Crónica Cruilla Barcelona Summer Festival: Jamie Cullum + Kendrick Lamar + The Cat Empire + Zuco 103 10/07/2015 (Parc del Forum, Barcelona)

Viernes 10 de Julio de 2015 · 18:00h
Recinto: Parc del Forum (Barcelona)
Precio: 97€ abono / 60€ día

Fotografías por Silvia de la Rosa.

JAMIE CULLUM

Jamie Cullum al piano en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015

Para lamento nuestro Cruilla no pudo empezar como a nosotros nos hubiera gustado por no llegar a tiempo para ver a Osibisa. Entre unas cosas y otras, cuando entramos era Jamie Cullum quién ya estaba sentado al piano con una camiseta que lucía un 83 y la leyenda ‘Experiment’ ‘Uniform’ en las partes superiores frontal y trasera respectivamente. Con él una banda cuya sección rítmica era un batería y un percusionista, y un bajista y contrabajista; completada con dos multinstrumentistas: el guitarrista que tocaba la trompeta, y un teclista que tocaba el saxo, ambos percusionistas.

Dentro de su línea de ‘jazz soul’, los registros de Cullum y su banda fueron mucho más que amplios, gracias también a los ya citados multi instrumentistas que teñían de color las piezas en función del instrumento que tocaran. Rozó lo más clásico, la psicodelia, la electrónica metiendo delays a su voz en ‘Love Is The Answer’ con una trompeta digna del Miles más experimental.

Jamie Cullum sobre el piano en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Jamie Cullum con la banda al completo en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Jamie Cullum en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Jamie Cullum saltando del piano en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015

En varios pasajes tuvo especial relevancia la percusión, como al final del famoso ‘Everything you didn’t go’ aka ‘Ésta es la del anuncio’ con toda la banda tocando distintos ritmos latinos y africanos como arreglo final multiplicando el sudor del personal. Por supuesto no pudo faltar su versión de ‘Don’t Stop the Music’ de Rihanna, tras la cual aprovechó para tributar de distintas formas a artistas como Michael Jackson, Roy Ayers, Daft Punk o Snoop Doog y Pharrell, de los que hizo una versión de beatbox de ‘Drop It Like It’s Hot’. Creo que por exigencias del guion del festival, tuvo que cubrir un rato más de lo que tenía preparado, y se sentó él sólo en el piano a interpretar algunos temas, entre ellos uno cuya letra improvisó, muestra de amor por ‘King Kunta’ de Kendrick incluída.

Jamie Cullum y la banda en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015

Al finalizar tuvimos la oportunidad de pasar a ver un rato a O’ Rappa hasta que diera comienzo Kendrick Lamar, y sin duda la energía de la banda brasileña aclimató nuestro cuerpo y mente arrancando la relativa tranquilidad del concierto de Jamie Cullum para cargarnos las pilas.

KENDRICK LAMAR

Kendrick Lamar en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015

Ya había escuchado de la actuación de Kendrick en otro festival nacional de cuyo nombre no quiero acordarme, que al estar aquello plagado de gente que ni le iba ni le venía especialmente más allá de ‘Bitch Don’t Kill My Vibe’ el concierto fue bastante soso. No sé si la compañía en el cartel de Osibisa, O’ Rappa, Zuco 103, Lauryn Hill, Damian y Aloe Blacc tuvieron algo que ver en que para este bolo la energía fuera totalmente distinta a la descrita anteriormente, pero el público estuvo especialmente entregado a King Kunta.

Las luces se apagaron, y sobre las pantallas se proyectaron imágenes aéreas nocturnas de Compton, planos cerrados de sus calles y avenidas, y conversaciones de negros que portaban bandanas de color rojo y azul. Eran acompañamientos audiovisuales, ¿o extractos de la hipotética película que está preparando Khalil Joseph sobre “g.k.m.c”? Esperemos que lo segundo. Haciendo sombra sobre las imágenes, se podían intuir instrumentos, personas y pies de micrófono, hasta que la luz se hizo con las voces inconfundibles del beat de Dj Dahi en ‘Money Trees’, eclipsadas por el público hasta que Kendrick arrancó -Me and my niggas tryna get it, ya bish.

