Crónica The Pharcyde + Tito Sativo + Gastonbeiker + 935 11/09/2014 (Sala Lemon, Madrid)

El grupo angelino The Pharcyde entró por la puerta grande en la historia del hip hop en 1992 con su ópera prima, Bizarre Ride II The Pharcyde, una cojunción de ritmos jazzys y rimas empapadas de humor que supuso una alternativa feliz al gansta rap que dominaba por aquel entonces la costa oeste. En 2012, para conmemorar el 20 aniversario del disco, dejando diferencias y proyectos personales aparte refundaron el grupo con nuevos apoyos para realizar una gira mundial basada en este bizarro viaje, algo que ya han hecho grupos como Wu-Tang Clan con su Enter The 36 Chambers o Public Enemy con su It Takes A Nation Of Millions To Hold Us Back. En 2013 visitaron la península en un único concierto en Barcelona, en el cual Crypta Mag también estuvo presente para dar buena cuenta de ello. Este año además de repetir en la Ciudad Condal, visitaban por primera vez Madrid en un evento auspiciado por el sello independiente HeavyWeights y la tienda DyD Lowrider. Pese a ser la primera vez que pisaban la capital, la respuesta inicial no fue la esperada y la Sala Penélope tuvo que ser sustituida por la Sala Lemon, de menor aforo.

Abrieron la noche los mostoleños 935 presentando Working Class. Con un directo riguroso que demuestra que no son nuevos en esto, Endikah, Kane, Sholis y DJ Harden fueron desgranando su último trabajo con temas como Mi nombre, Comité de olvidados, Siéntelo o Asumo el mando y el control. Invitaron a Fasther en Welcome 2 Machine para dar paso en seguida al segundo invitado de la noche, Gastonbeiker. El de Paracuellos traía bajo el brazo su reciente ep, Colours. Acompañado de Nársil y Sonny D al micro y el virtuoso DJ Saum en los platos ofertaron un show sin apenas errores en el que sonaron canciones como Paradero desconocido, Supervivientes o el rompecuellos A más de 200. Se despidieron no sin antes recordar al público una cita ineludible este sábado 20 de septiembre, la segunda edición del Street Dreams Festival. La sala se iba llenando cuando salió DJ Figu para respaldar a Tito Sativo. Con la presión de ser los últimos, en un ensayado juego entre el dj y el emcee supieron hacer llevaderos los escasos minutos que duró la presentación de Cuarto creciente, su último disco.

Live 935

Foto por Folly Ivan.

bizarre-ride-II-the-pharcyde-madrid-02
Tito Sativo

Finalmente, con una media de edad que superaba los 25 años, la sala se abarrotó para dar la bienvenida a The Pharcyde. Tras el clásico warm-up del dj L.A. Jay, el primero en salir a escena fue el productor y emcee J-Swift. Para sorpresa de muchos, se dirigió al público en un español perfecto, diciendo sentirse feliz de estar de nuevo en Madrid y sorprendiendo nuevamente a la mayoría al confesar que había nacido en la capital española. Tomó asiento frente a un teclado Yamaha Motif -que apenas usarían luego-, sonaron las primeras notas de Oh shit! y saltaron al escenario Fatlip -ausente en el anterior concierto de BCN-, Slimkid3 y K-Natural,poniendo a la sala entera a bailar desde el primer segundo. Parecía que el recinto se venía abajo cuando todo el mundo saltaba al ritmo de I’m that type of nigga; dieron un respiro a los asistentes con If I were president; dejaron claro lo que piensan de la policía con Officer y rompieron una lanza en favor de la marihuana con Pack the pipe. Uno de los momentos más emotivos llegó con el recuerdo al fallecido J Dilla -miembro oficioso del grupo-, haciendo una excepción en el setlist y cantando She said.

Uno a uno fueron repasando los temas y skits de Bizarre Ride II The Pharcyde entre coreografías y jocosos bailes, recordando cómo hace más de veinte años se juntaban en una casa de South Central para aislarse de un entorno conflictivo, colocarse y fluir sobre ritmos de jazz. Sin que los allí presentes se dieran cuenta, los breakers hacían corro, L.A. Jay comenzaba a soltar viejos himnos de todas las costas y estilos y Fatlip invitaba a las chicas a bailar sobre la tarima, para luego encargarse de las pletinas.

El concierto había acabado, aunque la fiesta seguía. Era casi la 01:00 de la noche y entre el desconcierto, las fotos y firmas con los fans, la sala fue vaciándose poco a poco. Algo más de una hora de entretenimiento muy digno de ser recordado.

bizarre-ride-II-the-pharcyde-madrid-06
bizarre-ride-II-the-pharcyde-madrid-08
bizarre-ride-II-the-pharcyde-madrid-10

Fatlip
SlimKid3

bizarre-ride-II-the-pharcyde-madrid-01

Fotos y vídeo por SilviadelaRosa