Entrevista a Tone

Follyphotos

Fotografías por FollyIván

Han tenido que pasar diez años para que podamos escuchar otra referencia de Tone pero la espera ha merecido la pena. El mc de Fuenlabrada ha vuelto este mes con un nuevo disco: Sistemas de comunicación. Nos abrió las puertas del local de Mala Vida y pasamos una mañana con ellos hablando de rap.

En septiembre de 2005 salió Algunos cortes y apenas hemos sabido de ti en esta década. ¿Qué pasó después de Algunos cortes? ¿Dónde ha estado Tone estos últimos diez años?

Tone: Después de ese disco…(duda). Estuve cinco años dedicándome a ser un perla. No hacía más que dinamitar el dinero que ganaba y no me preocupaba de mucho más. Después de eso, me salió curro en Asturias, me fui para allá y dejé el rollo un poco. Lo he dejado muchas veces, lo que pasa que esto no se va. Siempre he seguido tocando y haciendo temas, pero el rollo de grabar me lo quité de la cabeza durante un tiempo. Me tuve que ir por el curro, porque no tenía opción y tuve que buscarme la vida de todas las maneras posibles, entonces el rap sí que lo dejé apartado.

Vale. Ahora volvamos más atrás. ¿De dónde viene Tone y cómo llega hasta Algunos cortes?

T: Yo paraba con skaters en Fuenlabrada, escuchaba y sigo escuchando hardcore, y descubrí el rap por los típicos colegas de mi barrio que tenían un colega negro cuyo viejo curraba en la base de Torrejón y un día trajo un disco de Tim Dog. Eso fue lo primero serio que escuché junto con Run-DMC. Al principio mi entorno no era nada rapero, luego ya sí. Empezamos a ir a conciertos de CPV y cuando salíamos y estábamos de botellón por ahí, cantaba movidas y se descojonaban de mí. Con razón, seguramente (sonríe). Pero bueno, empecé a parar con Edu [Nerviozzo de Duo Kie, n. del a.], Modes… Primero tuve XLS Talla, un grupo con Modes y más tarde DJ Time, y luego con Duo Kie estuve girando tres años por ahí con ellos, dando conciertos, emborrachándonos mucho, muchísimo (puntualiza y se ríe), liándola en los hoteles como si no hubiera mañana…Luego llegó un punto en que yo quería hacer mis movidas, ellos hicieron su historia y a mí no me cuadraba mucho, ni a ellos lo que yo quería hacer, supongo. Y ya desde que empecé a juntarme con Mala Vida Records no hemos dejado de trabajar y hacer movidas juntos.

¿Qué es Mala Vida y quién lo forma?

Tone: Mala Vida somos el Gero, Ruina Negra, DJ Harden y yo.

Ruina Negra: Mala Vida nació hace muchísimos años, cuando teníamos quince o dieciséis. Al principio, nos juntábamos en casa de Harden toda la banda y luego ya con diecinueve o por ahí nos metimos en los locales y empezamos a grabar, aprendiendo de cero, con la intención de montar un sello pero que ha sido más un estudio. Unos quince años han pasado.

T: Y yo llegué quizá un poquito después, y empezamos a ensayar aquí.

R: Claro, viniste con Dark la eMe.

T: (Se sorprende) Cierto, cierto.

Aprovechando que sale su nombre en la conversación: Algunos cortes está enteramente producido por Dark la eMe. ¿Cómo se dio ese encuentro? ¿Cómo trabajasteis el disco?

T: A Mario lo conocí porque vino a tocar a Móstoles con no me acuerdo quién. Luego subimos nosotros un año a ver un festival a Oviedo, él pinchó en el festi después, y a partir de ahí yo me subía los veranos para allí y aprovechaba el boom de garitos y jams de rap que había en la época, daba algún bolo y a raíz de eso empezamos a hacer movidas juntos. Siempre he dicho que aquello fue una cosa puntual y que no voy a volver a hacer eso en la vida, es una cosa puntual que te surge, el trabajar con un tipo así. (Se pone más serio) A ver, Dark la eMe es un músico profesional. Es un tío que ha estudiado, tiene su carrera y te lo toca. Yo he estado noches con él improvisando jazz y te mueres vivo. Y lo que hizo para Algunos cortes se salió. Tenía un Triton y lo tocó todo. Hay algunos sonidos que están sacados de librerías pero lo tocó todo en analógico.