Proyecciones en el directo de Kendrick Lamar en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Kendrick Lamar en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015

Desde el principio con ‘Money Trees’ y durante el resto del concierto, fue una constante que se pudiera oír a una parte del público corear el cierre de algunas barras de Kendrick. En cuanto a los estribillos sucedió lo que sucede cuando escuchas a un español cantar Michael Jackson. Se sabe la letra a la perfección, pero lo hace a su manera.

La mayoría del concierto giró en torno a “g.k.m.c.”. A ‘Money Trees’ le siguieron ‘Backseat Freestyle’, ‘m.A.A.d. city’, ‘The Art of Peer Pressure’ y ‘Swimming Pools (Drank)’, tocando de cerca a los nostálgicos cuando interpretó ‘A.D.H.D.’. Si algo eché de menos fue la presencia de Terrace Martin y su saxo sobre el escenario, y puede que entre otros ese fuera el motivo de que “TuPAB” pasara de puntillas por el tracklist. Cierto es que el nuevo trabajo de Kendrick escapa un poco de los cánones que se podrían esperar de un concierto de rap, y que sería mucho más fácil complacer al público volviendo a su exitoso estreno por una major, por lo que aquellos que sí le encontramos el punto a “TuPAB” sólo pudimos disfrutar de ‘i’, ‘King Kunta’ y ‘Alright’. Vale, entiendo que no tocaran ‘For Free (Interlude)’, y aunque guardaba algo más de esperanza también lo entiendo en el caso de ‘u’, pero ‘These Walls’ y sobre todo ‘The Blacker the Berry’ podrían haber encajado perfectamente con el repertorio.

kendrick Lamar en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Pero esto no es una crítica, es un dato, porque con combos como ‘Bitch Don’t Kill My Vibe’ seguido de ‘Poetic Justice’ se pudo comprobar que el público hubiera salido menos satisfecho si el repaso exhaustivo hubiera sido a “TuPAB” y no a “g.k.m.c.”. No sólo por su música sino también por su actitud, Kendrick empatizó con el público y lo levantó sin necesidad de convertirse en mc gritón. Dijo reconocer a amigos suyos de California y a antiguos conocidos de otros conciertos por allí, y se despidió de todos con un sonoro ‘I love you’ dejando al público con ganas de uno, dos, o cinco temas más.

THE CAT EMPIRE

Tras sus más de diez años de carrera se podría decir que el estilo de The Cat Empire está más que definido: no se atan a nada. Esta especie de gatos jazz australianos meten en una cocktailera música latina, jamaicana, afroamericana, e incluso balcánica, y lo único que tu mente puede dibujar cuando imagina un concierto suyo es un montón de colores que se entremezclan. Cuando por fin les ves en directo, te das cuenta de que tu imaginación por creativa que sea no llega a la suela de lo que tus músculos sufren.

Repasando cortes de sus nueves discos entre estudio y directos, The Cat Empire se convirtieron en serios candidatos a banda que más hizo que el público bailara, mérito que se encargaron de poner en duda al día siguiente Caravan Palace.

Si de por sí la música de The Cat Empire ya es llamativa, los arreglos para el directo y los pequeños espectáculos que introducen lo convierten en un concierto complicado de ver, ya que con la forma en que te hacen bailar (bailar, no mover las piernas) es complicado prestar atención a cómo el cantante toma las riendas de la percusión para hacer un diálogo con el batería, o a cómo la sección de metales realiza un juego en el que intercambian protagonismo.

Repasaron buena parte de su último disco “Steal the Light” desde los singles ‘Brighter than Gold’ y ‘Like A Drum’ hasta la frenética ‘Go’ o la fantástica ‘Still Young’. También hubo lugar para cortes más clásicos como ‘How To Explain’ con la gente muy volcada, su himno ‘Two Shoes’, o ‘The Wine Song’ con la que por un momento parecíamos todos unos borrachos bailando bubamara.

ZUCO 103

A pesar de destacar estos conciertos, con las fuerzas que nos quedaron tuvimos tiempo de bailar y disfrutar de Capital Cities y los multiculturales Zuco103 que cerraron la noche del viernes.

Zuco 103 en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015

Zuco 103 en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Zuco 103 en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Zuco 103 en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015
Zuco 103 en Cruilla Barcelona Summer Festival 2015