Earl… The Pearl? – #ElCierre2013

Texto por Threes X

Se nos acabó el año y hay que echar el cierre, así que hemos juntado hombros en Crypta para traeros cada uno de los que colaboramos por aquí lo que más nos ha calado del año. Me he decidido por hablaros de Doris, el álbum debut del controvertido Earl Sweatshirt. Antes de salir el álbum, ya os hablamos por aquí de él y de los adelantos en forma de vídeos que fue sacando, si no lo leíste en su día, sería muy recomendable que le eches un vistazo para entrar en materia.

Pero sin más, vamos a lo que nos interesa. Para hablar de este trabajo es importante tener en cuenta la situación del artista y especialmente lo que se esperaba de él. Hablamos de un tipo que con 16 años se sacó una señora maqueta, nombrada con su propio pseudónimo. Hacía poco que el omnipresente y estrambótico Tyler, the Creator le había fichado por MySpace y no tardó en convencerle de que formase parte de Odd Future.

 

 Para cuando estalló el fenómeno la gente se preguntaba por qué Earl nunca estaba con el grupo en los shows ni en las giras, respecto a lo cual sus compañeros se limitaron a gritar y estampar por todas partes “FREE EARL”. Con el tiempo, desde Complex revelaron en un reportaje estilo “Sálvame” que el adolescente se encontraba en una especie de reformatorio. Eventualmente, por supuesto, saldría de allí y se pondría manos a la obra, pues tenía camino por recorrer.

“What’s up, nigga? Why you so depressed, nigga, and sad all the time like a little bitch? What’s the problem, man? Niggas want to hear you rap. Don’t nobody care about how you feel, we want raps, nigga.”

Durante un tiempo, mantuvo sus escasas apariciones en trabajos ajenos, publicó el single “Home” cuando volvió a LA, participó en el último trabajo de Frank Ocean en Super Rich Kids y se limitó a colaborar en los trabajos que fueron saliendo por parte de distintos miembros de Odd Future. El público se iba calentando, querían más del joven talento angelino.

En noviembre de 2012 salió Chum, primer single en solitario perteneciente a Doris, que finalmente vio la luz 8 meses más tarde, en Agosto de este año. Recibió críticas dispares, pero en general fue bien puntuado por las grandes webs americanas. Sin embargo, ya sabemos todos cómo funcionan, así que vamos a darle una vuelta de tuerca más.

 

Tenemos un trabajo “difícil” de escuchar, completamente exento de estribillos y con el característico tono monótono del MC de Los Ángeles. Él mismo produce prácticamente la mitad del trabajo, y cuando no está él a los teclados, se ha rodeado de talentosos productores como The Neptunes, Samiyam, Tyler the Creator, Alchemist, RZA o Christian Rich.

En general se puede decir que cumple lo que se esperaba de Earl si se habían escuchado cosas suyas previamente. Encontramos unas líricas complejas, abusando al máximo de juegos de palabras y un ritmo interno para la rima que puede llevar a confusión a los oídos menos acostumbrados. Además de ello, pese a que el tono de voz se mantiene monótono, encontramos un álbum repleto de introspecciones del MC en el que habla de sus dolores, tristezas y problemas. Sorprendentemente, uno de los aspectos que no me terminó de convencer es cierta falta de cohesión como bloque, algunos tracks no parecen tener sentido y otros dan la sensación de ser un minuto más cortos de lo que debieran haber sido.

Sin más, vamos a dejar unas líneas para cada uno de los cortes:

1. Pre: Me produce la misma sensación que el opening de su mixtape, aquel titulado Thisniggaugly. Crea expectación, te empiezas a preguntar dónde está Earl. Colabora SK LaFlare, primo de Frank Ocean (más conocido por andar con denuncias cruzadas con Chris Brown por una pelea) que no da la talla con unas barras facilonas con poco contenido. Poco tarda en aparecer nuestra amiga Molly, en boca de todos. Les acompaña un beat de Uzi, con unos toques electrónicos ligeros que crea una atmósfera ochentera. Earl entra fuerte, pero lamentablemente la oportunidad abriendo Doris para LaFlare echan a perder el track.

