Conversaciones con Erik y Zar1 – El espacio como metáfora

El viernes 5 de Abril pasaron por Granada Erik Urano y Zar1 por la sala JazzClub junto a AGZ. Como ya sabéis, estuve allí para contarlo. Pero lo que no sabíais es que también caminamos, nos sentamos con ellos, tapeamos con ellos… en definitiva, estuvimos con ellos hasta el comienzo del concierto. He aquí una transcripción de las conversaciones que tuvimos durante.

Eran ya tarde cuando Erik y Zar aparecieron. Allí estábamos Vic Gee; Boogie K, al que había invitado a que se uniera a nosotros para conversar; y yo, nervioso ante mi primera entrevista. Los chicos de AGZ llevaban un rato firmando discos en la tienda Hardcore, donde habíamos quedado para charlar informalmente sobre su proyecto, el recibimiento del disco, la familia Urano y sus inquietudes. Tras las presentaciones pertinentes y las miradas de quien se conoce físicamente por primera vez, las palabras empezaron a fluir. Apoyados contra la pared y testigos de lo que acontecía dentro de la tienda con los chicos de AGZ, aprovechamos para arrancar la entrevista sin un comienzo aparente ni una pregunta al uso. Cuando me quise dar cuenta, llevábamos hablando 10 minutos y aún no había puesto la grabadora en marcha. Cosas de ser nuevo en estos campos. En esos primeros minutos se sembró la semilla de lo que sería la primera parte de nuestra conversación…

(Todas las fotos han sido realizadas por Vic Gee).

Mars: Particularmente, lo que me más me gusta de los discos es que puedas escucharlos una vez, dos, tres, y aún así puedas seguir sacándole cosas, y en vuestro disco hay varias capas de lecturas, ya no sólo en los textos, sino en el propio ámbito de las instrumentales.

Boogie K: Yo creo que con “Energía Libre” pasa mucho eso, la primera escucha te mola, la siguiente te mola más, te mola más, te mola más y empiezas a ver cosas que no veías antes.

Erik: Ya, eso nos lo han dicho la gente mucho. Nosotros también como escuchantes, también nos molan los discos que… ya sabes, hay muchos que salen, les pegas un repaso y, guay, me puede haber molado la ostia, pero como que lo que he desgranado ya ¿sabes? Me mola un poco también darle vueltas, pero que luego también eso es algo que no pensamos, simplemente, lo hacemos así, o sea que mérito no tiene ninguno, porque nosotros…

Mars: Hombre…

Erik: bueno, vale, pero como que es lo que hacemos.

Mars: Cuando te sientas a escribir, creo que ahí si que se ve un trabajo detrás.

Zar: Yo creo que si eres un tío que se toma su trabajo en serio, va a salir así, va acabar dando juego, no se… si tú te lo tomas muy en serio y eres una persona que te… yo que se… que te informas y te gusta buscarle los tres pies al gato, eso siempre se va a quedar en tu inconsciente y va a salir de esa forma, y eso es lo que le va a dar… sabes, si eres una persona que siempre busca más, te va a salir así inconscientemente.

Mars: Por ejemplo, en “Energía Libre” no parece que hubiera un concepto detrás, en un principio no parece que se dijera vamos a hacerlo así, como un LP conceptual sino que fue surgiendo ¿no?

Erik: Nada, ni de sonido ni nada.

Mars: Pero realmente al final si que subyace un concepto de la primera canción a la última o al menos yo lo entiendo así, todas se relacionan entre sí y todas tienen una historia detrás.

Erik: Sí, también fue un proceso creativo digamos, yo lo veo como un estado mental. Cuando estás escribiendo tu trabajo es una forma de darle vueltas a las cosas y al concepto entero que igual no es con otras cosas. El proyecto entero tiene muchas vueltas. Son muchos días andando por las calles escuchando ritmos, sin escribir, pensando simplemente. Yo creo que eso ya le da una forma.

Zar: Claro, no es coger… que este coja un ritmo y te lo escribo, así. Hago un tema, mañana te hago otro y venga.

Erik: Que va, muchas vueltas.

Mars: Como funcionais respecto a eso entre vosotros ¿Zar te pone una instrumental o lo creáis a la vez o te dice lo quiero así?

Erik: La forma es súper basica.

Zar: Yo hago un ritmo y pienso, este ritmo es para el Erik (risas). Se lo mando, y digo, esto le va a molar.

Boogie K: Pero eso es porque ya os conocéis, existe una química entre vosotros.

Erik: Si, nosotros antes de Urano Players teníamos un grupo que se llamaba Subversos, y antes también de eso incluso éramos un colectivo de chavales de ahí de nuestro pueblo de Valladolid y…

Zar: Cuando eramos unos críos, vamos, teníamos 15 o 16 años.

Erik: Y aparte nos conocemos del colegio también y de nuestro barrio. Urano Players son de Valladolid excepto nosotros que somos de un pueblo, bueno, y el Porre también. Nosotros nos conocemos de toda la vida. Llevamos juntos haciendo música como 10 años…

Zar: 10 años, nuestras bodas de… (risas)

Erik: Diez años de directo, pero de música algo más.

Zar: Eso, digo, esto al Erik le va a molar, fijo que le mola este ritmo, y yo se lo mando. Y casi siempre es así. Básicamente siempre es así. Por ejemplo en UFO, es la única que no fue así. Con UFO le mandé un ritmo y escribió la letra y a mi no me convencía mucho y sobre la letra hice el ritmo.

Erik: Y le dio la vuelta totalmente.

Zar: Y no era nada así, era un tema súper duro y tal…

Erik: Eso es un principio a mi me jode porque claro e hago una letra sobre un ritmo y luego no me la imagino en otro ritmo. Pero claro, luego la escuchas y te olvidas, joder macho, queda ahí de puta madre.

Mars: Ahí se notan los años de matrimonio ¿no? Los años juntos…

Zar: Claro, claro. Yo se lo que le va a molar.

Erik: Igual para los directos. Todos muy intuitivo.

Mars: Aún estando en los Urano, está claro que entre vosotros dos hay algo especial, no se, ese rollo dupla que tan buen resultado le ha dado al rap entre Dj/Productor y MC tipo Gangstarr, Eric B & Rakim

Zar: Hombre, es el formato del rap, el básico.

Mars: Sí, pero hay gente que no encaja, los ves y no cuadra. No se, a Guru lo tienes que escuchar sobre Premier y sino no es lo mismo. Y, no se, me pasa lo mismo con Erik, escucharlo sobre otra gente se me haría extraño, como que el colchón ideal es Zar (Erik asiente). Los Urano teneis más o menos el mismo rollo, cada uno con su estilo, pero al final, os conocéis de siempre, y eso os da un colectivo bastante coherente.

Erik: Eso es así totalmente. Y aún dentro de eso, pues con él (señala a Zar), todavía más.

Mars: A eso me refería. Esa unión. Yo creo que de ahí pueden salir todavía más… porque es el primero que sacáis y es lógico pensar que el siguiente siempre se haga mejor…

Erik y Zar: Esperemos, porque vamos… (risas).

Erik: Bueno, eso es una rallada ¿eh? Ahora por ejemplo que estamos metidos en ello, más o menos acabando lo que es el proceso creativo de músicas y letras… porque claro… (risas)

Zar: Hombre no es que nos rallemos pero si que tienes ahí el pensamiento, joder, el disco ha molado ¿sabes? a ver si va a pasar ahora como con muchos, que molaban sus primeros discos y el segundo es una mierda.

Erik: Claro, como nos ha pasado con nosotros con cualquier grupo que te ha molado, que han ido a menos.

Mars: Yo lo llamo el complejo Nas. (Risas). Sacas el primero disco y dices ¿ahora qué hago? ¿me retiro?

Zar: El ejemplo de Nas tiene delito.

Mars: Hay ejemplos contrarios, como el primero de Gangstarr, que bueno, no es un mal disco, pero comparado con los siguientes, es como… no está a la altura. Aunque con vuestro disco es el caso contrario, ha gustado bastante y ha recibido buenas criticas.

Boogie K: Igual también es porque tiene una identidad propia. Yo por ejemplo, os conocí a través del recopilatorio de “Ama la Música” para Chema AMA y me flipó bastante, me molaba un montón y luego un colega me enseñó el “Voyagers” y ya… un rollo muy propio que mola un montonazo y luego ves que se mantiene una atmósfera en general en vuestro rollo… coño, sois colegas y es normal, pero lo vuestro… tiene un rollo distinto.

Zar: Sí, sí. Tiene su identidad. Está claro.

Boogie K: Además con el sonido tan homogéneo que hay hoy en día es una cosa muy a destacar, porque si logras diferenciar un poquito, es un punto positivo.

Erik: Ese es el rollo Urano, sacar ahí todavía más piezas que difieran…

Zar: Más ramas todavía.

 

 

Mars: Yo me alegro mucho que haya funcionado. Hay gente produciendo cosas muy guapas tipo Niño o Mweslee y se han tenido que buscar las habichuelas fuera o funcionan mejor fuera porque aquí… dentro de la escena no los conoce nadie y son músicos magníficos y me alegra mucho que ese rollo más…

Zar: Claro, también, en el rap, es más fácil que llegue ese rollo.

