Crónica Miryam Latrece 11/01/2016 (Sala Galileo Galilei, Madrid)

Lunes 11 de Enero de 2016 · 21:00h
Recinto: Sala Galileo Galilei (Madrid)
Precio: 8€ Anticipada / 10€ Taquilla / 15€ con disco

 

Miryam Latrece

Fotografías por Silvia de la Rosa.

El pasado lunes Miryam Latrece presentaba su álbum debut “Una Necesidad” en la Sala Galileo Galilei. Eran las nueve pasadas y a pesar de no haber mucha gente en la puerta, al entrar prácticamente todas las mesas de la sala estaban ocupadas por lo que la gente ya se veía obligada a quedarse de pie en la parte final de la sala. La práctica fórmula que permite el crowdfunding de lanzar el disco y entrada la presentación cada vez se deja ver más en los conciertos. Sobre el escenario: una batería, un Hammond que también iba a servir para hacer de bajo, y sendos sets de teclado y percusión, a los que se sumaron mientras eran ocupados un saxo y un trombón. La banda, exceptuando saxo y trombón, empezó a tocar, y a media pieza salió la joven cantante madrileña.

Ariel Bringuez y Luís Dulzaides en la presentación del álbum debut “Una Necesidad” de Miryam Latrece
Gabri Casanova y Michael Olivera en la presentación del álbum debut “Una Necesidad” de Miryam Latrece
Gabri Casanova y Roberto Pacheco en la presentación del álbum debut “Una Necesidad” de Miryam Latrece

Ariel Bringuez: saxo | Roberto Pacheco: trombón | David Sancho: teclados | Gabri Casanova: Hammond | Luís Dulzaides: percusión | Michael Olivera: batería y dirección musical

El primer corte fue ‘Dónde estás’, con un solo de trombón que empezó a animar a la gente. Durante esta primera canción ya se dejaban intuir algunas de las virtudes de los músicos, como los cambios de intensidad tanto en los músicos como en la propia Miryam, que acostumbra a guardar espacios para cantar fuera de micro. Al acabar el tema procedió a presentar los músicos, y siguió con el corte que da título al disco en el que el turno para el solo correspondió al saxofonista Ariel Bringuez, esta vez tocando el soprano. Tras esta canción empezó a volar el Hammond de Gabri Casanova, evocando aquel órgano con el que Jesús de la Rosa abría en el ‘75 ‘En el lago’ de Triana, para entrar el resto de la banda con un enfoque groovy gracias al acompañamiento a la batería de Michael Olivera. Aparte de los músicos, es de merecer la más que buena intepretación de Miryam, especialmente por el respeto con el que lo cantó. Si la interpretación ganaba ya de por sí con el cambio de enfoque, la guinda la puso el trombonista Roberto Pacheco con un solo de plunger que levantó los aplausos de la gente. Tras ello Miryam aprovechó para reconocer a la gente que participó en el disco, desde los músicos a Studio One (donde fue grabado) pasando por los que consiguieron financiar con el crowdfunding un clip aparte de la tirada del disco. Tras la presentación, siguieron más cortes del disco como ‘Una duda’ o la versión de ‘Madre no llores’ de Los Muñequitos de Matanzas.

Miryam Latrece en la presentación de su álbum debut “Una Necesidad” de Miryam Latrece
Miryam Latrece en la presentación de su álbum debut “Una Necesidad” de Miryam Latrece

Pasada la hora de concierto ya se confirmaba lo que se dejaba intuir en el primer tema. Tanto los músicos como Miryam se entendían a la perfección, lo que se notaba especialmente en los cambios de intensidad tanto individual como colectiva, ya fuera con la modulación que hacían los teclados de Gabri Casanova y David Sancho, o con la canción ‘Cada día’ que adquirió un aire místico y espiritual gracias a los variados elementos de percusión que manejaba Luis Dulzaides y a una batería con tintes africanos en la que sólo sonaban bombos y platillos. En ese y otros momentos de baja intensidad, Miryam aprovechaba para cantar de nuevo fuera de micrófono notándose mejor una voz que cada vez tiene más carácter y personalidad. Cantante y músicos compartían protagonismo a partes iguales y comenzaban a divertirse consiguiendo que el público fuera cada vez más cómplice, acompañando en ocasiones con palmas (afortunadamente bastante rítmicas para algunas cosas que se oyen por ahí) tanto en momentos animados como en los más smooth.

Para el final guardó los temas que más han sonado en la promoción del disco, como ‘Quiero verte’ en el que hizo cantar al público, y el single ‘Lo que pienses de mí’. Se despidieron tras una versión de ‘I need a dollar’ de Aloe Blacc (párrafo en castellano incluido), y mientras se despedían abrazados buena parte del público se levantó de su asiento para aplaudir y pedir otra. Miryam aprovechó para invitar al músico que le sirvió de puente en su carrera, el guitarrista Paco Cinta, y tocar su colaboración en ‘No lo sabe’. Ahora sí la despedida fue definitiva, de nuevo con el público en pie despidiendo a una banda magnífica, y a una joven cantante cuyo continuo progreso demuestra que tiene un futuro prometedor por delante si sigue trabajando.

Miryam Latrece en la presentación de su álbum debut “Una Necesidad” de Miryam Latrece