¿Trabajasteis el disco a distancia?

T: La mayoría del tiempo sí, aunque, ya te digo, yo a veces subía para allí o él bajaba aquí. Él hacia 2004 estuvo viviendo unos años aquí en Madrid y también grabamos mucho. Pero hubo interacción antes y después de que él viviera aquí.

¿Cuándo empezó realmente a gestarse Algunos cortes? ¿En qué etapa?

T: (Reflexiona) Ya antes de parar con Duo Kie. Sí, hay canciones que están escritas mucho antes que la época con Duo Kie. Y en el disco nuevo hay canciones de la época de Algunos cortes. Yo voy muy retrasado (sonríe).

¿Y entonces cuándo llegó el momento de hacerlo?

T: No lo sé. Eso nunca se sabe. Hasta que no te apartas y lo ves con perspectiva, no sabes cuándo vas a empezar. Algunos cortes se grabó cuatro veces en cuatro estudios distintos. Se empezó a grabar en el estudio de Kool DJ X y a las dos semanas se abandonó la misión. Se grabó después en El Escorial en el estudio de Gorka Dos Hermanos. Ahí se grabó dos veces porque fue durante una reforma del estudio. Y cuando ya teníamos todo grabado, nos surgió la oportunidad de grabarlo todo en el SAE Institute [escuela audiovisual de Madrid, n. del a.]. Y al final ahí es donde se grabó en bravo, con un micro guapo y todo. Nos salió el chollo de grabarlo ahí por las noches y fines de semana y ahí es donde se hizo la versión definitiva. Después se llevó a tocar la mezcla al estudio de Roty340 y no les convencía a los de BOA y se llevó a normalizar y fuera.

Si hay algo raro entre todas las rarezas de Algunos cortes es que lo editara BOA. ¿Cómo se hizo eco BOA de tu movida?

T: Les llegó gracias a Primo Fe, porque el Primo, si no me equivoco, organizó el primer festival antes del Cultura Urbana en la Plaza de Colón. Nos metió a tocar uno de los días y yo aproveché para deslizarle una demo a una de las pavas de BOA. Eso fue un viernes y el lunes me llamaron.

Antes del disco sacaron un maxi.

T: Sí, Tr3s ojos en la espalda, que llevaba esa canción que yo había quitado del disco, que era del año catapún, y un remix de Aislan-T.

¿Y qué pasó una vez editado el disco?

T: Pues salió el disco y no se hizo nada. Tuve la presentación en la sala Aqualung con SFDK. Se petó pero, claro, fue un concierto un poco grotesco, porque el directo que llevaba yo mezclado con el de SFDK…(suspira). No por ellos, ni por la sala ni los organizadores, que fue todo genial…pero no pegaba. Hice el concierto del Cultura Urbana, uno en Valencia, otro en Albacete…y poco más.

¿Crees que BOA no se responsabilizó lo suficiente de Algunos cortes?

T: Pero es que es normal que BOA ni ningún otro sello se responsabilice de eso (risas). Claro que me habría gustado que el disco petara, me habría gustado mogollón. Aquí el que valora eres tú. ¿Tú valoras tu movida como crees que hay valorarla? De puta madre. Yo estoy muy contento con la posición, el puesto, el nivel, el estatus o como quieras llamarlo, que tengo dentro de esta cultura. Soy un hombre feliz. Me siento muy contento de formar parte de esta cultura y de que esta cultura forme parte de mí, hasta el punto que aquí sigo con mi peña.

Me sorprende mucho el contraste entre tu música, tan poco ortodoxa dentro del rap, y tu discurso fraternal sobre la cultura hip hop. ¿Hasta qué punto crees realmente en esa unión y los elementos de la cultura hip hop?