Erik: Por ejemplo, que me hablas de Mweslee o Niño, que me parecen músicos de la ostia, ¿sabes? pero claro, la mentalidad también en España o del público, eso no lo llega a asimilar del todo y mira que hay una escena sólida y, joder, desde hace unos cuantos años ya.

Mars: Si, además, con el rollo noventas que hay ahora, que cuajen cosas distintas como lo vuestro desde luego es complicado.

Zar: Hay que tener en cuenta que lo que hacen Mweslee o Niño en otros países sigue siendo un género muy minoritario.

Erik: Como para encima triunfar en España.

Zar: Lo que no entiendo es que el dentro del rap no cale más eso, no deja de seguir teniendo la puta raíz.

Erik: Es que es eso.

Mars: Cuando os escuché por primera vez automáticamente pensé en la escena beat angelina: Ras G, Daedalus, Flying Lotus, Dabrye… esta gente seguro que bebe de aquí. Es algo que está dentro, además funcionando, toda la escena beat angelina funciona muy bien, incluso a nivel económico. Es decir, están dentro del sistema, y por eso me extrañan esas reacciones.

Erik: Todos los que has nombrado, El-P, Cannibal OX, toda esa gente nos influencia. Lo que pasa es que parece que lo intentan alejar del rap y claro es como que te quedas…

Zar: De hecho son discos, que, los tengo en el ordenador en la carpeta rap. Discos de Flying Lotus que tengo en mp3 los tengo metidos en la carpeta rap. Para mi es hip hop, no rap, hip hop. Son gente que produce con mentalidad hip hop. Y puede estar haciendo un tema de techno pero es un tío que tiene mentalidad hip hop.

Erik: Totalmente. Yo que se, Dabrye es un concepto súper raro.

Zar: Y luego que el tío es un productor de techno.

Erik: Y nosotros también la mentalidad que tenemos a la hora de hacerlo es rap. La gente dice ahí rollo electrónico, pero la mentalidad es rap.

Boogie K: A mi me suena muy orgánico. Es algo característico vuestro, o a mi me lo parece. Música muy orgánica. El rollo electrónico no lo veo frío. Aunque muchas cosas suenen o vayan con ese idea electrónica, me parece algo que transciende a lo que puedes decir malo de la música electrónica. Normalmente, se usa eso en su contra y yo no lo veo así.

Erik: Además, la música electrónica está super estigmatizada en España. Siempre se ha asociado con los raveros, bakalao. A lo que hemos llamado toda la vida bakalao. Y no es así. Cuando en realidad es un sector súper bonito, mira las ramificaciones que han salido en 30-40 años.

Mars: Continuando con lo de orgánico, a mi me parece que vuestra música es rugosa, no es fría. Tienen ese toque funk, tienen raíces negras. Suena negro. La peña se olvida de que el Detroit Techno lo hicieron negros.

Zar: La música negra, hombre el techno de Berlín no, pero el techno de Detroit es música negra auténtica. Mucha gente venía del rap. No se si Jeff Mills era, que venía del rap, que era Dj de rap. Al final viene todo de lo mismo, las frases que escuchas en muchos discos de techno son de discos de rap en los 80.

Erik: O el electro tío, para bailar break.

Zar: O Afrika Bambataa. Afrika Bambataa qué coño era, puto electro. Y era negro. Era electro ahí… funky.

Boogie K: La influencia Parliament, Funkadelic

Erik: Claro, claro. Es que en el fondo toda la música era negra. Fueron los primeros en muchas cosas.

Zar: Afrika Bambataa además estaba super influenciado por las visiones futuristas de Sun Ra, Parliament y George Clinton. Ese rollo, ahí, futurista, negro.

Mars: Exacto. El afrofuturismo, que parte de Sun Ra básicamente para extenderse entre todas las músicas negras, llegando a enlazar incluso con vuestro trabajo . Aunque el afrofuturismo es más optimista en cierto sentido porque fue una vía de escape de los negros hacia el futuro para crear otra realidad distinta. Pero al final, la ciencia ficción aparece en la música negra. La raíz aparece. Todo Parliament, Bambataa, las pintas de todos ellos, el rollo retrofuturista… todo es raíz de gran cantidad de música negra en los últimos 30 años.

Zar: Claro, o las pintas de Rammelzee con las tres gafas tío (risas).

Mars: Siempre ha estado ese poso de ciencia ficción. La ciencia ficción es una excusa para huir hacia adelante, negativa o positiva. Por tanto, cualquier tipo de clase oprimida o desarraigada puede hacer uso de ella. Y claro, luego ves a la gente que te catalogan como no rap, o ¿es rap lo qué hacen? No se, a mi me extraña. Que pasa, si no hay boom bap o un sampler ya no…

Erik: Y la peña espera también un sonido muy determinado.

Zar: La comodidad. Tiene el oído acomodado. No me des nada diferente. Les sacas de ahí y todo les chirría.

Erik: Educar el oído. La primera vez que escuche a El-P pues claro, ostia, te choca. Dices esto es la polla, pero claro, a la vez decía, joder escucharme el disco entero… Son cosas también de ir educando tu oído a otras cosas. Hay músicas que con los años la he disfrutado mucho más.

Zar: Eso pasa con cualquier música al fin y al cabo. No solo en el rap.

Mars: Tiene un poco que ver lo que hablábamos antes. Quien investiga, al final, siempre quiere saber más, educa el oído, quiere escuchar más. Luego hay cosas que no te entran, la primera que lo escuchas o las siguientes. Pero eso no significa que sea malo, o bueno, sino que tienes que educar tu oído para encontrar la diferencia entre lo que es bueno o malo, y luego ya, haces lo que quieras, te gustará o no. En cierta manera, la gente que investiga, siempre encontrará algo. Incluso en vuestro caso, incluso para servir de raíz u origen de que peña investigue. Ya no quedarte solo en el boom bap. Que, ojo, quien quiera quedarse ahí me parece estupendo.

Erik: Además nuestra mentalidad es boom bap.

Zar: Más boom bap que yo no hay nadie tío. Yo soy el primero que soy el más boom bap.

Mars: Incluso hay quien dice que la evolución del boom bap ha sido un poco esa ¿no? Desde los golden years hasta la escena beat angelina.

Erik: Claro tío. Además se trata de ser original. El hip hop desde el principio es ser original, darle una vuelta de tuerca a las cosas. La peña esta muy acomodada en hacer lo que hace este porque le ha ido muy bien y quiero que me vaya guay.

Zar: O me mola mucho lo que hace y voy a hacerlo igual.

Erik: Que a todo el mundo le pasa al principio. El ser humano es copiar, es imitar. Pero tienes que desarrollar tu capacidad crítica, ese punto de vista crítico contigo mismo y decir, joder…

Zar: O darte cuenta joder, me parezco mucho a este tío. Intenta hacer otra cosa.

Erik: Hay gente que no se como no le da vergüenza. Pero bueno tío…

Zar: Joder, si soy Kase O (risas).

Erik: Antes era Kase O y ahora le toca a Kase O y a otros nuevos.

Mars: CB Click, MDE, incluso AGZ

Erik: O N-Y tío ¿sabes?

Mars: Ahora son todos musulmanes.

Erik: Algunos habrán dejado de comer cerdo porque lo ha dicho N-Y y tienen ni puta idea de por qué.

Zar: Todos con el Corán ahí en su casa.

Mars: Además el culpable no es N-Y.

Zar: No, claro que no. El culpable es el público o el querer ser real. Igual uno quiere ser real porque N-Y habla del Islam y otro quiere ser real porque otro habla de unas zapas y se compra las mismas zapatillas.

Erik: Como antaño te emborrachabas en una cantina o yo que se. Lo peor de eso es que la peña así desgasta las cosas. Sale algo interesante y toda la peña empieza a quemarlo a saco. No de quemarlo de escucharlo, sino de imitarlo, de fundirlo.

Mars: Hablaba antes con Boogie K precisamente de eso. Que él, por ejemplo ,que cuando algo tiene hype no puede escucharlo, estás hasta la polla del hype, que te pones una barrera delante y no puedes, te dices, paso de este tío. Que no.

Zar: A mí me ha pasado.

Boogie K: Luego estaba equivocado, luego resulta que en muchos casos el hype era merecido. Me he quedado sin escuchar a mucha gente buena durante un tiempo.

Zar: A mi por ejemplo… cuando salió el A$AP Rocky. Salió y toda la peña loca. Y bueno, yo lo escuchaba y decía, bueno, el A$AP Rocky, este tema está guay, vale. Pero ya está. ¿Ahora qué ha pasado? Que está haciendo unas ridiculeces dignas de un tío que ha tenido un hype que no se merecía con una puta mixtape.

Mars: A mí me mola. A mí me mola (risas).

Erik: A mí también hay cosas que me molan de él.

Mars: A tí te mola más Aesop Rock que te lo he visto en twitter (más risas).

