Entrevista a El Mini de Kefta Boyz

Mini1

El fenómeno PXXR GVNG no se habría dado sin Kefta Boyz, ese grupo multiétnico con base en Granada que junto a Corredores de Bloque se encuentra en el origen de la ganga de los pobres. El Mini representa el espíritu Kefta Boyz a la perfección: antes que rappers son hustlers. Es sábado 14 de marzo, PXXR GVNG tocan en la Sala Apolo y el Mini es el encargado de abrir el show, pero antes hemos quedado para charlar. Me espera junto a Hakim Lemon Haze, sentados en el bordillo del MACBA, fumando un plajo mientras animan la plaza con una tablet y un potente altavoz por el que suena igual de fuerte Rich Gang que JuaKing. Están en Barcelona pero hay costumbres de las que no se pueden desprender. Vamos a comer un shawarma a la vuelta de la esquina.

¿Cómo empezaste en el rap?

Yo vine de Venezuela a Granada con 13 años pero ya escuchaba rap antes de llegar, desde chico, desde que me di cuenta de que me molaba la música un puñao siempre he escuchado rap.

¿Qué llegaba a Venezuela por aquel entonces?

Yo escuchaba mucho rap americano. Rollo Wu-Tang, 2Pac, Biggie…Me lo ponían colegas de mi hermano. Había un grupo de Venezuela que se llamaba La Corte, ya no existe, creo, pero estaba guapo. Toda la vida escuchando rap.

¿Rapeabas antes de llegar a España?

[Duda y se ríe] Sí, desde chico, un par de raps, pero nunca me lo he tomado muy en serio tampoco, tú sabes. Siempre he hecho pero nunca he hecho, como todo en la vida (risas). Nunca me he dedicado al rap en plan “vamos a quedar, vamos a una plaza”, eso da lache. Es la vida, siempre ha estado ahí. Si has escuchado rap y te gusta, cuando tiene que salir, sale. No es algo a lo que le haya dedicado excesivo tiempo ni mucho menos.

¿Cómo fue el primer contacto con el rap al llegar Granada?

Al principio no me gustaba nada el rap español, pero luego ya le fui cogiendo el gusto a algunas cosas: Mucho Muchacho, Hablando En Plata, Elphomega… Poco más, nunca he escuchado mucho rap de España tampoco. Y luego he seguido siempre con el rap americano. Hasta que ha salido este sonido nuevo siempre he sido mucho de New York: Mobb Deep, Kool G Rap, Big Pun, Fat Joe…lo típico.

Kefta Boyz empezó a hacerse notar en Internet hacia 2012. ¿Fue con ellos cuando empezaste a grabar o ya habías grabado algo antes?

Sí. Una vez grabé un tema de chico pero súper gitano en el cuarto de un colega, realmente empecé con Kefta Boyz. Bueno, cuando empezó el boom yo estaba en Londres, tenía otro micro allí y también grababa.

Entonces mientras Kefta Boyz se ha desarrollado hasta llegar a PXXR GVNG tú has estado en Londres, ¿no?

Sí, cinco años me he tirado en Londres. En realidad estábamos todos desperdigados. Al principio de todo estábamos cada uno en un lado. Yo estaba en Londres, él [señala a Hakim] también, Khaled estaba en Granada, Seco [Yung Beef, n. del a.] estaba en Marsella…Desde antes de que empezara Kefta Boyz ya estábamos desperdigados [sonríe].

¿Te sientes un ciudadano del mundo?

Claro. Como todos, ¿no? Yo no soy de ningún lado. Yo donde me busque la vida o tenga para comer y esté a gusto, estoy bien. Ahora estoy en Barcelona pero tampoco pienso que me vaya a quedar aquí para siempre, ¿sabes? Claro que sí, hay que viajar. Cuando le sacas el jugo a una ciudad, te vas a otra (risas).

Me gusta particularmente el tema The Truth. En él, a pesar de todo el beefeo que ha habido de por medio en estos dos años, mandas un mensaje positivo, de unidad.

Ese tema es súper positivo, sí. Yo nunca voy buscando pelea. Hombre, está claro que si surge la cosa, tampoco te puedes echar atrás, pero en general soy una persona positiva y voy predicando el buen rollo. Tampoco es que esté por la paz, no soy pacifista, porque hay que estar siempre ready para la guerra, pero no voy buscando pelea.

