Crónica Agorazein en Territorios (Sevilla 2014)

Texto por Juan Leon. Fotografías por Fernando Mendoza.

Sevilla, ocho de la tarde, las puertas del Festival Territorios se abren y los miles de espectadores se agolpan ante los escenarios a la espera de que aparezcan esos grupos que llevan meses esperando ver. Los chicos de Agorazein eran uno de esos grupos esperados. Antes de que salieran al escenario se comenzaron a formar los primeros grupos de ansiosos que buscaban la primera fila. Pude notar que los madrileños están calando poco a poco entre el público sevillano, ya que en su anterior concierto en la sala Fun Club hubo una menor asistencia que la que han tenido en este festival. Aunque supongo que es lo normal, en un festival hay un número de personas que va a “probar” a ciertos artistas y creo que más de uno salió de allí con un buen sabor de boca.

Cuando el ambiente no podía estar más tenso aparecía en escena Fabianni. Como siempre es el que lleva los mandos de los directos, aunque esta vez le acompañaba una nueva adquisición:  I-ACE que acompañó a Fabi durante todo el directo. Ambos, armados con sus samplers, le dieron al concierto un aire trap que hizo que los cuellos de los asistentes se contorsionaran hasta llegar al dolor cervical.

En primer lugar comenzó a sonar AGZ Siempre e hicieron aparición en el mismo orden que las estrofas de la canción C. Tangana, Manto y, por último, Jerv.Agz. Después C. soltaría su primer solitario con V, perteneciente al último trabajo de nombre “Love’s” y Jerv haría lo suyo con Nueva Norma, el último inédito desde su All Black. Tras esto sonó Epokhe y el público demostró que se había tragado varias veces el vídeo de 128 Films con unos coros que hicieron retumbar el escenario Territorios del festival. Era el turno de Manto que, sin dudarlo un segundo, soltó las barras de su parte de El Corro y, tras éste, pudo oírse uno de los temas ya clásicos en los directos de Agorazein: Wings.

Cuando el sol comenzaba a caer lentamente en el Monasterio de la Cartuja pudimos oír las trompetas de la intro de Go Back, con la que Jerv demuestra que tiene skills. Después sonaron Quiero y Protocolo, con la que el público demostró amor a los de Colmenar Viejo. La sativa empezó a subir tanto entre el público como en el escenario con el tema de Jerva de nombre Arriba y posteriormente sonó otro de los grandes clásicos de los zeiners en conciertos. Nos referimos a Espalda con Espalda, tema en el que todos intervinieron y que pudimos escuchar horas antes del concierto en las pruebas de sonido del grupo. El piano de Bésame Mucho inundó a los asistentes que asentían con gestos de aprobación a los versos de C. San Quentin Mental nos trajo de nuevo a un Jerva entregado al público, ya que técnicamente su actuación acababa ahí. La actuación estaba llegando a su inevitable final y, tras un anuncio equívoco de C. un par de temas antes, venía de verdad el tema producido por el albaceteño Emelvi de título Balas Perdidas Remix; último tema que aunó a C. y Manto. Por último vendrían las dos grandes guindas del concierto; por un lado C. soltó su último tema, Alligators, que también está acompañado de un beat de Emelvi. Durante este tema, y para mi sorpresa, vi menos caras de desaprobación de las que esperaba. Tras el último “I’m sewing tigers on my shirts, and alligators” Manto nos quiso hacer llegar el mensaje de que el concierto estaba terminando y de que “la fiesta fue muy buena”. En efecto, al finalizar sonaron las guitarras de The Party Is Over, tema con el que Agorazein se despidió de Sevilla.

Las nuevas promesas del hip-hop nacional nos llegan con cuenta gotas, poco a poco, desde pequeñas apariciones en festivales a temas inéditos subidos a YouTube. Pero esto no es malo, todo lo contrario, es una buena señal; la señal de que se están purgando por el camino, de que la calidad prima y, sobre todo, de que lo mejor aún está por llegar.

NOTA: La crónica a priori iba a ser sobre varios artistas que tocaron en el festival, pero por problemas ajenos a las personas encargadas de cubrirlo sólo se pudo cubrir el concierto de Agorazein.