Mars: Quizás el problema es darle 3 millones de pavos a un tío con una sola mixtape.

Zar: Y ahí le tienes, ya va de… Lo que hay que hacer es, este tío ha sacado una mixtape que está interesante. Vale, me parece muy bien. Espérate a que saque dos discos o tres para decir: el puto A$AP Rocky.

Erik: Eso es lo que te decía, es culpa de la gente. Sale A$AP con un tema o un vídeo. Como pasó con el Tyler con el Yonkers. Un puto vídeo y ya la peña te lo pone como el artista del siglo cuando antaño tenías que sacar un disco entero que mereciera la pena de principio a fin.

Mars: Y que se comiera a los que habían salido anteriormente.

Erik: Completamente.

Zar: ¿Qué paso con el Tyler? Mucho hype y luego sacó un disco que a mí me parece una patata.

Erik: O con A$AP Rocky, que hay temas que me molan y otros temas nada. Y yo valoro mucho que un disco haya una línea, un mínimo de calidad en todos los temas. Como por ejemplo, en el disco, salta el primer tema que me flipa, y luego tres temas más allá un tema horrible. Tío, que me estas contando.

Zar: Yo no se quien le ha contratado. Me imagino que si le pones tanta pasta, lo que quieres es más. Que guay, como va, las pintas, va a la última moda. Su imagen es un producto. Su imagen es puro marketing.

Erik: Y que se le permite hacer el ridículo.

Mars: El tema del hype  con toda esta gente, los de Odd Future o los de A$AP, tenemos al Ferg que se come a Rocky por todos los sitios y al Earl o los Domo por el otro lado, y casi todos los demás no son más que “backseat motherfuckers” que no sirven ni de aguador. Y al final es el Rocky o el Tyler los que están ahí todo el día y te los tienes que comer.

Erik: LeÍste lo del blog de Ghostface ¿eh? (Risas).

Mars: Gente que está contigo y que no valen para nada. Hombre, yo entiendo que quieras sacar a tus colegas, pero tío… hay colectivos súper potentes y otros que madre mía. Al final es todo un hype, una mentira. Puro product placement. Ya sabéis el rumor de que los OFWGKTA son cosa de Supreme directamente y vete tú a saber, porque tal y como funciona el sistema…

Erik: Claro, si es que no es nada raro, no es nada raro con la de millones que manejan.

Mars: Estos chavales me molan, les pongo la ropita y a vender Supreme…

Zar: Claro, y tengo un anuncio en cada vídeo que hagan.

Mars: Exactamente.

Mars: Aquí lo vemos menos, el hype parece más que en los artistas o en los sellos, va entre el propio público que va creando la burbuja, ahora esto, ahora lo otro, ahora el boom bap. Antes ya había gente haciendo boom bap de gran calidad pero hasta que el hype y la modita llegó como que…

Erik: Nadie se fijó en Perros Callejeros.

Mars: O en Chinatown. O toda la peña de Santander que siempre han sido súper estrictos.

Zar: Y era muy feo antes. Ahora mola mucho.

Mars: O Gamberros Pro. En 2007 hablar de esta peña era un estigma y un tabú.

Erik: Además al final el tiempo pone a todo el mundo en su lugar. Miran donde están ellos ahora, y donde están los que criticaban o se reían de ellos. Vistiendo como ellos, o colaborando con peña a la que criticaban hace cuatro días ¿sabes? Al final se les ve el plumero a todos.

Zar: O cantando para niños de 15 años. Esto da una visión de la madurez…

Mars: Del público.

Zar: Y del artista. De la madurez… o de la sinvergonzonería, de ser un jeta, hablando claro.

 

Llega el momento del fin de la firma de discos. La gente de AGZ sale de la tienda y se acercan Antón y Fabianni. Nos presentamos y decidimos contar la conversación por unos minutos. La gente tiene hambre, nosotros también. La responsabilidad recae sobre nosotros siendo de Granada. Boogie K dice Calle Elvira y nos parece bien. No está lejos de la JazzClub. Por el camino, a Vicky se le ilumina la bombilla y nos comenta que mejor la calle Navas. Cierto, la calle Navas está bastante bien. Los Diamantes dice un hombre que nos acompaña y que también es granadino. Decidido entonces, toca tapear en Los Diamantes.

Una vez allí, y tras dar varias vueltas (todo estaba a rebosar), nos metemos en el callejón trasero del bar. Pedimos y la conversación vuelve a fluir. De nuevo, llego tarde y enciendo la grabadora cuando llevamos unos pocos minutos hablando. La temática, la tendencia a ser real, la discusión en torno a la importancia de ser real en el rap:

Erik: Está de moda ser calle y hablar de calle en los rapeos. Si alguien sale hablando de algo distinto a eso ya le catalogan como no real. Bueno, más que eso, como que… para ser real hay que hablar de calle, y luego a la vez es ridículo, porque… no hay nada más rap que hablar de calle, quiero decir, que en el fondo, el rap es hablar de la calle, por lo menos desde el punto de vista de la calle. La peña tiene como muy conceptuado hablar de eso, de aparentar de que su colega es el que más vende y es que el más se pone.

Mars: Y entonces se produce ese enfrentamiento entre lo que realmente eres, y lo que realmente vendes. Porque claro, si en el fondo, si tú no eres calle, o esa calle -que no es ni de lejos toda la calle- esos chavales se piensan, coño, es que no soy real, tengo que ser calle.

Erik: Claro, eso le pasará a muchos chavales. Que acabarán de salir del instituto y no se han comido ni dos gramos y te están hablando de kilos ¿sabes? Es un poco gracioso. Como antes, yo que se, ha habido otras épocas en las que tenías que hablar de violar viejas o de beber la ostia… A ver Zar, acercate que a ti este rollo te mola.

Se acerca Zar1 para unirse a nosotros cerveza en mano. Fabianni anda cerca con el oído atento. Más adelante se unirá a nosotros unos minutos.

Mars: Le contaba que querer ser real, o lo que te venden por real, al final capa a mucha gente. El tópico del rapero que produce esa distancia o ese enfrentamiento entre lo que eres tú como persona y lo que se supone que debes de ser y al final es algo así como ¿dónde encajas?

Zar: El miedo a no ser real. Hay gente como que tiene miedo a no ser real. Lo ves por ejemplo con el rollo de las pintas. Ahora para ser real hay que llevar un Lacoste, unas Air Max…hace cuatro años había que ir de ancho… A mí me han dicho con 16 años que no era rapero por no llevar pantalones anchos ¿sabes? O cosas así. Eso es una cosa que yo no se por ahí fuera, pero aquí en España es algo sectario. O me acuerdo de escuchar a Daft Punk o los Chemical Brothers y me decían que era un bakala. Siempre ha habido una mentalidad ahí…yo no se… los primeros que… no se quien metió aquí esa mentalidad cerrada que aún hoy se sigue arrastrando. De otra manera y con otras cosas, pero se sigue arrastrando. Lo principal es ser real, pero ser real como persona, una persona real.Al fin y al cabo son bobadas. Real, si tienes coherencia eres real y punto, no por escuchar una cosa o ponerte otra.

Mars: Sobre todo el rollo de cambiar tu personalidad por encajar en el prototipo.

Zar: Eso es tío. De hacer o decir, o de actuar de ciertas maneras para que digan que eres real. Además de que es lo menos real que hay, ese comportamiento.

Erik: Como dice el Manto, “por decir que eres real, no eres más real” y la peña tira mucho de ello, de yo soy real, soy real.

Mars: El problema de ser real también es que cuando tú ves esa imagen que te venden y cuando tú confrontas quien eres con lo que es ser real en el rap produce esa sensación de… no soy real porque soy distinto, y claro, al final o cambias tu personalidad o no encajas. Tampoco puedes estar preocupándote y cambiando el como eres por cumplir un prototipo, que como tal, es construido. Si no eres calle, no eres calle y punto. Es como el género ¿no? Que te venden una forma de ser del macho que has de ser así y así, y si no te comportas como tal ya no eres un hombre. Es todo una mentira, es todo inventado.

Erik: Sí, sí, sí. Totalmente.

Zar: Vamos a ver, si eres universitario y tus padres viven bien y nunca te ha faltado de nada, no digas que eres calle por tratar de ser real. Por poner un ejemplo. Son cosas absurdas. No vas a ser más real por decir que eres calle o por decir que eres universitario.

Fabianni: Al final lo que hay que hacer, es no decir lo que no eres. Ser real es estar agusto contigo mismo.

Zar: Ser la persona que tú eres, eso es ser real.

Mars: El dilema es, si no eres como el prototipo del rap. ¿Puedes hacer rap? Si no tienes street cred, calle…  lo típico.

Fabianni: En España, ¿quién es el prototipo de rap que realmente es por como se empezó la calle en el rap? ¿quién lo es en España? ¿se puede hacer rap en España? A lo mejor esa es la cuestión ¿se puede hacer flamenco en China? Es que es lo de siempre…

Mars: Entonces, ¿se puede juzgar a un artista porque no tenga esa credibilidad?

