Booba vs Rohff

Las redes sociales han hecho que los beefs entre artistas sean públicos y de seguimiento instantáneo para millones de fans. Hace un tiempo hablábamos de lo que pensaba Pete Rock sobre Around my way de Lupe Fiasco o la batalla entre Lord Finesse y Mac Miller.

Elie Yaffa aka Booba y Housni Mkouboi aka Rohff

Elie Yaffa aka Booba y Housni Mkouboi aka Rohff

Este mes de enero hemos asistido a un reavivamiento del clásico por excelencia francés: Booba y Rohff.

Hagamos un rápido repaso a sus carreras para quien no los conozca bien.

Booba, de Boulogne-Billancourt (departamento 92, Paris), nacido en Francia, de padre senegalés y madre francesa. Durante la segunda mitad de los noventa, sólo por un período muy corto se asocia junto con Ali a La Cliqua (supergrupo del underground y la época dorada del rap francés donde entre otros estaba Rocca, hoy en día en Tres Coronas). Seguido, pasa a formar parte del colectivo Beat de Boul, originario como él de Boulogne y formado por Les Sages Poètes de la Rue, Malekal Morte o Mo’vez Lang (el grupo de LIM) entre otros. Por desavenencias, Ali y Booba dejan Beat de Boul y son acogidos por la escuadra Time Bomb, en plena forma a finales de los noventa con artistas como X-men u Oxmo Puccino. Este último le brinda la oportunidad de acompañarle en Pucc’ Fiction, un tema que aparece en uno de los habituales recopilatorios del sello y que da buena muestra de los skills de Booba por aquel entonces. Sigue trabajando en silencio con Ali con el que había formado el grupo Lunatic apareciendo en diversas mixtapes y compilaciones –algo muy habitual en el rap francés de los noventa y marca característica de Time Bomb-, hasta que dan el paso decisivo y en el 2000 ve la luz Mauvais Oeil [Mal ojo], su primer y único larga duración de la mano de su propio sello 45 Scientific. Este lp, obra maestra y clásico indiscutible, no tarda en ser disco de oro. Booba prueba en solitario y repite disco de oro con Temps Mort [Tiempo Muerto] (45 Scientific, 2002), otra obra a la altura del lp de Lunatic. El grupo se separa y los caminos se bifurcan. Mientras que Ali y Malekal Morte, sus compañeros en 45 Scientific, se ven relegados al honroso pero sufrido underground, Booba emprende una meteórica carrera hacia la fama. La militancia musulmana de Ali y su encuentro con Arafat en Palestina frente al nuevo sello, los nuevos contratos, la marca de ropa propia, los sucesivos discos de oro y el acercamiento descarado al comercialismo de Booba. Millonario y viviendo actualmente en Miami de y para la música, no cabe duda de que es el artista que más beneficios económicos ha obtenido en la historia del rap galo.

1. Booba y Ali: Lunatic. 2. La crew Time Bomb con Ali y Booba entre ellos. 3. 45 Scientific crew, Ali entre ellos, con Arafat.

1. Booba y Ali: Lunatic. 2. La crew Time Bomb con Ali y Booba entre ellos. 3. 45 Scientific crew, Ali entre ellos, con Arafat.

Rohff, nació en Madagascar pero pasó su infancia en Comoras, un archipiélago al norte de Madagascar. Llegó a Paris con siete años y se instaló con su madre en Vitry-sur-Seine, (departamento 94, Paris). Este departamento dará a luz a la legendaria Mafia K’1 Fry, integrada entre otros por él y 113, grupo también de Vitry formado por Rim’K, AP y Mokobé. Con estos últimos hace sus primeros proyectos hasta que se lanza en solitario con Le Code de l’Honneur [El código del honor] (Phénomène Record, 1999). Recibe un éxito notable pero sólo a nivel underground, el mismo terreno en el que se mueve Mafia K’1 Fry por aquel entonces, tanto a nivel de colectivo como individual, labrando a la sombra su mito. Sin embargo con su segundo elepé, La vie avant la mort [La vida antes que la muerte] (EMI, 2001) llega a un público más mainstream y comienza a sonar en radios comerciales. Y de ahí hacia arriba. Su cuarto álbum, el doble lp Au-Delà de mes limites [Más allá de mis límites] (EMI, 2005) es disco de oro. Comienza un ascenso parecido al de Booba: giras internacionales, nuevos contratos, una marca propia de ropa e igual que éste se distancia de quienes le acompañaron en un inicio. Mientras que Rohff firma contratos millonarios y conduce deportivos, el grueso de Mafia K’1 Fry se mantiene en el departamento 94 con parte de sus miembros entrando y saliendo de prisión, muertos o en el mejor de los casos saboreando un éxito razonable como el de 113 o Kery James, a años luz de la fama de Rohff.