2. Burgundy: Brutal beat de The Neptunes, con destacadas notas de tuba y piano, donde se nota que anda la mano de Pharrell. En él encontramos a un Earl plasmando su preocupación por el hecho de que los fans solo quieran oír sus raps, que a nadie le importe su vida, cómo se sienta o lo que él quiera. Un Earl que ni siquiera parece tener clara sus prioridades, ¿quién las tendría con su edad y en su situación? Uno de los mejores temas del disco que te deja con la sensación de querer más, un tercer minuto hubiese sido recibido con los brazos abiertos.

“My priorities fucked up, I know it, I’m afraid I’m going to blow it

 When them expectations raising cause daddy was a poet”

3. 20 wave caps: La parte de Domo es ridícula, una genialidad y la forma en que se la rapea Domo es, como casi siempre, perfecta. Por parte de Earl, encontramos (de nuevo) más inseguridad. De cómo desde que alcanza la fama apenas se siente cómodo con los que antes lo hacía porque le tratan de manera distinta, como a una estrella, en lugar de tratarle como siempre, alienándole, convirtiéndole en un producto incluso para aquellos con los que tenía relación antes de serlo. No soy muy fan de este beat pese a mi gusto por Samiyam, creo que hubiese lucido más con otro estilo, aunque el toque siniestro que sugiere en algunas partes sí que me resulta interesante.

4. Sunday: Sensaciones contrarias. Por un lado las barras de este tema me parecen flojas, pero por otro se compensa con un consistente peso emocional. Podemos encontrar incluso lo más similar a un estribillo de todo el trabajo. En la parte de Frank, que divide en dosis muy esporádicas sus rapeos, encontramos un artículo de prensa rosa sobre el episodio de pelea que tuvieron él y su primo con Chris Brown, de una manera característica de Frank, en la que leyendo las barras sabes sin duda que se trata de él.

 

“I mean he called me a faggot / I was just calling his bluff / I mean how anal am I gonna be when I am aiming my gun?

 And why is his mug all bloody? / That was a three on one / A standing ovation at Staples / I got my Grammys in gold.”

5. Hive: Este beat me crea la sensación justa que creo Samiyam intentaba conseguir para “20 wave caps”. Suave, lento, con el bassline acompañando de manera brutal y un eventual coro distorsionado, siniestro, haciéndote mirar para atrás. Uno de los adelantos. Acompañado de Vince Staples, con 16 barras que cierran el track de una manera genial. Un tema que rebosa wordplay, pero probablemente sobreanalizado por muchos. Algo curioso es como tanto Earl como Staples juegan con las sílabas y el bassline, dándole un ritmo muy dinámico al track sin cambiar realmente la velocidad del rapeo.

“From a city that’s recession hit

 Where stressed niggas could flex metal with pedals to rake pennies in”

 6. Chum: Hay un par de detalles que no me gustan pese a que es uno de los mejores tracks del disco. La colocación tras Hive no la comprendo en absoluto, poner el tema más “blando” justo después del más “crudo”. El segundo detalle es que el disco salió 8 meses después de la aparición como single de Chum, lo cual me parece suficiente como para plantearse no incluirla en el mismo. Pero se comprende que la haya querido meter a toda costa. Se vuelve a ver a Earl hablando de sus problemas más íntimos, en el que habla de su relación Tyler y no le tiembla la mano acordándose del artículo de Complex que desveló su paradero y de las consecuencias que eso tuvo para él y su familia más cercana, principalmente su madre. En realidad probablemente sea uno de los mejores tracks que ha hecho Earl en su aún corta carrera. La autoproducción cierra con un outro de jazz para cerrar la que fue su primera canción tras volver a casa.

“I just used to say I hate him in dishonest jest/ When honestly I miss this nigga like when I was six”

7Sasquatch: Comienza con Tyler en unas barras oscuras en un beat con una línea de punteos de guitarra creada por el propio Tyler. Se respira OF en este track, en el que se muestra lo que son, quienes son y lo que les mola hacer, pese a que mantienen el tono serio, es inevitable las referencias satíricas (Got some One Direction tickets / I should hit that up / Drive by with puppy signs plastered on the truck / Then see how many of they fans could fit inside the trunk) probablemente para no romper el esquema del trabajo.