Erik: Porque no la tenga no. Porque diga que la tenga y luego no sea verdad. Que vayas hablando de gramos cuando es mentira. Yo que se, te voy a poner un ejemplo que hablábamos antes. Elphomega. Un pavo que siempre me ha molado y nunca ha tenido que ir diciendo nada más allá. Habrá dado referencias de cómics, de pelis, pues de su vida. Como otros tantos. Como al igual que aquel que se ha criado en las calles, pues te hablará de ello.

Fabianni: La historia es que, el rap parece ser el único mundo en el que pasa eso. A lo mejor que estoy yo en él y lo veo así… No se, hay que centrarse más en la música y no en la persona.

Mars: Ahí es donde quería llegar yo. Un heavy, por ejemplo, tiene su música, y luego tiene su vida.

Zar: Puede ser un tío con el pelo corto y que va de traje.

Mars: Cada uno de su padre y de su madre además. En el rap parece que a todas horas tienes que continuar o reflejar como un mito, que en el fondo no es mas que una construcción. Esta el caso de Mobb Deep que no eran nada de lo que decían, Nas tampoco, Biggie tampoco… Al final te están contando unas movidas que lo hacen es contar crónicas de otras vidas, de las que han podido ser testigos o no, pero es ficción basada en, pero ficción, no un documental. O el caso extremo de Rick Ross que se le ha metido caña a muerte con todo lo de ser CO… y yo considero que, si eres bueno en lo que haces, mejor que muchos, si eres bueno retratando una realidad, que no tienes porque ser la tuya, pero la conoces ¿por qué te tienen qué criticar? Nas era el pringao del grupo, que pasa ¿convierte eso a “Illmatic” en un disco menos impresionante?

Erik: Volvemos a lo de siempre. El que más gramos esté vendiendo, el que más esté por las calles, lo último de lo que se va a preocupar es de escribir un tema y vender un LP, o de ser real.

Boogie K: Es que ni siquiera hace falta apelar a la realidad. MF Doom es un alter-ego por ejemplo. Madlib tiene un montón de nombres.

Erik: Hay gente que presume de ciertas cosas que luego no son. Otra cosa es que tú me cuentes una crónica de tu vida y de lo que ves.

Zar: Lo que estaba diciendo de MF Doom, o Quasimoto. Quasimoto es una cosa totalmente ficticia. Que no es real eso y es rap.

Boogie K: Es que puedes hacer ficción directamente.

Mars: Ya en 2013 este estigma es ya pesado. Tenemos el ejemplo de Kendrick Lamar que lo ha roto definitivamente. Joder, soy de Compton pero no soy calle, no soy MC Eiht. He nacido en el lugar equivocado con el prototipo equivocado que no encaja conmigo. Peer Pressure lo resume perfectamente. Estoy con los colegas, pero realmente no soy así. Kendrick ha llegado y ha sacado un disco que es 100% rap desde el principio hasta el final y el chaval habla de sus emociones y no habla de sacar las pistolitas. Refleja la realidad de su barrio pero no va de G-Life ni de Thug Life

Erik: Por lo que yo he visto de él, tampoco es una persona que vaya de ello tampoco. El problema sería ese, ir de lo que no eres.

Mars: Pero por ejemplo, Rick Ross, él puede ir de lo que quiera. Lo que si está claro es que transmite muy bien una realidad que existe. Hasta que punto en el rap, porque en otras músicas no pasa, eso se puede respetar o no, ya no Rick Ross, sino cualquiera. No se, si eres capaz de reflejar una realidad, con calidad ¿por qué se te juzga de esa manera? Si al final lo que estás haciendo es contar algo, dar voz a gente o realidades, que de otra manera, no tendrían los medios o la atención para ello.

Zar: Al fin y al cabo no deja de ser como un tema de storytelling, igual que el que se escribe una letra hablando de yo que se, la parafernalia que se ha montado en la cabeza y te lo cuenta, y sabes, eso no es una cosa real, no real… joder (se empieza a reír). Es que es un jaleo esto… (risas) Es una cosa tan ridícula lo de ser real.

Fabianni: Lo más sencillo yo creo que es, no juzgar. No andar escuchando algo y juzgando ya a la persona que lo ha hecho, sino que si te gusta, te gusta, y si no, pues no te gusta. Juzga a la música y punto. No tienes que estar pensando si lo que esta contando es verdad o mentira, porque sino se convierte esto en un marujeo…

Erik: Todo se reduce a eso. Ya aquí en España me ha flipado gente que está hablando de disparar armas, que a lo mejor no las han disparado, y es que me suda la polla si las han disparado o no.

Zar: Me mola como lo dicen y punto.

Mars: A eso voy. En mi caso, aunque con mis dudas ya que es un tema que me interesa mucho,  he llegado a un punto en el que juzgo al artista y no a la persona. En primer lugar porque no me creo nada de los raperos. En segundo lugar porque yo a la persona, no la conozco, como para andar juzgándola. Me da igual si quien cuenta eso no lo ha vivido, mientras refleje esa realidad de forma fehaciente, lo demás me suda la polla. En el fondo, esta persona es un artista y se quiere ganar la vida haciendo música. Juzguemos la música.

Zar: Luego tampoco te intentan vender que esa es su vida.

Mars: O incluso si te la venden, tipo Biggie y luego resulta que es mentira. Si son capaces de transmitir, de narrar, de ser cronistas de un ambiente que conocen y que han convivido con él, o no, sigo sin ver el problema. Y fíjate Biggie, es un tío que para la música rap es lo que es.

Erik: Vamos a lo mismo. Me da igual lo que viviera o no. La movida me flipa y me da igual.

Mars: Hay una frase de Krumbsnatcha en Make Em Pay de Gang Starr que dice “Somethin ain’t right, to be an MC, you gotta thug or to thug you gotta be an MC, this shit is bugged” . Lo mismo el thug no tiene el nivel, o no ha puesto la investigación o los estudios suficientes para hacer buen rap, que los hay; o el rapero tiene porque cumplir al 100% el cred, que los hay también. Krumbsnatcha se ríe de esto con tristeza, es un poco como, bueno, si al final lo que venimos a traer aquí es más knowledge que otra cosa.

Zar: es lo que dijo Chuck D, la CNN del ghetto. Verlo y contarlo.

Mars: O el propio Ice T con “Home Invasion”. ¿Por qué? ¿por qué lo llamó así? Home Invasion es cuando te cuelas en la casa de alguien a robar, pero Ice T no se cuela físicamente en una casa, no vacila de colarse en ninguna casa a robar. Se cuela a través de la música en las cabezas de los adolescentes blancos. Que mejor forma de reflejar una realidad que es veraz, y que se ignora, al enemigo, que colándote en todos los equipos de sus hijos. Hay esa contradicción de música del ghetto, no del ghetto, que si la consumen blancos de clase media… al final, es como dice Zar, es todo tan ridículo y ya no se donde colocar la vara de medir.

Zar: Es que están todo el día preocupados por eso, en vez de preocuparse de otras cosas. No tienen que estar preocupados. Se tú mismo y ya está, así vas a a ser real.

Erik: La peña pierde el tiempo definiéndose y hablando de ser real o no se real en vez de hacer música. Que es lo que mola.

Mars: Además, tambien pienso yo, ahora aquí en España todo el mundo quiere ser o parecer calle, y cuando miras a Estados Unidos te das cuenta de que hay un tanto por ciento de peña que es calle, que lleva ese rollo, pero luego hay también otro tanto por ciento de rap indie, de rap mainstream no calle, underground no calle, hay rap no se que… y todo el dilema que hay aquí al final como que es completamente ficticio ¿no? Aquello que hablabas antes del público burbuja, todo muy local.

Zar: Claro, claro. Ahora parece que todo el mundo aquí en España tiene que hablar de calle y sonar a determinada cosa…

Erik: Todos tienen colegas que venden la ostia…

Boogie K: todo el mundo tiene el Cuban Linx.

Mars: Y seguramente ni el mismo Raekwon haya vivido todas esas cosas que cuenta en el disco. El disco está planteado como un film, es ficción.

Zar: Es el rollo de reflejarlo ¿sabes? Verlo y contarlo.

Boogie K: Es que no es necesario vivirlo, está claro. Sino cómo contarlo.

Zar: Al menos conocerlo. Yo por ejemplo, no puedo hablarte en un tema de Harlem, o no me puedo hacer un tema hablando de… de las Barranquillas porque no he estado nunca.

Boogie K: O hablarás de tu Harlem, el que conoces tú si acaso.

Mars: Está la cosa irrisoria de que te quieren vender la calle como algo excluyente cuando cualquiera que se haya criado en un barrio o en un pueblo de toda la vida, con su clase media y su clase baja ha visto de todo y no se extraña. Y esta gente te lo vende como algo especial el mercadear o el ser testigo de ello.

Fabianni: Ya, no te hace falta irte a ningún lado para ver esas cosas.

Erik: En realidad, cualquiera que esté en un nivel de vida alto, ahí…ahí verás más niveles de droga que en otros sitios. Mira el Afflelou, 700 kilos en un avión. ¿Cuántos camellos en la calle van a meter 700 kilos en un avión?

