirles” a los Acqua Toffana, que así se llamaba ese grupo, que dedicasen un tema para solidarizarse con la catástrofe de Haití. Y Dano lo hizo, pero a su manera.

El cabrón con más

Si ahora mismo la escena del rap español aún no goza de muy buena salud, imaginaos hace doce años. Por eso que en el 2000 Mucho Muchacho hiciese un pequeño papel en una película, fue algo de otro planeta. La película, “Asfalto”, es de dudosa calidad, y a diferencia de lo que se suele decir, ni de coña es un cameo. Es poco más que un extra. Pero si por algo destaca Mucho es porque se ha ido abriendo puertas que siempre estuvieron cerradas para los rappers, haciendo lo que le da le sale de ahí. Ganar un Grammy, estrellas un deportivo, salir en una peli… Aunque sea un papel de mierda en una peli de mierda.

Spanish Players: cuna de pensadores

A título personal, los Spanish Players fueron la ostia. Juntaron a un montón de artistas, sin importar si eran de los de arriba o los de abajo, para pintar una especie de cuadro acerca del rap en España. Lamentablemente no sirvió para abrir un camino claro ya que como iniciativa no ha tenido réplicas demasiado afortunadas. Sin embargo ahí quedan para el recuerdo. Sin embargo, hay un capítulo en el que más que un documental, parece que estamos viendo un capítulo de La Que Se Avecina. Juntar a Joell Ortiz con Nach y entre medias meter a Duo Kie para hablar sobre el concepto de gangster es, sencillamente, indescriptible. Por momentos brillante, por momentos circense, merece la pena revisionarlo con la sabiduría que dan los años.

Spain is different

En España estamos condenados a dos cosas: a que no nos visite ningún rapper internacional por debajo de los 45 años (o que no necesite dinero urgentemente para sus adicciones) y a que no podemos tener cosas bonitas que sí tienen en otros países, como programas de rap decentes en televisión. Resulta que acompañando a Rakim viene Fashawn a Madrid, que para muchos no será su mc favorito (para otros sí), pero por lo menos es algo fresco y diferente. Y también coincide con la emisión de la versión española del YO! MTV Raps. Pues aquí metemos a Zatu a hacer la intro con sus dotes de dicción, una entrevista pobre y de autobombo (la mitad de las preguntas son sobre el propio programa), con una traducción cuestionable e imágenes del directo en las que ni se dignan a identificar los temas que rapea. Sería demasiado pedir. Podríamos poner muchos vídeos de la aventura que supuso este programa en la MTV española, pero para qué hacer sangre.

 CQC es una mierda

Básico e imprescindible. De esas casualidades que se dan y son épicas. En un momento en el que Chirie aún no gozaba del reconocimiento de la escena, ve a los de Caiga Quien Caiga por Callao y les suelta un repaso a la Nouvelle Vague debate con anciano inclusive.