Crónica The Coup @12ymedio (Murcia 28-10-2014)

The Coup Murcia cronica 1

 

 

“We are The Coup, we’re from Oakland, California…and we came here to funk”        

                  

Este statement sería repetido varias veces a lo largo de la noche por parte del carismático Boots Riley, consumado activista político, comunista y líder del mítico grupo de la Bay Area que sorprendentemente ha estado de gira por nuestro país por segunda vez este año durante las últimas semanas. Vigilado por la CIA, único músico que figura en los documentos filtrados de Wikileaks, miembro de Occupy Wall Street y divulgador ( ha estado dando conferencias por todas las ciudades e incluso visitó la huelga de trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada). Todo ello invita a etiquetar a The Coup como rap político de contienda, pero sus álbumes, lejos de ser tediosos panfletos inescuchables (Los Chicos Del Maiz, hi there), son una fiesta en tus oídos, en los cuales la música y su concepto global toman el protagonismo. Más aún, su último LP “Sorry To Bother You” (2012) supone derribar barreras, ampliar las miras, coqueteando más que nunca con el indie rock y el punk. Y si ya hablamos de sus directos, su única misión es que muevas el buyate y lo pases bien. Y vaya si lo consiguen.

El comienzo estaba planeado para las 22:00 pero no fue hasta las 22:45 cuando los integrantes de la banda bajaron y empezaron a tocar los primeros acordes de Everythang tras los cuales Boots bajó las escaleras que lo unían al backstage, nos pidió que nos acercásemos más al escenario y empezó a deleitarnos con sus pasos bailongos, sus morritos hacia fuera, con ese swag que lo caracteriza y con su look setentero, con americana de cuadros, pelo afro y patillas turgentes y atrevidas. Como debe ser. Siguieron con  “Strange Arithmetic” y  “We Are The Ones” tras la cual la cantante Silk-E bajó para ocupar el segundo micro y preparar al público a ritmo de palmas para el famoso single “The Magic Clap”.

Se sirvió de un traductor para dirigirse al público en varios momentos de la noche, era un paisano de Oakland que se había casado con una mujer de Orihuela y vivían en Alicante (true story). Irónicamente, se vio superado por la situación y fue su mujer la que terminó difundiendo a la sala los mensajes del MC.

 

The Coup Murcia Cronica 2

The Coup Cronica Murcia 3

 

 

Ya con la banda al completo el rapper paró para dirigirse al público:

“Muchas de nuestras canciones hablan de la idea de que la gente debería controlar democráticamente la riqueza que producen con su trabajo. El mundo no está para quedarte sentado viendo la vida pasar y mirando Facebook, hay que actuar y relacionarse con el mundo cambiándolo, si no no podremos decir que hemos estado en él porque sólo seríamos observadores. La música nos sirve para relacionarnos con el mundo, por eso mismo un concierto de The Coup no es para quedarte moviendo la cabeza y ver como los demás bailan, entonces no estarías en un concierto de The Coup. Así que para la siguiente puta canción ( y esto lo cito tal cual) I want each and everyone of y’all to motherfucking dance.”

Y sonó el megahit ShoYoAss, lo más funky de su catálogo, y yo me vine arriba. Hell yeah. Siguieron con Gods of science y presentaron la siguiente canción con otro speech:

“A veces nos gusta hacer versiones de temas de otros artistas, esta que vamos a tocar es una canción que cantaban en los barcos de esclavos que iban de África a América, Bob Marley hizo una versión, Cat Steven hizo una versión, Bob Dylan hizo una versión, The Clash también hizo otra versión…esta es nuestra versión, nosotros le hemos cambiado el tempo….hemos cambiado la melodía…las letras y el título….pero es la misma puta canción! Se llama 5 Million Ways To Kill a CEO!!

Todos se pusieron a saltar, la solista lanzó los midle finger to the air, un tema que pega fuerte en los tiempos que corren y más aun en S-Pain. También nos pidió que nos bebiésemos una copa menos y que le comprásemos una camiseta ( “no podéis tocar la guitarra como Grego Simmons pero sí podéis vestir como él”, lo tenía todo pensado el tío)  y que si 15€ nos parecía caro podríamos llegar a un acuerdo con él.