Zar: El más real de todo es Alain Afflelou (risas).

Erik: Se asocia todo lo de la droga a las clases bajas ¿sabes? Y está en todas las capas.

 

 

Zar: Es un problema de que la gente no sabe interpretarlo. La gente, pues eso, escucha el “Cuban Linx” o cualquier disco que hable de esas temáticas y se cree, volviendo a lo de ser real, que para ser real tiene que hablar de eso, y que has tenido que vivirlo y no se que… No, es un disco que te está hablando de eso, o un tema que te está hablando de eso, y ya está, porque es una realidad que hay ¿sabes? También podemos hablar de cualquier otra realidad.

Erik: Por lo menos desde el punto de vista de las calles, de lo cotidiano, la gente de a pie, sus vidas.

Mars: Conforme maduras y cumples años te apetece escuchar gente que hable precisamente de esa cotidianeidad, de pagar facturas, que no tengan ese mundo ficticio de narcos, sino que te cuenten simplemente “mira, no llego a fin de mes y me tengo que buscar la vida” y, más calle que eso, saber que todos los días tienes que salir a la calle a buscarte la vida, con un trabajo de mierda, en un sistema de mierda, oye, pues son cojones también los que hay que tener.

Boogie K: “Energía Libre” tiene muchas cosas así. Muchas cosas que representan eso, rollo “el bozal de la escuela”, que me parece una pasada de frase, muy certera. Y cosas así hay un montón. Lo cotidiano, si aparte de que te guste, te representa, ya… ya está más arriba el disco en tu escala.

Mars: Si, el rollo de la ciencia ficción o el espacio, usarlo como metáforas futuristas.

Erik: Distopías.

Mars: Como metáfora del día a día que vives como persona corriente.

Boogie K: Una cosa que me parece muy curiosa del “Voyager’s Rock” es que ninguno de vosotros dice nunca vuestro nombre, en ningún momento. Te choca mucho, es como ¿quién es quién? Se diluye.

Erik: Ya te digo, no había caído yo en eso.

Boogie K: El yo, yo, yo, yo no está.

Erik: Con Urano nos pasó mucho que la gente nos confundía. A pesar de que yo creo que no nos parecemos. Es verdad que cuando entras a ello no hay quien se identifique bien.

Zar: Con Urano ni siquiera hicimos ningún vídeo siquiera.

Erik: Sí, sí. Nada de nada.

Mars: El egotrip en vuestro caso está muy muy ausente. Funciona más como una representación, una representación de pensamientos que tenéis en vuestra cabeza. Me hago un tema de lo que veo y utilizo la referencia, el name droppin’, como analogía de lo que ves, y que funciona muy bien. Por ahí si que hay una cotidianeidad del que vive el día a día del sistema capitalista y desde la calle sin necesidad de egos subidos o mentiras.

Zar: Yo lo veo… las letras las veo como un reflejo de la vida que puede tener cualquiera, cualquier persona.

Erik: Luego al final todos somos lo mismo. Nos parecemos entre todos. Hay cosas cotidianas que son universales.

Boogie K: El Gadget del Milenio es un tema que representa a un montonazo de gente y creo que es por eso que comenta Erik. Luego hay temas como Burbujas o Glucosa en los que se nota la versatilidad de peña que lleva tiempo haciendo estas cosas. Partir de una idea y estirarla para sacarle mucho jugo, no es tan fácil.

Erik: Eso me gusta mucho. Porque también es una movida que cuando yo he escuchado discos me ha molado mucho. La típica palabra, o concepto y desarrollar todo un tema a través de eso. En Burbujas, el tema no habla de burbujas, pero se juega con todo el trasfondo del tema con eso. Asociar ideas. También es una movida un poco difusa. No me gusta ser muy claro, masticado, o llamar o titular a un tema X y que vaya de X. No me gusta tampoco.

Boogie K: Así se da juego a la interpretación. Enriquece mucho. Pensar que hiciste las cosas de una manera o con una intención y que luega te venga otra persona y te diga “eh, me encanta tu idea de tal y cual” y te quedas pensando si no lo hice así, pero guay.

Erik: Me gusta eso que me has dicho, porque nos ha pasado.

Zar: La gente saca su lectura, según su vida o lo que le haya podido parecer en ese momento.

Erik: Y más con frases ahí… tan abstractas. Nos ha venido peña preguntando, “oye ¿con esta frase querías decir esto?” Pues… no ¿sabes? Pero joder, me parece muy interesante. Me mola en ese sentido la percepción que has tenido de ello.

Boogie K: El tema de las referencias funciona muy bien porque van más allá de mencionar algo que te gusta para darle un sentido más profundo.

Erik: Últimamente se abusa mucho del name droppin’.

Zar: Gratuito. De decir nombres como…venga, ahora digo tal y quedo súper rapper.

Erik: Soy negro como Pac, soy gordo como Biggie. Pues no. Dale un poco la vuelta a la metáfora.

Zar: Al final lo que estás haciendo es una cosa súper vacía, súper facilona. De otra manera, pero estás haciendo lo mismo que criticabas de otros rollos de rap.

Erik: Name droppin’ de Wikipedia.

Mars: Sí, cuentame algo que no sepa. Es como decir fútbol como Messi ¡No me jodas! (risas).

Mars: En “Energía Libre” hay muchos como, como tal, como X. Sin embargo, se usa como punto de partida, como trampolín. Si encima conoces a quien nombras, como me pasa con Elphomega, pues despiertas además una sonrisa cómplice.

Erik: Eso es la hostia.

Boogie K: Aprendes un montón. Con Elphomega por ejemplo, yo no tenía ni idea de quien era Nick Drake y cuando lo escuché dije, joder, voy a investigar. Y también me pasa con vosotros.

Erik: Descubrir. A mi me parece muy mágico lo de las referencias. El toparte con un día…no se quien decirte, pero me ha pasado de alguien que nombra algo y luego te ves la peli en la que sale ese algo y dices, que bueno ¿sabes?

Boogie K: Como aquello de “vivo al lado del aeropuerto como Ray Liotta”. No tenía ni idea. Yo repetía la frase pero cuando vi la película fue, joder, que guapo.

Mars: Eso es un buen ejemplo de name droppin’. Puedes decir coca como Ray Liotta. Vamos a ver, que todo el mundo ha visto “Goodfellas”, no has descubierto América. En el caso de Elphomega o el vuestro es más una herramienta, para enriquecer todavía más el texto. Me acuerdo ahora del “Shadows” de Chirie Vegas también, cuando menciona a Tartovsky, o a Andréi Rubliov y sus trípticos, o Joy Division… Ese name droppin’, o esas cosas… dejar caer muchas veces algo… es lo interesante porque te está diciendo oye, que aquí hay un discurso que tienes que descubrir por tu cuenta.

Zar: Desarrollar un concepto. No es simplemente decir fulanito de tal. No. El concepto es lo importante.

Erik: Al final es que es para eso, para darle riqueza. Para enfatizar. Con Elphomega me pasa que vuelvo lo mismo a su primer disco y aún hay cosas que no pillo. Y han pasado muchos años. A ese pavo, por ejemplo, se le ve con cultura. Se ve que las cosas que dice, no las dice por decir. Hay gente que lo entiende como ostentación, para vacilar de algo, mira lo que se, mira cuantos grupos escucho…

Zar: Mira que rapper soy. Que culto.

Boogie K: Es el egotrip cultureta.

Zar: Cuando ves a un tío que hace un name droppin’ vacío, canta. Canta. Cuando un tío nombra una movida y es porque lo conoce de verdad se ve. Cuando es vacía se nota, nombrar por nombrar se nota. Cuando es nombrar por dar el concepto y demás, se nota, también.

Mars: Encima es que siempre nombran a los mismos. Se quedan en lo que es legítimo ahora, Nas, Queens, Air Max…

Zar: Bukowsky, Polansky

Mars: Sí, sí, has descubierto el realismo sucio. Que quieres que haga, ¿que te aplauda? Joder, si es puto mainstream el realismo sucio. No está escondido. Todo el rollo burgués deprimido, que está deprimido porque se aburre o eso me parece a mí. No me digas que vas de Chinasky por la vida. ¡Qué sorpresa!

Erik: Hay gente que comienza ese rollo, como ha pasado aquí. Hay gente que ha salido con ese rollo, te puede molar más o menos, pero bueno, era su rollo y está guay. Lo importante es que fueron o son auténticos con su movida.

Zar: Claro, claro. Ese rollo de “soy un amargado de la vida” y luego es un tío que está sonriendo todo el día y es un happy. Es lo mismo. La moda, la moda.

Erik: Es lo mismo, y más ahora, que mires donde mires, un barrio más allá o un barrio más acá, hay drama.

Mars: Y de ese drama apenas se habla curiosamente.

Erik: O que no lo haga desde el panfletismo barato.

Mars: Es todo un poco moda.

Erik: Sí, ahora te haces un tema de los deshaucios.

Mars: O el que hizo el de la Marta del Castillo esta.

Boogie K: Eso es demagogia pura y querer vivir de lo que está teniendo tirón.