1. Parte de Mafia K'1 Fry: AP y Mokobé du 113, Mista F.L.O., Rohff, Kery James y Selim du 94. 2. Portada de Au-Delà de mes limites de Rohff. 3. Ikbal de TLF junto a su hermano Rohff.

1. Parte de Mafia K’1 Fry: AP y Mokobé du 113, Mista F.L.O., Rohff, Kery James y Selim du 94. 2. Portada de Au-Delà de mes limites de Rohff. 3. Ikbal de TLF junto a su hermano Rohff.

Booba y Rohff son a día de hoy dos pilares del rap francés. Han tenido un recorrido parecido, desde el subsuelo ambos han hecho una carrera paralela hacia el mainstream y como es lógico les han crecido haters a un ritmo proporcional al de los ceros de sus cuentas bancarias.

El origen del pique está, según parece, en un litigio por los derechos de C’est nous la rue [Nosotros somos la calle], un track de principios del 2000 que reunía a Rim’K, Booba y Rohff. Los dueños de la canción eran Hostile Records, filial de EMI a través de la que salen los trabajos de Rohff por aquel entonces. Hostile Records también poseía los derechos de Le Crime Paie [El crimen paga], el tema de Lunatic que los colocó bajo la lupa antes del larga duración y que Booba intentaba recuperar a toda costa mediante su sello 45 Scientific. Rohff por su parte quería que C’est nous la rue apareciese en su nuevo álbum, pero debido a la gran cantidad de dinero que Booba y 45 Scientific pedían por ello a Hostile –probablemente por las dificultades que éstos les estaban poniendo para conseguir Le Crime Paie-  la canción quedó finalmente inédita y la herida abierta.

La lucha por la corona entre estos dos líderes en ventas del rap francés ha estado presente desde el principio de sus carreras en solitario, pero no ha sido hasta hace poco que la afrenta se ha verbalizado y se ha hecho realidad.

En los diferentes discos de cada uno hay frases sin un destinatario concreto y que pueden entenderse como pullas entre uno y otro, pero nada explícito.

En noviembre de 2011, Booba saca la cuarta entrega de su exitosa serie de mixtapes Autopsie. En ella, se encuentra un tema llamado Pigeons [Palomas] que, según como se mire, podría ser el causante de que el duelo por fin se materialice. Booba samplea y utiliza para el estribillo una frase propia del tema Rats de ville, perteneciente a Autopsie 3. La frase en cuestión es « C’est pas que j’aime pas me mélanger, mais disons/ Simplement les aigles ne volent pas avec les pigeons » [«No es que no me guste mezclarme, pero digamos/ simplemente que las águilas no vuelan con las palomas»], que descontextualizada no deja de ser una metáfora bastante ingeniosa al mismo nivel que otras que tanto abundaban en las letras de sus primeros álbumes y que por desgracia hoy escasean.

Sin embargo, Rohff se da por aludido y motivos no le faltan. Rohff entre sus múltiples alias se adjudicaba el “título” de Aigle [águila] y Grand aigle [Gran águila] del rap francés, en canciones como Testament [Testamento],  Rien à prouver [Nada que probar] –en cuyo clip aparece con un águila en el brazo- o Dans tes yeux [En tus ojos] y Rends-les fous [Vuélveles locos], donde el beat contiene gritos de águila como sello personal, el mismo grito de águila que utiliza Booba en el beat de Pigeons.

Rohff contesta con un actualización de su estado de Facebook en la que entre otras cosas dice:  «‘PARIS’ RESTE L’HYMNE PARISIEN!!! BALTRINGUE!!!!!! » [«¡¡¡’PARIS’ SIGUE SIENDO EL HIMNO PARISINO!!! ¡¡¡¡¡¡¡PRINGADO!!!!!!!»]. Rohff había sacado en 2008 un tema llamado Paris en homenaje a la ciudad y con bastante buena acogida. La misma que estaba teniendo en ese momento Paname –otra forma muy habitual en el rap de referirse a Paris- de Booba, que había salido tres meses antes, en verano de 2011 como adelanto de su mixtape Autopsie 4. El mensaje de Facebook de Rohff tiene esta vez como destinatario claro a Booba, pero siguen sin mencionarse los nombres.

El hermano menor de Rohff, Ikbal, junto con Alain de l’Ombre formó a mediados de la década pasada el grupo TLF. En junio de 2012 Rohff saca con su hermano C’est la mif [Es la familia] un corte adelanto de OVNI (Talents Fâchés Records/Foulek Empire, 2012) el último álbum de TLF. Ikbal se dirige sin rodeos a Booba y esta vez sobre un beat: « Tu prends pas pour un aigle, tu fais le pigeon au Costes/ Fuck Scarface, tu sais qui sont les boss » [«No te creas un águila, eres una paloma en el Costes/ Fuck Scarface, sabes quiénes son los jefes»]. Hace referencia a la canción Pigeons de Booba, al restaurante Costes de Paris, uno de los más trendys hoy –seguramente frecuentado por Booba- y al tema Scarface de Booba perteneciente a Autopsie 4.

