El standard Giant Steps de John Coltrane (1959)

_

JAZZ VOYAGES XV
OG Standard’s: Giant Steps de John Coltrane (1959)

___

Tal y cómo podéis escuchar en I Wish I Had Nine Lives, la mixtape que publicamos recientemente dedicada a Thundercat, su carrera discográfica comenzó en el año 2004 con la grabación de “Young Jazz Giants” publicado por Birdman Records. Mucho antes de dar el salto tras vincular su energía a la de Flying Lotus, hay una historia poco investigada sobre Stephen Bruner (nombre de pila de Thundercat) y su conexión con el jazz. Aprovechamos para recordarte el paso del Drunk World Tour por el Teatro Barceló de Madrid (23 de Noviembre) y la Sala Apolo de Barcelona (24 de Noviembre). Pero antes, es necesario presentar el standard que protagoniza toda esta historia, Giant Steps de John Coltrane.

_

ORIGINAL DE 1959, JOHN COLTRANE

___

Por aquella época todavía seguía siendo, tras un pequeño hiato, miembro habitual de la formación de Miles Davis, pero John Coltrane ya había desarrollado una notable carrera en solitario dejándonos “Blue Train” en 1957 vía Blue Note, o numerosos discos de la mano de Prestige entre los que brilla un clásico “Soultrane” de 1958. Eso, sin profundizar en sus grabaciones como sideman para decenas de artistas, entre los que destacan Dizzy Gillespie o Thelonious Monk.

Su entonces prometedora trayectoria le sirvió para que Harold Lovett, manager de Miles, le consiguiera un contrato con Atlantic Records para dar un salto en su carrera en solitario. El primer disco que publicó con el sello fue en 1959, año que muchos musicólogos consideran el más prolífico y trascendental en el desarrollo del jazz. Quizá sea difícil determinar eso, pero si citamos algunos discos que se publicaron ese año, es indisutible que es uno de los grandes candidatos: “Mingus Ah Um” de Charles Mingus, ” Time Out” de Dave Brubeck (el hogar del archiconocido Take Five) “The Sermon!” de Jimmy Smith, “Cry! – Tender” de Yusef Lateef, “Jazz in Silhouette” de Sun-Ra And His Orchestra, y por supuesto el disco de jazz más vendido de todo los tiempos: “Kind of Blue” de Miles Davis.

Curiosamente “Giant Steps” se grabó antes que “Kind of Blue”, pero a día de hoy para muchos compite en relevancia musical, aunque sea por cuestiones distintas. Los Pasos de Gigante de Trane sirvieron para la popularización de una estructura musical que, posteriormente, se dio a conocer como los Coltrane Changes. Una nueva progresión armónica y utilización de los grados de las escalas, que seguramente algún amigo con más conocimiento de lenguaje musical que yo podrá explicaros mejor.

Para la grabación del disco, Trane contó con el contrabajista Paul Chambers, el baterista Art Taylor, y el pianista Tommy Flanagan, a quien podemos ver algo apurado para seguir a Coltrane en la grabación del corte que da nombre al disco. No obstante, puede que fuera una consecuencia de una de las manías que Coltrane había heredado de Miles a la hora de trabajar en el estudio: llevar unos apuntes básicos sobre la armonía, su progresión, y los fraseos, y dejar que la música fluya. El quid de la cuestión, era que la progresión armónica que trabajó Trane en cortes como éste no era la habitual hasta entonces en el mundo del jazz, y para más INRI el tempo rápido que marcó no le facilitaba las cosas a Flanagan. Años después, el pianista reinterpretó la pieza en varias ocasiones para quitarse esa espinita. 

_

_

VERSIÓN DE YOUNG JAZZ GIANTS EN 2004

___

Ronald y Stephen Bruner de niños

Compton, segunda mitad de la década de los ’90. Ronald Bruner es un baterista de soul felizmente casado con su mujer Pam, y padre de tres hijos. Él ha intentado transmitirles toda su pasión por la música, producto de sus colaboraciones con Diana Ross & The Supremes, The TemptationsChameleon (la banda de funk que produjo Fred Wesley) o Chapter 8, el grupo que lanzó la carrera de Anita Baker.