Mars: A mi me pasaba con los discos de rap español, que antes de oírlos ya sabía que iba a haber un tema de fumar porros, otro sobre los inmigrantes o en su defecto el maltrato femenino…

Erik: Otro del de la novia o del colega…

Mars: Y el de egotrip. Al final siempre era como ¿es qué no eres capaz de dar más de ti? ¿no eres capaz de ir más allá?

Zar: Encima te decían, si bueno, hay temas de egotrip, hay otros temas que hablan de nosequé, para darle variedad al disco (risas), y eran así todos los discos ¿sabes?

Erik: Parece que como que una vez estás dentro del circuito, como que tienes que dar una imagen de buena persona.

Boogie K: A mi esas mierdas moralistas no me molan. Volviendo a lo del bozal, es algo que no es demagógico, que no es moralista.

Zar: Yo recuerdo en una entrevista que nos dijeron que nuestro disco tenía poco mensaje. Poco mensaje, poco mensaje en lo que en España siempre se ha llamado mensaje.

Erik: Del “Voyager’s Rock”.

Mars: Tanto en “Voyager’s Rock” como en “Energía Libre” hay un mensaje subyacente muy potente.

Erik: Claro, y como que, yo que se, también he escuchado temas de peña hablando de fiesta y que tenían mazo de mensaje. Aquí se llama mensaje a hacer panfletismo social. Cuando el mensaje es simplemente que te diga algo la canción.

Zar: Exactamente.

Mars: Yo creo que se convierte en moralina o en discurso vacío porque siempre hablan de lo mismo. Ahora que toca, los deshaucios, pues deshaucios. O la inmigración o el maltrato. Son mono-temas.

Erik: Que la peña habla del maltrato a la mujer como te hablan en el Telediario. O de la movida social como te hablan en el Telediario, y precisamente yo no quiero eso, es el lado de la información del que escapo. Quiero que me aportes otra movida un poco por encima de eso.

Zar: Al final no es más que banalizar sobre un tema que es serio. Es banalizar sobre un problema grave.

Mars: Siempre puedes hablar desde un punto más cercano. Puedes hablar del machismo. Como hombre que eres, lo ves, y lo vives. Eres capaz de reconocer los códigos machistas y de traducirlos. Puedes hablar de eso, y al final estás hablando de como es tratada la mujer en esta sociedad.

Erik: Y la movida de la violencia… yo hablo de violencia, de toda la violencia ¿sabes?

Zar: El problema es este de hacer diferencias con la violencia. Está mal cualquier tipo de violencia. Está mal que un hombre pegue una mujer, está mal que un tío suelte un puñetazo a este que pase por aquí, o lo que sea. Cualquier tipo de violencia es mala, ninguna es peor que otra.

Mars: Erik habla mucho de otra violencia, o así lo considero yo, que es la violencia diaria del capitalismo. Todos los días estar sometido a un sistema que te esclaviza y es una violencia de la que casi no se habla en los medios, y es la que tienes más presente.

Zar: El sistema en el que vivimos es lo más violento que hay. Violencia pura. Sin necesidad de que recibas ninguna ostia. Es la mayor violencia que hay.

Erik: Es una puta mierda, tío.

Mars: Es, oye, a mí, todos los días se me subyuga así. Y es tan potente como cualquier otra porque encima la vivimos todos. Eso genera en el oyente una empatía. Este tío está hablando de lo que yo también sufro, y siento.

Erik: Claro, la alienación.

Mars: En “Energía Libre” se habla del desarraigo yo creo. Del que se encuentra en un sistema en el que ya es consciente de como funciona este sistema, pero que se encuentra sin saber que hacer.

Erik: Claro, el estar atrapado. La alienación de la gente. Por lo menos el mirar un poco más allá. Por lo menos visto desde un punto de vista distinto.

 

 

 

Momento de marcharnos. Parte de AGZ pillan un taxi y se dirigen al hotel. Otros decidimos ir caminando. Pasamos por la catedral y aprovechan para tirarse fotos y echarle un vistazo desde fuera. Vicky aprovecha también y tira unas cuantas fotos. Seguimos. Subiendo Gran Vía nos cae el chaparrón del siglo. Vic y Boogie K se refugian en un paraguas y se despiden durante un rato, tienen que ir a coger las entradas. Los tres restantes nos subimos a un taxi y nos dirigimos al hotel, donde amablemente me invitan a su habitación para proseguir con la conversación. Hablamos de discos, de comprar discos…

Zar: Al que le mole el disco, se lo va a comprar. Es un problema del público que tiene esa gente. Es gente que no consume música. Le da igual tener un disco o no tenerlo. Si tiene un disco seguramente sea porque se lo han regalado en su cumpleaños o algo así. El público que tiene esa gente, no es melómano. No consume música. Dentro de que estamos en un país en el que no se consume música.

Mars: Sin entrar siquiera en el rollo del coleccionismo, sino una persona normal es que no compra ni 10 discos al año, o que te gusta el grupo y te compras sus discos, porque eres súper fan de tal grupo. Ni eso. El público de esa gente que decía, o dice, descargarse discos va en contra de nosotros es porque su público no compra discos. Y cuando tenga edad o dinero para comprar esos discos no lo va a hacer, porque ya no les escucha.

Erik: Contaba el otro día… Pues hablaba el otro día el Dano que estuvo en Japón recientemente, que la gente allí, que hay mucha cultura de comprar música y que igual les gusta un artista y compran 10, 20, 50 ó 100 discos de ese artista. Para tirarle para arriba. Les mola y compran tacos de discos. Me recordó a lo de las huelgas, de trabajar más. Muy curioso.

Zar: Todo al revés que aquí.

Mars: En Japón hay una cultura de discos tremenda. Muchas de las mejores colecciones de música negra están allí.

Zar: Hay ediciones especiales para Japón, con temas raros. Buscas la edición japonesa de un disco y vale 10 veces más de lo normal. Y hay mucho mercado pirata.

Mars: Si, como lo de Emelvi.

Zar: Pusieron una foto de un mercado de discos en Facebook de la ostia. Estanterías y estanterías de discos. Compartí la foto en Facebook en plan que envidia, y entonces Dj2D2 me comentó que había estado en ferias así y que prácticamente todo era pirata.

Mars: ¿Y tenían calidad?

Zar: Pues no se. Pero conciertos piratas de no se quien, que alguien grabó el directo y lo plancha en vinilo. Plancha 1000 copias y las vende. Como lo de Emelvi. Encuentro un remix raro, y lo plancho como una rareza y el propio productor ni se entera. O se entera de rebote.

Mars: Como aquí… con la cultura del pillaje.

Zar: Del todo gratis. Aunque sea una mierda de perro, si es gratis, la quiero. Y si no es gratis me quejo. Está en la cultura de este país.

Mars: Pero si hay gente que colecciona. Hay gente que compra discos. Si te gusta un disco, lo compras. Te lo puedes descargar, pero también hace ilusión. Por ejemplo, el vuestro, o el vinilo de N-Y, no me los escuché hasta que me llegaron por correo. La ilusión de cuando tu abres algo… y es tuyo…

Zar: Antes salía un disco y te lo comprabas sin haberlo escuchado. Comprabas música para escucharla y descubrirla. Ahora las cosas se escuchan y se queman al primer día, y ala, para la basura y… eso devalúa lo que es un disco.

Mars: Es el método Itunes. Vender singles. El disco era antes un concepto, un todo de X temas. Se ha acabado la idea de un disco. Ni siquiera te merece la pena comprarte un disco, por ejemplo, de Nicky Minaj, porque tiene 4-5 temas buenos, que son los singles, y los demás son relleno que no llegan al nivel de calidad de los otros. Realmente a lo que van es al hit, al single. Ya no fabrican discos enteros de hits. Como pasaba con Michael Jackson por ejemplo, que todas las canciones eran hits.

Zar: Ahora se compran las canciones. A nivel mainstream, no se hacen discos, se hacen canciones.

Erik: Se ha perdido todo.

Zar: Se hacen canciones y se juntan en un disco. Tres o cuatro hits más otras ocho canciones y, ala, un disco.

Mars: Así no obligas al artista a crear un algo, un concepto, un disco completo. No lo sientas con su productor, su A&R, a reflexionar sobre que quieren hacer, adonde quieren ir. Les da igual.

Zar: Es música hecha para vender. Es producto puro.

Erik: Es un poco también como va la sociedad. La sobreinformación.

Mars: Sí, sin videoclip no eres nadie. Y además tienes que estar en Twitter, y en Facebook. Se ha perdido la magia de antes. Aquella de estar durante dos años sin saber nada de un grupo, y de repente te cogías la Tipo y ostia, que se ha sacado un disco, me cago en mi padre y yo ni me acordaba, me voy a bajar a la tienda a comprármelo. Eran dos años de silencio, y ahora cada mes tienes que sacar algo.

Zar: Eso es quemar, saturar. A mí, muchas veces, hay cosas que ni las ves porque no te apetece. Es algo tan continuo, tan venga, otro tema nuevo, y otro vídeo. Prefiero irme y coger un disco de la estantería y ponérmelo y oírlo.

