Exposición: E1000 y ‘Le mal du pays’

cristaleriasvigilantegitano

La valla de espino de NYC a la madrileña

Fotos por Rock hasta las 6

“Unas estadounidenses a las que les interesaba el graffiti entraron en la exposición y al ver el muro con cristales me preguntaron: ‘¿Y esto?’. Y les dije: ‘Esto es para nosotros como vuestro alambre de espino‘.

933199

En la exposición que a finales de mayo inauguró E1000 en Swinton Gallery (C/ Miguel Servet 21, Lavapiés, Madrid), entre muchas otras cosas, hay una pequeña tapia que apenas mide un metro de alto por un metro de ancho. Pero los tradicionales cristales hundidos en el cemento para impedir que cruces el umbral forman una alegre degradado de colores rojizos según les da la luz. Y miden más de un palmo. “Lo hice con conocimiento de causa, éste no te lo saltas tan fácil”, dice con una sonrisa sincera. E1000 está presente por primera vez en una galería de una blancura cegadora, pero viene de la calle. Lleva poniendo su nombre en muros, vallas y rejas desde hace trece años. Y al mismo tiempo trabajando con distintos materiales como madera, hierro o vidrio, en los talleres que le cedían un espacio.

De esa cara b del graffiti nace Le mal du pays, una exposición en la que la geometría, el latón o los colores difuminados de los cristales translúcidos transmiten “un mensaje sencillo y directo, como el recuerdo de la ausencia recuperada por un instante en la memoria“. De ahí viene el título, Le mal du pays es una expresión francesa que significa nostalgia por el lugar del que uno procede y que ha perdido.

No ha parado, aunque ahora ya no tiene las manos manchadas de pintura. A cambio luce pequeños cortes en los dedos, resultado de partir cristal en frío para luego fundirlo al horno.

Junto a las diferentes obras se proyecta un vídeo de varios minutos donde se entiende perfectamente el proceso de construcción de muchas de ellas.

Altamente recomendada la visita. Volad, que está hasta el 14 de junio.