Su hijo mayor, también llamado Ronald, apunta maneras. Ronda los dieciséis años y ya ha abierto conciertos para Wayne Shorter o Ron Carter, y toca asiduamente en la banda de Kenny Garrett. A su hijo Stephen sin embargo le ha dado por el bajo, y su tercer hijo, que por aquel entonces apenas tendría tres o cuatro años, en su futura adolescencia fundaría The Internet, la banda afiliada a Odd Future que lideran Syd Tha Kid y Matt Martians

Ronald padre toca en la banda de la iglesia, y allí ha hecho migas con el saxofonista: Rickey Washington. Rickey tenía un hijo, cuyo nombre seguramente hayas intuído si estás al tanto de la nueva ola jazzística. Kamashi, que es el nombre del niño, era algo mayor que los hijos de Bruner, pero eso no fue una barrera para que sus vidas y su música conectaran.

‘Recuerdo que con tres años tenía mi propio set de batería. Estábamos en una fiesta, y ahí fue cuando conocí a los hermanos Bruner. Estaba tocando la batería y todo el mundo decía ‘Mira que mono! Este niño de tres años puede tocar una batería!’. Al poco tiempo, se corrió el rumor de que había un niño en aquella fiesta que también tocaba la batería.

Me preguntaron si Ronald podía tocar la batería y dije ‘¡No! Es una batería para niños, no para bebés!’ Al final le dejé tocar, y tuvimos una preciosa pequeña batalla en la batería: un niño de tres años contra un niño de año y medio. Siempre digo que gané yo, pero seguramente me pateara’

· Kamasi Washington

Ahí comenzó una amistad y un vínculo artístico que se extendió durante el resto de los años. Cuando Ronald y Rickey quedaban, los tres niños se encerraban en el cuarto para jugar a las jams. Sí señor, like that, jugar a las jams. Por aquel entonces Kamasi todavía tocaba el clarinete, no el saxofón, pero tardaría pocos años en escoger el instrumento por el que a día de hoy se le reconoce como uno de los líderes actuales del jazz.

En 1999 se convoca el concurso de jóvenes talentos John Coltrane Music Competition. Nuestros adolescentes protagonistas, ya con el teclista Cameron Graves incorporado a sus juegos, creyeron que sería bueno apuntarse aunque casi ninguno alcanzaba la mayoría de edad, y no andaban desacertados. Ganan el concurso y la crítica les empieza a citar como ‘these young jazz giants’, sobrenombre que utilizarían 5 años después para editar un disco homonimo por Birdman Records.

Todos los temas del disco son composiciones propias, la mayoría de Kamasi, pero cierran reinterpretando el Giant Steps de Coltrane, un bonito tributo a la figura del saxofonista que inspiró el juego de palabras que dio nombre al grupo. En el disco colaboran Greg Walton, guitarrista que ya había tocado con Tupac o la World Class Wreckin Crew de Dr. Dre, y dos figuras importantes del jazz actual: Ryan Porter y Terrace Martin, una de las piezas clave en la producción y commposición de “To Pimp A Butterfly” de Kendrick Lamar junto a Sounwave, Kamasi y Thundercat. De hecho, os invito a que escuchéis el disco completo a ver si detectáis algún fraseo de saxofón que Terrace Martin volvió a utilizar en “TuPAB”.

Antes de escuchar el standard, es necesario citar que en esos años desde el concurso a la publicación del disco, hay una densa historia sobre la creación del colectivo West Coast Get Down; The Shak, el habitáculo de la casa de los padres de Kamasi donde se gestó el colectivo; las Low End Theory Nights de Flying Lotus, y la educación musical de principios de milenio en la costa oeste. Queda pendiente de contar.

Texto por Dasar

_