Mars: Y devalúa al artista. Vas a sacar un disco y te pegas un año preparando el disco.

Zar: Claro tío, no lo quemes antes de sacarlo. O coge y di he sacado un disco, ahí lo tienes.

Mars: No sólo eso. Para sacar un disco tienes 30-40 canciones. En un disco de rap ¿no? que puede tener entre 15 y 20 canciones. Haces criba, te quedas con los mejores temas. Ahora bien, si estás todos los meses sacando temas, el artista nunca hace criba. Todo el mundo tiene temas mejores y peores. Cuando antes sacabas un LP, no te cabían, por el propio formato, 30-40 canciones. Tenías que elegir las mejores para grabar. Y las otras a un EP, o a la basura.

Zar: O a una cara B de un 12’…

Mars: Tengo un buen producto, pero lo voy a mejorar porque no me cabe todo. Voy a depurar el proceso.

Zar: Si, ahora si no te cabe lo sueltas en Youtube, lo pones a descargar en Soundcloud…

Mars: Te encuentras una cantidad de mierda de buenos artistas impresionante. Si no eres capaz de elegir uno de entre cuatro temas y decidir cual es el mejor de ellos y sacar ese, o 10 de 30… al final es un reto, te estás retando a mejorar y a desechar lo que no está a la altura. Así, ahora, como bien dices, le das al play y piensas, mira no tengo tiempo para andarlo perdiendo con esto.

Zar: Lo coges y lo escuchas 10 segundos. O lo escuchas pasándolo. O lo escuchas entero y lo ves entero y ya está, nunca más. No lo vuelves a ver, ni oír. También es una forma de intentar estar en la cresta, o de mantenerte.

Mars: Con internet además, como funciona, es que oyes un tema y lo tiras. Lees algo y no vuelves. Al final el artista se ve obligado a estar llamando tu atención constantemente.

Zar: A nosotros nos ha pasado que cinco meses después de sacar el disco gente preguntando que cuando íbamos a sacar una cosa nueva. Tío, que acaba de salir el disco. Joder, escúchate el disco. Es un disco que nos costado hacerlo. No podemos sacar un disco cada cinco meses. Lo primero porque no es nuestra forma de verlo; y lo segundo, porque es imposible, no podemos hacer un disco cada cinco meses. O sea, la gente lo pide, incluso. Es un reflejo de la sociedad. De consumir. La gente está tan metida ahí, está enganchada a consumir. Consumir y tirar, consumir y tirar. Escucho un disco y estoy deseando que saques otro para consumirlo.

Erik: No lo absorbes, no te da tiempo a interiorizarlo.

Zar: Al fin y al cabo son gente que no… no ama la música. Le gusta una música, la escucha, pero realmente no es gente que le interese la música, ni la ama. El que ama la música, si le mola un disco, no va a pedir otro, va a querer otro, sí, pero sigue absorbiendo el anterior y escuchándolo. No lo vas a abandonar. El “Dark Side of the Moon” es un disco que por muchas veces que lo pongas, no se quema. Un buen disco no se quema. Un buen disco es para siempre. La buena música es para siempre. No es ni para una época, ni para la otra.

Mars: Los buenos discos requieren digestión. Digerirlo, sacar cosas, sacar conclusiones. Un poco lo que comentabais antes, no es lo que yo pensaba, pero me mola esa idea. Eso lleva tiempo.

Zar: No es sólo cosa del público. Los Dj’s. Hay muchos Dj’s que están siempre pinchando lo último que ha salido esta semana. Me pones un buen tema de hace 10 años, y lo prefiero ¿sabes? Al final, sí, vale, estás poniendo lo más último de lo más último, pero dentro de un mes ya no lo vas a poner. Eso para mi genera lo mismo. Hay buenos Dj’s que te pinchan temas que no has oído en tu puta vida, no son populares y son la polla. La cuestión está en que la gente no quiere más que quemar las cosas. Consumir y tirar. Y de como nos hacen adictos al sistema. Querer, querer y querer, querer y querer.

 

 

Mars: Incluidos los artistas. El mainstream los coge, los quema y los escupe. Los traga y los vomita. A veces ni el propio artista se da cuenta. Se dice, estoy en la ola. Pero mañana ya nadie se acuerda de ti. Ya nadie se acuerda de Ja Rule. ¿Ni siquieran se plantean el que no se van a acordar de ellos, aunque estén forrados en billetes? Ese planteamiento de que, como músico, quieres hacer algo. Pienso en Madonna, que lleva 30 años en la cresta, por algo será. Tonta no es, imagino.

Zar: Se renueva. No intenta seguir las modas, sino que se renueva. El ejemplo este también te da el reflejo de que se puede ser underground o mainstream. La cosa es que hagas cosas buenas, te lo curres.

Mars: El propio Timbaland, que si que va a ser recordado.

Zar: Hacía mucho que no se le oía.

Mars: Tampoco parece que lo necesite.

Zar: Es eso. No es un tío que esté ahí…al carro, subirse a crestas. Tiene sus errores y sus cosas. Es que… es que Timbaland es mejor cuando saca cosas para otros, que cuando saca cosas suyas. Lo de Timbaland y Mr. Magoo es una mierda.

Erik: o los Neptunes.

Zar: El disco de los Neptunes es una puta mierda. Luego escuchas el disco de Clipse tío y vamos… esos ritmos son la polla.

Erik: Somos súper fans de Clipse. Del “Hell Hath No Fury”.

Mars: Pharrell es otro tío que está siempre a la última, pero no se le ve forzado. Es un generador de tendencias, de hecho.

Erik: Sobre todo no es un pesado, no te acaba dando asco. No le veo pretencioso.

Zar: Yo creo que es gente es lista y que sabría del problema. Son gente que se habrán planteado lo de quemarse y ser fagocitados. Gente que sabe que no puede hacer eso porque va a acabar en la basura. Aparte de que tienen talento.

Mars: Los Neptunes se adelantaron a todo dios con esas producciones. Era como ahora vais a hacer esto.

Erik: Sí, porque tampoco era el rollo que se esperaba de Neptunes y a la vez era como una movida súper Neptunes (en relación al “Hell Hath No Fury”). O sea, era como Neptunes pero sonando muy crudo. Son gente que sabe reciclarse, saber a quien y cuando.

Mars: Hay gente como que no se quema. Timbaland, Neptunes, Kanye. O The Dream. Que es un tío que tampoco está ahí a todas horas y todos los días. Y luego saca disco que te quedas a cuadros y no queda más que aplaudirle. O el propio Prince.

Zar: Al parecer el último tema es un temarraco. Me lo dijo Víctor (Verrier).

Erik: A mi el Garbanzo.

Mars: Diploide molan.

Erik: Son la polla. Y la gente se queda sólo con partes de su movida.

Zar: Son gente súper hip hop. Garbanzo es un fan total de la old school. El otro día me reía mucho hablando con él, porque se ha dejado bigote y tiene unas Cazal y todo el rollo, y entonces la peña le dice, que moderno eres con las gafas grandes y él “¡Me cago en Dios! Que yo lo único que quiero ser es un puto negro, un puto new yorker de los 70. Por eso me dejo el bigote y por eso llevo estas putas gafas” (risas).

Erik: Y han ido a sitios a tocar y el público rap que no ha entendido esa movida, y les han criticado y luego son más rap que tú y todos tus amigos. Y sobretodo, hace lo que le sale de la polla y eso es lo más…valorable tío.

Mars: ¿Qué es la old school al fin y a cabo? Fiesteo, macarreo, pasarlo bien…

Zar: Luego hay mucha gente que habla sin saber. “Porque el hip hop antes era mensaje y social”, pero que dices tío. Pero vamos a ver ¿tú te has oído los discos de SugarHill Gang? ¿qué mensaje hay en esos discos? ¿qué conciencia social hay en esos discos? ¿qué son? Party over here, hands in the air… (risas) ¿sabes? Es que eres tonto. Lo que me estás diciendo es que no tienes ni puta idea. El único tema que había así era The Message y ya está.

Mars: Y el resto de temas de ese disco, eran temas bailables.

Zar: Si, si. También es que la gente… la gente, yo que se tío. Te metes en un vídeo de Youtube de Gang Starr y lees comentarios de gente diciendo “joder como era la old school” (risas). Joder, si los de la old school hablaban de que eso era una mierda. Los old school cerrados.

Mars: Rakim en el 86, eso no es old school. El corte algunos los suelen poner ahí, yo me voy más atrás.

Zar: Ni De la Soul, ni Public Enemy. Es que si nos ponemos tiquismiquis ni SugarHill Gang es old school ¿sabes?

Mars: Hay mucha ignorancia sobre ese tema. Por ejemplo Chinatown decían que sacaron “Carta Bomba” con todo el rollo electro porque contaban que la gente pasaba de Run DMC a los Golden Years, y entre medias no ha pasado nada. Ellos era como, joder, que entre medias ha pasado todo esto, el electro…

Zar: Mantronix.