Tone: (Duda) Mira…yo creo en el espíritu de las jams. Yo soy feliz entrando en una jam como las que había antes.

Harden: Antes estábamos más unidos. Ahora hay más variedad pero cada uno va a su aire.

T: Claro. No tengo ninguna ilusión, ni ahora ni hace mucho tiempo, por grabar disco ni nada, soy el mismo tío escribiéndome mis tonterías y diciéndoselas a cuatro colegas en el sillón. Me importa hacer buenas canciones. Me importa lo que piense mi crew, no los demás, y los míos saben que siempre he estado aquí. Sí es verdad que me he perdido muchas y que soy un desastre, pero trato de estar con mi gente.

Entonces podemos decir que eres más rapero tradicional que un outsider, ¿no?

T: (Suelta una carcajada y se ríe) Sí, sí que he sido muy rapero al final. Si es lo que te he dicho antes, que esto no se va. Es que fíjate lo que somos aquí en este local: Mala Vida y Kalaña. Kalaña son escritores.

H: Sí, hay de todo, pero sobre todo grafiteros.

T: Hay breakers.

H: Grafiteros, breakers, vividores…(risas).

T: Mira, en Fuenla se paraba antes en el Ganja, un garito mítico de rap. Yo sólo he participado en una batalla de emcees en mi vida: la gané y me retiré (carcajada). Y fue en el Ganja. Estaba DJ Karras de juez y había que pagar no sé cuánto para apuntarse. Me apuntaron Baci y Primo Fe, gané y me despedí dando las gracias y diciendo que me retiraba invicto de las batallas (se ríe). Fue donde conocí al Anhell Vil.

Follyphotos-2

Ahora que Algunos cortes ha cumplido diez años ¿qué valoración harías?

T: Valoración positiva. Procuro no escuchar absolutamente nada de lo anterior. Hace mucho tiempo que no escucho el Algunos cortes, solamente las canciones que hacemos en directo: Presencia Residual Cero, que la mezclamos con el estribillo de Hocico de perro y Fallos de la claridad mezclada con 5 pavos una colaboración en el No me creo nada de 935. Ahora con este nuevo disco rescataremos alguna más. Lo que pasa es que no podemos tocarlas con las bases del disco, eso ya lo he explicado a mucha gente, pero esas bases no están preparadas para sonar en directo. Piensa que en aquella época yo tenía muy poca idea de sonido y la gente con la que trabajaba en el disco estaba estudiando. No me puedo plantear de ninguna forma hacer otro disco igual que Algunos cortes, no puedo repetir eso ni en directo ni grabado, se lo he dicho muchas veces a mucha gente.

¿Qué nos puedes contar de Hocico de perro, aquel maxi que colgaste en descarga libre un tiempo después de Algunos cortes?

T: Bueno, Hocico de perro nada, lo colgué por ahí rescatado de milagro, porque lo grabé pero no está ni masterizado ni nada, porque Mario se lió la manta a la cabeza y se piró, y de hecho hay un tema que no pude ni rescatar.

Volviendo a Algunos cortes otra vez, ¿qué canción destacarías del disco?

T: No sabría decirte. Me mola mucho Fallos de la claridad, ésa es de las que más me mola.

En la portada del álbum hay una bombilla que tintinea, sin saber si está a punto de apagarse o encenderse. Hay temas como Fallos de la claridad y Bote de pimienta, la idea constante de una burbuja aislante… ¿Qué significan todos esos conceptos tan abstractos?

T: Me da por escribir ese tipo de mierdas más que nada para no tener que dejarme la pasta en psiquiatras. Procuro no pensar mucho en esas cosas. Hay veces que me doy cuenta de que escribo muchísimas tonterías que cuando las lees después, efectivamente son tonterías, pero en ese momento tenían su razón. Uso muchas veces las letras como recordatorio de lugares, de situaciones, conversaciones y así logro recordar un poco cómo estaba en ese momento. Otras veces escribo muchas tonterías que trato de poner en claro porque sé que dentro de eso hay algo que yo estaba haciendo que me parecía importante expresar. También te digo que si me preguntas por el significado de frases sueltas…es imposible. Tienes que ver lo que viene antes y lo que viene después, ya me han preguntado mucho por frases pero es imposible, no estoy capacitado (risas).