A finales de verano, TLF visitan Planète Rap, el programa que Fred Musa presenta en Skyrock, la radio que marca grosso modo la borrosa línea entre comercial y no comercial. Tanto Rohff como Booba en su día habían hecho comentarios contra la emisora y su presentador, Fred Musa. Booba incluso había llegado a sacar unas camisetas a la venta en las que se burlaba del locutor. Rohff se presenta en la radio para apoyar a su hermano y de paso aclarar sus malentendidos con Fred Musa en antena, dejando una perla en la entrevista que abre públicamente la guerra con Booba: «Moi je suis pas l’autre zoulette de Booba, je vais pas faire des chansons sur toi […] moi je sui pas les autres zoulettes là, qui font du bruit pour rien» [«Yo no soy esa zoulette que es Booba, no voy a hacer canciones sobre ti, yo no soy de esas otras zoulettes»]. La palabra zoulette es intraducible y necesita una explicación contextual. Cuando el hip hop llega a Francia viene de la mano del término «zulú» debido a la expansión de la Universal Zulu Nation, que tiene un peso importante y buena cantidad de representantes en Francia. Por extensión, a todos los amantes del hip hop en los primeros ochenta se les llama zoulous –la adaptación fonética de «zulú» en francés-. Y como el hip hop y la inmigración crecen juntos en Francia, el término acaba extrapolándose a las pandillas y a los jóvenes negros y árabes de la banlieue, tengan o no relación con el rap. Sin embargo, el término asociado sobre todo a los pioneros del hip hop francés es rechazado por las nuevas generaciones, especialmente aquellas que no están dentro de lo que podemos llamar conscious rap sino en el polo opuesto del peace, love & unity de la Universal Zulu Nation, adquiriendo así tintes peyorativos para estos jóvenes. Muchos de los miembros de Mafia K’1 Fry hacen constantemente uso del término para descalificar, Rohff entre ellos. Zoulette es el femenino de zoulou, una vuelta de tuerca más a la ofensa.

Rohff con la camiseta oficial "Wesh zoulette" disponible a la venta

Después de todas las insinuaciones, Rohff pronuncia por primera vez el nombre de Booba delante de miles de oyentes y el beef adquiere otras dimensiones.

Booba está a punto de sacar su sexto disco, Futur (Tallac Records, 2012), en noviembre. En septiembre, inesperadamente libera un adelanto del disco: Wesh Morray [«Wesh», se utiliza entre magrebís como «¿qué pasa?» y «Morray» entre gitanos como «primo» o «hermano»]. Como la aparición de Rohff y su hermano en Planète Rap ha sido hace escasos diez días, el tema se entiende como una respuesta y más cuando contiene la frase: «Faites des Planète Rap, sucez, faites ce que vous voulez» [«Id a Planète Rap, chupad pollas, haced lo que queráis»]. Rohff por lo tanto da por sentado nuevamente que todo lo que se dice en la canción va dirigido hacia su persona y arremete en Facebook nuevamente con un mensaje donde entre otras cosas dice: «Je vais t’baiser toi et mon exgroupie benzé!!» [«¡¡Te voy a follar a ti y a mi ex-groupie benzé!!»].

Esto también tiene una explicación. En Wesh Morray Booba dice: «J’ai baisé le rap dans une Merco, j’ai le Benzé» [«Me he follado al rap en un Mercedes…»]. Y la siguiente parte de la frase es un juego de palabras con el apellido Benz de Mercedes, donde la traducción más cercana sería algo así como «lo he ‘benzado’», refiriéndose al rap. Sin embargo, a los más imaginativos, y entre ellos Rohff, les bastó con oír «Benzé» para entenderlo como una referencia al jugador de fútbol Karim Benzema. El jugador del Real Madrid y Rohff habían mantenido amistad y se habían dejado ver juntos en público en numerosas ocasiones: el accidente de coche que sufrieron juntos en la isla de Reunión en 2009 o el featuring de Benzema en Fais moi la passe en su sexto álbum, La Cuenta (EMI, 2010). Sin embargo, la relación parece que tocó a su fin un tiempo después a juzgar por las fotos que Benzema colgó en internet vistiendo camisetas de Ünkut, la marca de ropa de Booba. Otra que hizo lo propio fue Maëva, la exnovia de Rohff que pasó a declararse fan de Booba. En verano Booba cuelga una foto con Benzema en una discoteca de Miami. Nada de esto le hizo mucha gracia a Rohff que no duda en calificar al futbolista de ex-groupie.

tira 2

1. Benzema con camiseta Ünkut. 2. Maëva, exnovia de Rohff, con camiseta Ünkut. 3. Benzema y Booba en una discoteca en Miami. 4. Rohff y Benzema.