Mars y Zar: Mantronix, Whodini, Newcleus

Zar: Es como el rollo 90’s que hay ahora. Yo no veo a nadie haciendo costa oeste, y también eran 90’s, o movidas rollo a lo Ice T, que también eran 90’s.

Mars: O 2 Live Crew.

Zar: El Miami Bass es también 90’s.

Mars: Si, no se ve a peña haciendo nada de eso. Dobles tiempos, sintes tipo los discos de Mc Eiht en solitario, el bass… salvo contadas excepciones, apenas hay nadie trayendo rollos 90. Y encima te dicen 90’s y Air Max. Coño, en los 90`s llevaban Timberlands, Jordans y zapas de baloncesto en su mayoría. Y claro, a ese tipo de gente le puedes vender lo que tu quieras, porque no se van a poner a ver si es verdad o no.

Erik: Sobre todo la pretenciosidad de esa gente tratando esa movida.

Zar: Cuando ni lo han vivido. Yo que se, me estás hablando de los 90, ¿por qué dices 90? ¿por qué has nacido en el 92?

Mars: Pero también aunque hayan nacido en el 92 pueden escuchar y entender los 90 ¿no?

Zar: Sí, pero se nota. Quien no lo ha vivido, pero lo ha mamado luego después y ha quemado mucho y… y es lo que le flipa, eso luego sale reflejado en lo que hace. Sin necesidad de decir ni una puta vez 90’s ni Nas, ni drama…

Erik: Es esa movida, no es nombrar a Nas, o decir 90’s. Es la pretenciosidad, decirlo porque la persona que te mola lo dice. Pero esa persona lo dice por su movida, tú te tienes que buscar la tuya, y claro, se ha ido formando una bola ahí…

Mars: Al final, esta escena nueva no es más que lo mismo. El público, y el artista. La fotocopia de la fotocopia de la fotocopia. No hay ningún cambio. Van a estar otros pero de la misma forma, otra ropa,otra cosa, pero la misma mierda.

Zar: Parece que estas buscando salir en lo medios. Y no.

Mars: La escena es una mierda hasta que salen mis colegas, entonces si mola. Traemos el cambio suena entonces ridículo porque no existe el verdadero cambio, que es el cambio de mentalidad.

Zar: Es que no hay ningún cambio. Yo no veo ningún cambio la verdad. Es otra burbuja que hay. Pueden estar empezando a surgir otras… otra escena que está teniendo su público, sí. Se está dando un cambio respecto a que las cosas funcionan de otra manera con internet y los nuevos medios. Ya no prima lo que saca Zona Bruta, o BOA

Erik: Y ha sido un filtro. Ahora con internet como que la peña ha cambiado y no les vale a los que llevan 10 años o a los amigos de los que llevan 10 años. La gente está haciendo cosas realmente serias, hay gente de abajo que gracias a internet están obteniendo el reconocimiento que se merecen, que salgan a la luz. Hay más oportunidades de que la gente indague y eso ha hecho subir a grupos un poco más arriba. Antes era lo que salia en las revistas, el Rimadero, y poco más.

Zar: Una democratización. Pero lo que se supone que es el cambio, o el cambio que tiene que haber, no lo hay. De mentalidad.

Mars: Si a lo único que aspiro es a ocupar el sitio del otro, porque no salgo o formo parte del pastel, o quiero ser famosete, no se produce cambio. Esto es una industria también y hay que profesionalizar.

Zar: Soy underground, pero pierdo el culo por estar arriba. Es que si el cambio va a ser fulanito de tal, o este otro nuevo, que luego encima al cabo de cinco años va a ser lo mismo que hay ahora pues… eso no es ningún cambio. El cambio está en otras cosas, en como funciona la música con el tema de internet, o se están haciendo cosas muy trabajadas en el underground, y eso hace que otros se tengan que poner las pilas o que quieran ahora subirse a carros, yo que se, eso son cosas que si que están cambiando. Pero…el cambio… el ¡Ah, el cambio! El rap español, el cambio en el rap español. Yo veo lo mismo, lo mismo que antes.

Mars: Underground, underground ha habido siempre. La gente se piensa que es algo nuevo cuando ha existido desde siempre, tenemos el ejemplo de Santander, esa peña lleva toda la vida haciendo rap. En Andalucía, Punto Final, La Super K, la Rhajha… Joder me acuerdo ahora de Supakanja, o Abel Galleta editando vinilos… Gamberros Pro con Soply, Perros Callejeros… toda esa escena de la capital que ahora está tan de moda pero que lleva años y años.

Erik: Y nunca han estado mendigando nada, ni llorando por salir en las revistas.

Zar: Simplemente han estado centrados currando en lo suyo y cuando les ha llegado su momento (a los que les ha llegado) les ha llegado porque han estado trabajando y se lo han ganado y nunca han llorado de nada.

Mars: El underground no es un fenómeno nuevo, que hayan llegado estos y hayan creado el underground. Existía ya antes.

Erik: Encima esta el concepto de que España todo el rap es underground. Salvo 10-12 grupos que se ganen la vida con esto…

Zar: O cinco, yo creo que no llega ni a cinco.

Mars: Que se ganen la vida con ello.

Zar: No sólo eso, sino que tengan un conocimiento entre el público general.

Erik: Luego hay gente que pone verde al Porta o cosas así, que esta gente son underground, o más abajo del underground, y, que hacen cosas peores. Si estuvieran en la situación de los que critican serían mucho peores. Les pones ahí, y vete tú a saber la que lían.

Mars: El underground, desde mi punto de vista, es más una mentalidad. Un state of mind. No tiene nada que ver con el dinero o los medios. No se, Ziontifik están bajo Warner y tienen una movida muy suya y una mentalidad nada comercial.

Zar: No es nada mainstream lo que hacen.

Mars: Y están bajo el brazo de una multinacional.

Zar: Te surge una oportunidad y hay que aprovecharla. Si les surgió esa oportunidad y les pareció bien aprovecharla, pues…estar bajo el paraguas de Warner…

Erik: Pa’lante tío, pa’lante.

Mars: Es un ejemplo de que puede funcionar estar bajo una multi y mantener una independencia.

Zar: No creo que quisieron buscarlo, tampoco. Surge y ya está.

Mars: Mentalidad. Siguen siendo igual de profesionales. Te guste o no Ziontifik, no se puede negar que son la ostia de dedicados con sus trabajos.

Erik: Por lo menos es peña que intenta hacer las cosas bien y mantenerse.

Zar: Es que… son tonterías, la gente confunde. Public Enemy no eran mainstream.

Mars: O los Wu Tang. Y vendían millones de discos. Entonces el problema es más de mentalidad que económico.

Erik: Totalmente. Se asocia underground a pobre, a pasar hambre.

Mars: Estar limitado. Cuando de hecho, si vienes del under, esas propias limitaciones van a ser una herramienta muy potente. Si sabes manejarte con limitaciones, en el momento en el que dispongas de más medios, vas a aprovecharlos y sacar un trabajo mejor, pienso.

Zar: Tienes lo mismo una herramienta para poder hacer cosas que no podías hacer.

Mars: Si sabes manejarte con lo mínimo, cuando te den más posibilidades, vas a expandirte y va a enriquecerse tu lenguaje. Tu talento.

Erik: Mira la gente de Agorazein por ejemplo, hace años conseguir una portada de la Hip Hop Life sin un sello detrás, era algo mucho más que impensable, era imposible. Esta gente a base de trabajárselo ellos, a su ritmo, a la sombra… y fijate, portada de revista. Es lo guay de los tiempos que corren ahora mismo.

Mars: Mantenerte fiel a ti mismo, a tu evolución, y no tener que perder el culo por salir en los medios. Desde el punto de vista de la prensa, es algo que yo tampoco quiero, no quiero gente que pierda el culo por ocupar el sitio de Duo Kie, para comportarse de la misma manera o repetir esquemas fabricados. Cambias el actor, pero no cambias la obra. Yo lo que busco es que cambie la obra.

Zar: Al final lo que estás haciendo, es lo mismo.

Mars: En el panorama de aquí además, es muy díficil abandonar el underground, porque el público mayoritario, y no me refiero al de BOA, sino también al mayoritario de que va de underground, no investiga nada.

Zar: Lo quiero todo puesto, todo hecho tío…

 

 

 

Hasta aquí las casi dos horas de conversaciones que tuvimos con ellos. En el momento en que el Zar decía sus últimas palabras, AGZ al completo invadió la habitación. Era el momento de empezar el concierto. Me hubiera gustado seguir más, y más. Tal vez sea mi impresión, pero en ningún momento nos atascamos o nos quedamos en blanco sin saber que decirnos. Si no tenía preguntas o no sabía por donde tirar, simplemente hablábamos y ya todo volvía a fluir. Tal y como leéis, es tal y como fue. Es más, estoy seguro de que podríamos haber estado hablando horas y horas hasta que echaran de la habitación.

Mi agradecimiento a Erik y Zar, por la paciencia, por la simpatía, la fluidez y el dejarse llevar.

También para Boogie K por estar con nosotros gran parte del tiempo y a Vic Gee por las fotos, el acompañarme, la paciencia y la simpatía.