¿Cómo es tu proceso de escritura?

T: Lo que hago es escribir y después cuando hago la rima es cuando tacho. Yo saco el negativo. Me siento a escribir y escribo (suspira)…en bloque. Escribo un cuadrado de texto y después tacho. Otras veces escribo alguna estructura dentro de la cual voy rellenando huecos. Normalmente lo que hago es ponerme una base y lo que me diga la base. Apunto cosas que se me ocurren por la calle y de ahí empiezo a sacar un texto, relacionando ideas e imágenes, normalmente oyendo un beat. Antes lo hacía por la calle y llevaba siempre los cascos, ahora no los llevo nunca porque me mola hacerlo en blanco también muchas veces. También he descubierto que hay estructuras que son mejor hacerlas en blanco, sin un patrón rítmico, porque luego al meterlas en ese patrón te das cuenta de que en los huecos tienes que respirar. Antes me comía a mí mismo al rapear y no tenía en cuenta la respiración a la hora de rimar, cosa que desde hace un tiempo sí hago.

Al hilo de esto, leí una anécdota muy curiosa sobre las repeticiones silábicas que haces en muchas canciones de Algunos cortes. En realidad era un recurso que utilizabas para recordar el siguiente verso que se te había olvidado, ¿no es así?

T: (Risas) Sí, y hacía lo que no se tiene que hacer: empezar desde donde te has equivocado y no desde el principio (risas). Lo que hay que hacer es empezar desde el principio. Pero empezó a decirme la gente muy pronto que le molaba mucho y como yo era un perla dije “¿os mola? ¿Sí? pues ahora ya no lo hago” (risas). Y ya no lo hago. De hecho cuando entré a grabar Algunos cortes ya no lo hacía.

Por el seguimiento tan concreto y fiel que ha tenido Algunos cortes hay quien lo considera un disco de culto dentro del rap español. ¿Eres consciente de ello?

T: No. Tienes que entender que yo valoro mis movidas de una forma muy distinta a como las valora el resto. Las críticas y las alabanzas siempre me las tomo de la misma forma: las respeto todas pero no comparto ninguna. A mí Algunos cortes me parece un muy buen disco, me encanta, estoy muy contento con lo que hice y me lo pasé muy bien, pero son muchos años de las mismas canciones y tienes que entender que yo llevo muchos años más que el resto de la peña oyendo esas canciones. No puedo hacer una canción pensando si le va a molar a éste o al otro, así te metes en un berenjenal del que no puedes salir.

¿Qué música has escuchado últimamente?

T: De rap yanqui he estado repasándome los discos de Joey Bada$$, el último de Cannibal Ox y el último de Pharoahe Monch que está guapísimo, por ejemplo. Escucho mucho jazz desde hace un par de años, me volvió a dar por ahí. Me mola mucho Benny Golson, Charles Mingus y todo eso. De rap español el de Ceerre me ha molado mucho, el de Endikah me parece brutal, el Working Class de 935, Erik Urano y Zar1, Suite Soprano… Escucho mucho reggae, me flipa Fat Freddy’s Drop, por ejemplo, y de los clásicos pues lo de siempre: Bob Marley, Toots & The Maytals, Black Uhuru, Gladiators, Abyssinians…Tengo temporadas de escuchar soul, rock…de todo.

Y ahora vuelves con un disco nuevo: Sistemas de comunicación. ¿Puedes explicar de qué va y qué proyectos tienes?

T: Sistemas de comunicación está producido por Mala Vida Records, la mayoría son beats míos y también hay algunos de Harden y Ruina Negra. Es el primer capítulo de una historia que se llama Ángeles de carne picada. El segundo capítulo se llamará La trompeta del escarnio. Entre los diferentes temas lleva una intrahistoria que se puede seguir aunque yo creo que también se puede escuchar sin seguir la historia. De todas formas, vamos a intentar poner esa historia en un texto con ilustraciones chulas, pero eso va a tardar.