Desde mi punto de vista, Kefta Boyz habéis hecho un rap político sin hablar explícitamente de política. Pongamos como ejemplo el tema de los desahucios que está tan de actualidad: lo habéis criticado pero no desde el punto de vista panfletario. ¿Qué opinas?

Hombre, el tema de los desahucios está fatal, pero no quiero hablar de política. Pero del “rap político” sí. Me parece el discurso fácil. Ahora que la cosa está chunga en España le tiran a ese rollo pero ¿para qué? ¿Cuánta de esa gente tiene a un sin techo metido en su casa? ¿El dinero que ganan de los bolos dónde va? Me parece muy falso. Estoy en contra de ese discurso en la música. Me parece muy feo ese rap, no jodo con esa vaina para nada.

Tu música la mueves fundamentalmente por YouTube y Soundcloud. No hay trabajos enteros, links de descarga, ni mucho menos edición física. ¿Tienes algún proyecto en mente?

Soy muy dejado para esas cosas, la verdad. Sí, hay algunas cosas listas para sacar. Tengo una mixtape, quiero sacarla lo antes posible pero todavía no sé qué nombre va a tener. Molaría hacer las cosas más serias, ya, porque el tiempo que llevo siempre ha sido todo muy a lo loco y ya habría que tomárselo más en serio, sí, pero por el momento paso a paso. Quiero hacer una mixtape, seguir haciendo temas y seguir para adelante.

En la entrevista que te hicieron nuestros amigos de Showbizness Radio  mencionas a Kool A.D. de Das Racist como influencia, lo que me sorprendió bastante.

¡Hombre, me mola un puñao! Es de mis raperos favoritos. Si te quedas sólo con las palabras parece que está diciendo tonterías, pero los conceptos que hay detrás molan. A mí es un tío que me mola y aparte tiene un puñao de flow.

¿Qué más te mola de lo que está saliendo últimamente?

Ahora lo que mola es el trap (risas). Young Thug, Chief Keef, Gucci… Eso es lo que más escucho ahora.

¿Es Young Thug el número uno ahora mismo?

Es lo más potente ahora mismo. El número uno…es difícil decir, pero Young Thug es potente. ¡El número uno soy yo! (risas).

Mini2

¿Qué rutina tienes para escribir?

[Duda antes de responder] Yo voy pensando y cuando se me ocurren ideas las voy escribiendo. Escribir un tema suele ser: sentarme y acabarlo. No lo empiezo y mañana lo cojo y le doy una vuelta…no. Más bien cosas rápidas.

¿Con boli y papel o en el móvil?

Yo he sido de boli y papel siempre.

A tu último trabajo lo bautizaste The Retarded Mixtape. Retarded es un término que utilizáis mucho. ¿Puedes explicar el concepto de retarded rap? ¿Es saber reírse de uno mismo?

Es difícil, pero sí, yo creo que es un poco eso.

El show de esta noche lo anuncias como el último concierto de El Mini, “Rest In Peace Mini”… ¿Por qué?

No, tampoco, es simplemente una cosa que tenía por hacer, Rest In Peace Mini.

¿Querías matar al personaje?

No, el personaje no está muerto. ¡Si soy yo el Mini! No hay ningún personaje, tío. Hombre, está claro que unas cosas las dices más y otras menos, pero ni personaje ni pollas, a mí me dicen el Mini desde que tengo 14 años, llevo muchos años siendo el Mini como para matarlo ahora. Mi sobrina me llama Mini, ¿sabes? Tito Mini (risas).

Has pintado graffiti, ¿no?

Sí, pero nunca he sido bueno.

¿Barcelona o Granada?

Barcelona, mil veces. Sí, tío, Granada está guay pero es muy pequeña. Barcelona tiene más rollo de ciudad, más movimiento.

Antes de levantarnos de la mesa le pregunto al Mini: “¿Kefta Boyz son los Mafia K’1 Fry de España?” Hakim que ha pasado toda la comida prácticamente en silencio, sonríe y asiente. “Mafia K’1 Fry son los Kefta Boyz de Francia”, dice el Mini, y reímos todos. Tienen la tarde ocupada, les toca preparar el show de esta noche. La conversación acaba con el funny cigarette de después de comer en el MACBA, hablando sobre las free parties de Londres y la rocambolesca aventura que podría suponer una posible PXXR GVNG rave. “Somos neopunks”, dice el Mini entre risas. Habrá que estar atento al infoline.

   mini4

Fotografías por Héctor Photography