Booba repite en sucesivas entrevistas que Wesh Morray no es un tema dedicado a Rohff, que estaba escrito ocho meses antes de las declaraciones de Rohff en Planète Rap. Sin embargo, reconoce que aprovechó el tirón del enfrentamiento para sacarlo, pero que las coincidencias son casuales. En el tema además de lo dicho se deleita con varios «nique ta mère» [«que le jodan a tu madre/fóllate a tu madre»] que no le sientan nada bien a Rohff y tampoco a Ikbal de TLF como así lo manifiesta en varias entrevistas.

Rohff entonces contraataca cinco días después con una versión de Wesh Morray que llama Wesh Zoulette, donde se despacha a gusto y abiertamente contra Booba. Más de un millón de visitas en veinticuatro horas en YouTube le hinchan bastante el ego a Rohff. Le devuelve los «nique ta mère» correspondientes, se mete con su físico y se ceba con su street-cred, algo muy habitual entre los haters de Booba.

Lejos de acabar ahí, el beef se vuelve aún más rocambolesco. Julien Lorcy, antiguo campeón de boxeo francés de peso ligero lanza un anuncio en internet: un combate físico sobre un ring entre Rohff y Booba. Para quien ha seguido mínimamente la carrera de Rohff, no es noticia que el muay thai es una de sus pasiones, un arte marcial que practica desde la adolescencia. Se le puede ver peleando en el mosaico de imágenes del libreto del clásico Princes de la Ville (S.M.A.L.L., 1999) de 113. Booba al margen de su musculatura, también afirma practicar muay thai. En una charla con los lectores de LeParisien.fr, a la pregunta sobre la reciente propuesta de combate contra Rohff, Booba admite que no tiene ningún problema y estaría dispuesto a batirse, siempre a cambio de dinero, claro está. Sin embargo, Rohff días después lanza un comunicado a través de Facebook negándose a pelear, alegando razones de ética deportiva, lo que es tomado por muchos, especialmente el sector pro-Booba, como miedo. Termina diciendo que estos problemas los resolverá en la calle.

 Dicho y hecho. Booba celebra su 36 cumpleaños el 9 de diciembre del pasado año en el club parisino Régine. Hasta unos días después no se aclaran los rumores, pero parece ser que Rohff, su hermano Ikbal y más gente se presentan en la discoteca con la intención de resolver cuentas pendientes con Booba, pero la fiesta ha cambiado a última hora de lugar. Esto no impide que Ikbal se enzarce en una pelea en Régine. Según Booba, el cambio de sala se debe a un problema de la seguridad del local y no a la visita de Rohff y su hermano.

affiche-promotionnelle-de-l-anniversaire

Invitación a la fiesta de cumpleaños de Booba

Inesperadamente, Booba saca el 21 de enero de este año un tema inédito que titula A.C Milan con una alta dosis de autotune y número uno en escuchas en pocas horas. Por primera vez devuelve alto y claro todos los insultos a Rohff y TLF además de dar su parte a La Fouine –con quien mantenía un beef menor anterior- llamándole pedófilo y violador. La web Violvocal había investigado y difundido los antecedentes policiales de unos cuantos rappers, entre ellos Booba, Rohff y La Fouine. El que peor parado sale es La Fouine, del que desvelaron una agresión sexual a una menor.

Booba escoge el nombre del equipo italiano para este adelanto por su condición de ganador y jugando a la vez con una frase anterior del corte C’est la vie [Es la vida] con el americano 2Chainz donde dice: «Noir et blanc, je suis la Juve» [«Negro y blanco, soy la Juve»], wordplay con la nacionalidad de sus padres y los colores del equipo de fútbol. En A.C. Milan repite recurso con un crossover de referencias muy digno cuando comienza con: «Pour eux il y a plus d’espoir, rouge et noir» [«Para ellos no hay más esperanza, rojo y negro»]. Los colores del Milan y al mismo tiempo un guiño al popular cantante de rock’n’roll Johnny Hallyday y su hit de los años sesenta Noir c’est noir –versión del Black is Black de Los Bravos– : «Noir c’est noir, il n’y a plus d’espoir» [«Negro es negro, no hay más esperanza»].

TLF replica tres días después con Barça.

Y hasta aquí de momento llega la tiraera, aunque parece que va para largo.

La pregunta que ronda nuestras cabezas es la de siempre: ¿realidad o marketing?