Crónica de Pete Rock + Dano & Emelvi 25/11/2015 (Sala Penélope, Madrid)

Miércoles 25 de Noviembre de 2015 · 21:00h
Recinto: Sala Penélope (Madrid)
Precio: 18€ Anticipada / 22€ Taquilla

Fotografías por Silvia de la Rosa.

La entrada de la sala estaba repleta de gente, tal y como merecía una cita como ésta, especial atención a un grupo que tenían un loro portatil y que animaban la espera en la cola. Para cuando entramos ya acababa Xerö Ysern, y sin tardar demasiado Emelvi salía al escenario para ir peraprando su set. Todavía quedaba gente fuera, pero para cuando Dano salió al escenario ya estaba llena buena parte de Penélope.

Dano y Emelvi Madrid

Un año y pico, y decenas de conciertos después de la presentación en Charada, Dano & Emelvi volvían a tener una cita importante en Madrid, esta vez con el ciclo “Equilibrio” cerrándose. Eso se dejó ver en el setlist, pero ‘Equilibrio’ y su tributo a Naughty By Nature en primer lugar, ‘¿Tú No lo Hueles?’ y el respectivo a 7 Notas, y como antepenúltimo ‘Pasaje’, se colocaron perfectamente en el orden para mantener activo y atento al público durante el concierto.

Dano Madrid

Entre medias sonaron algunos de sus inéditos y rarezas, como el reciente ‘Kefren’, su intervención en la primera parte de ‘El Corro’ de Ziontifik, las barras que se lanzó en Radio Raheem en las que rezaba al protagonista de la noche, o su párrafo en ‘Lunático’, feat en “Catorce” de Cálido Lehamo. Cerraron el concierto el remix de Steve Lean de ‘Saturno’, y como colofón final ‘Nadie Más’, el último single del próximo trabajo de Elio Toffana, con el pass the mic muy bien ejecutado en directo, lo que hizo ganar al tema.

Quizá se pueda saborear mejor el directo en un ambiente más íntimo como el que hubo en Charada, pero el directo en ningún momento flojeó, destacando la presencia de Dano en el escenario como mc sin corista. Hubiese petado la versión de ‘I Got 5 On It’.

Emelvi Madrid

El gran momento de la noche llegaba con la sala bastante llena de gente, parte de ellos turistas, y Pete Rock salía al escenario a rapear dos temas, ‘Soul Brother #1’, y ‘The Creator’, haciendo juegos cantando con el público entre medias. Tras eso se retiró a los platos y empezó una sesión de clásicos reconocibles del funk y el soul desde Al Green, Bill Withers o Herbie Hancock a los Bee Gees, con un tributo entre medias a James Brown mezclando varios de sus temas y breaks, con algún beatjuggling de por medio. Lo único que pasaba por tu mente era que puede que todos fueran ripeados de su colección, y pensar en todo aquello no tan reconocible que tendría que haber en ella y que no estaba sonando.

Pete Rock Madrid

Tras el repaso a los setenta y ochenta, comenzó el repaso cronológico al rap, siguiendo la línea de lo reconocible. De la Soul, Gang Starr, A Tribe Called Quest… y medio “Illmatic”, con el aliciente de hacer el intento por cuadrar las muestras originales con alguno de los temas. Por supuesto sonó ‘Jump Around’, y supongo que no fui el único que pensó que ya que ponía algo tan quemado, al menos fuera su remix. Entre medias hizo varios beatjugglings más, y en algunos momentos jugueteaba metiendo muestras cortas con los platos. Oteando desde la parte del público no tenía pinta de haber MPC, porque Emelvi ya se había llevado el suyo, así que ya empezabas a pensar que eso iba a ser lo más parecido a la parte del beatmaking que ibas a ver. Tras algo más de una hora de sesión de buena, y fácilmente reconocible, música, sonó la archiconocida muestra de ‘T.R.O.Y.’, pidió al público (que era menor que cuando empezó) que la tarareara, el público la tarareó, y dio las gracias a Madrid para después despedirse de algunos de los que estuvieran por primera fila.

Pete Rock Madrid

Quizá no era el sitio para disfrutar de este tipo de live, y puede que no por el emplazamiento, pues el público fue en parte responsable porque más que bailar y disfrutar de la música que estaba pinchando Pete, le contemplaba grabándole a ratos con el móvil. Aunque probablemente eso también hubiera sucedido en un garito, o en un festival al aire libre a las seis de la mañana. Mientras se vaciaba la sala, pensaba que lo más triste de todo era que tal y como está el percal con las tiendas por el país, la pasta que cobró no nos iba a servir ni para que comprara un buen disco aquí, de esos que a veces descubres en su timeline de Twitter y que no es tan fácilmente reconocible.

Pete Rock Madrid