 8. Centurion: Los violines del beat crean un ambiente psicótico que pone en tensión, parece salido de una película de sci-fi, obra de Christian Rich. Vuelve a estar acompañado de Vince Staples al igual que en Burgundy, pero el track en general es de menos nivel que el anterior, pese a que el beat me parece una genialidad que consigue darte la sensación de cambiar de plano según avanza el propio track.

9. 523: El único track completamente instrumental del trabajo. Producido por el propio Earl bajo el sobrenombre de randomblackdude de carácter claramente experimental, en apenas poco más de un minuto, se ven diferentes y giros y una contínua alternancia de baterías.

 10. Uncle Al: Le pasa igual que a Burgundy, pero mucho más grave. Una lástima que este track dure menos de un minuto. El beat es colaboración de Earl con Alchemist (probablemente de ahí el título) y es de los mejores del trabajo. Un tema con un potencial enorme y que muy probablemente pase desapercibido en escuchas rápidas, pero una auténtica locura de talento que te deja sin una sola explicación de por qué no habrá gozado de uno o dos minutos más de duración, algo que me ha sucedido con varios temas.

 11Guild: No me entra. No me mola Mac Miller slowed down. La parte de Earl tiene el mismo efecto, pero curiosamente suena casi menos grave que sin él. Problemas de voces graves.

 12Molasses: Tema con un wordplay brutal, si bien la profundidad de las barras desciende con respecto a otros temas salvando algunas con un abanico polisémico exagerado (Stretching out the fifteen I had initially) y por supuesto, pinceladas más acordes a esa profundidad depresiva, bipolar, inestable que encontramos durante todo el trabajo (And you see how his day going by the state of his wrists), aunque me esperaba dos cosas que no fueron así. Una mejor producción por parte de RZA; no es que sea mala, es muy muy buena, pero me esperaba más. Y también tenía el deseo de una participación vocal del de Brooklyn. De todas maneras, escuchar repetidamente la frase “I’ll fuck the freckles off your face, bitch” no tiene precio.

“The bags packed, roadside with theAnnotate thumb out

Toe tagged, don’t gag, [fag], spit your gum out”

13. Whoa: En este tema sí encontramos lo que se espera de un tema conjunto de Earl y Tyler. Más desenfadado, menos serio, más Odd Future. Peculiar el abuso de la asonancia de Earl en este track. Las sensaciones que me transmite este track son las de un Earl que pese a toda la inseguridad mostrada, pese a sus problemas con el público hablando de él e interesándose por él solo por sus raps, apartando a la persona, no pretende ni quiere que se le vea con una imagen sensiblona, sigue siendo el mismo Earl de OF que conocimos con su mixtape homónima.

 14. Hoarse: Genial producción de BadBadNotGood. No la hubiese puesto tan atrás, me parece que transmite una atmósfera de persecución y oscura muy indicada para el ecuador del trabajo.

 15. Knight: Me parece perfecto el efecto que le han dado a las partes de Domo y Earl, queda perfecto para el track de cierre, parece que tuvieron un momento de lucidez. Otra producción muy buena y muy acertada, me parece uno de los tracks más acertados tanto melódica como estructuralmente del trabajo. La frase final de Earl se puede usar como resumen del disco y de él mismo, además. Me sorprende, no demasiado para bien, el hecho de que hayan sampleado exactamente lo mismo que se puede encontrar en New Wu de Raekwon.

“Young, black and faded, vision hazy strolling through the night”

Para terminar, lo calificaré como álbum sólido, si bien tiene sus defectos, creo que es un resultado bastante bueno si tenemos en cuenta la presión que había sobre Earl en cuanto a sacar este primer trabajo. Ha sido mí elegido, en cualquier caso, porque creo que este chaval tiene un futuro muy importante y creo que vamos a tener que escribir bastantes veces más de él por aquí.

Sin más, os dejo con una frase que leí en un comentario hace unos meses cuando salió y que me parece que describe el disco perfectamente:

“This album is for the people who have to go get the shopping carts in the parking lot at night”

 

Por mi parte y desde Crypta os deseamos un genial año.

“Each one teach one”