 

The Coup Murcia cronica 4

The Coup Murcia cronica 5

The Coup Murcia cronica 6

 

 

Prosiguió la noche con la elegante My Favourite Mutiny (cuya versión de estudio cuenta con las colaboraciones de Black Thought y Talib Kweli), Riley desapareció para dejarle a Silk-E el protagonismo y esta cantó un tema en solitario al tiempo que hacía contorsionismo, levantaba las piernas y bajaba al suelo cual gimnasta.

Sonaron Ghetto Blaster, (de su proyecto junto a Tom Morello de Rage Against The Machine)  The Guillotine, uno de mis temas favoritos de su último album y un tocho del clasicazo de storytelling Me And Jesus The Pimp In a ‘79 Granada Last Night, con la melodía cambiada (a diferencia de la versión del álbum con el sample del Angel Dust de Gill Scott-Heron) a un tono más lento y dramático, terminando los acordes finales con Boots, Grego Simmons y el bajista JJ Jungle por los suelos, uno de los momentos de la velada.

El frontman siguió interactuando con su público:

“Algunas de mis canciones favoritas tratan sobre transformaciones espirituales, mis héroes han hablado de ellas en sus canciones, pero a veces cuando las escucho pienso que son una mierda y cuando voy a componer tengo miedo de que mis letras suenen a auténtica mierda. Por eso creo que estamos aquí, no para hablar de transformaciones espirituales, sino para hacer 5 cosas, las 5 cosas más importantes de la vida: laugh, love, fuck and drink liquor and help the damn revolution come quicker”.

Un cachondo este Riley. Ya sabeis lo que viene, la uplifting y groovy Laugh/Love/Fuck. Cerraron la noche con otro de sus clásicos poniendo a botar a todo el público con las manos en el aire, hablo de Fat Cats Bigga Fish  extraído del “Genocide & Juice” (1994) que sirvió de lucimiento y despedida de cada uno de los integrantes del grupo, incluso el teclista se animó a rapearse algo. Un momento apoteósico, digno colofón que no fue tal ya que volvieron para “tocar algo funky”, no podía faltar Ride The Fence.

Tras 90 minutos Boots Riley bajó del escenario y saludó uno por uno a parte del público, se hizo fotos y se quedó un buen rato hablando con la gente, todo un gesto de cercanía que se agradece.

 

the coup murcia cronica 7

the coup murcia cronica 8

 

La mezcla de sonido no fue perfecta, la música predominaba sobre las lyrics del rapper, por momentos el micrófono de la cantante se quedaba sin fuerza y los increíbles solos de Grego Simmons no sonaban todo lo potentes que me hubieran gustado, aunque nada de esto interfirió en la calidad del espectáculo.

Creo que no me equivoco al decir que es la primera vez en la historia que se ha podido ver rap yankee en directo en este páramo conocido como la huerta de Europa. Además no es un rapper que cruza el charco para hacer gira con el típico showcase de Dj, es una jodida banda de rap con rock y funk a partes iguales. No solo es un rapper con banda, Silk-E es una fuerza de la naturaleza que no para de moverse, bailar y animar al público y Boots Riley es un pedazo de frontman bailongo que derrocha clase, energía y simpatía, uno de los mejores rappers que se puede ver sobre un escenario, todo un showman el tío. Auténtico jefazo que nos conquistó a todos desde el minuto 1.

Por la calidad y por lo único del show la sala debería haber estado abarrotada. Y digo debería porque fuimos unas 40 personas. A pesar de ello, tocaron con la misma energía e ilusión que si lo hicieran en una sala de L.A. con 300 personas, otro dato más que demuestra la profesionalidad y el gran nivel de estos artistas. Tuvimos a estas bestias pardas californianas en un escenario y recibimos la mayor dosis de música negroide de los últimos 20 años. Sólo unos pocos blancatas arrítmicos fuimos testigos de este legendario concierto.

Su gira por España ya ha terminado, pero si alguna vez vuelven, da igual que seáis fans de la Bay Area o no o que no compartáis su activismo militante, ir a uno de sus incendiarios conciertos es un MUST.

Una noche que ninguno de los allí presentes olvidaremos jamás. Y lo digo sin exagerar y sin caer en el cliché. Thank you for blessing us with that FUNK.

the coup murcia cronica 9

Texto por J.Cano                               

Fotografías por Diego Garnés