Boiler Room: Selección I #ElCierre2013

A pesar de lo joven que es el proyecto de Boiler Room, es difícil a día de hoy si eres seguidor de la música “underground”, incluso en un país como el nuestro, no estar bien enterado de en qué consiste o mínimo, haber oído hablar de ello.

Boiler Room se inició en 2012 a mediados de 2010 en las oficinas de Platform Magazine en Londres. Allí unos amigos (Blaise, Femi y bPM) deciden juntarse para hacer una mixtape, y compartirla audiovisualmente con todo el mundo vía UStream. Hasta ahí nada nuevo. Al día siguiente deciden repetirlo pero invitando a gente y con algo de bebida y hierba, por aquello de crear ambiente, et voilá!, los contactos y la buena promoción hicieron que algo que empezó en Londres, comenzara a alternar con Berlín, más tarde con Los Ángeles, y poco a poco continua expandiéndose por todo el mundo. Sí, incluso España, con sendas ediciones en Madrid y Barcelona.

Ahora bien, de primeras, ¿qué diferencia una Boiler Room de cualquier emisión de un evento por stream on-line? Evidentemente, que los organizadores son auténticos freaks y depredadores de música, pero más que un evento al uso, Boiler Room es una fiesta privada que se retransmite por internet. No es un concierto con difusión on-line. La gran mayoría de los asistentes al evento son amigos, conocidos, colaboradores, o invitados de los artistas y organizadores. El resto, una minoría, son gente aleatoria que ha ganado un acceso en algún concurso o sorteo. Con eso se consigue evitar que el artista tenga la presión derivada de ingresos, repercusión mediática, satisfacción o descontento del público que ha pagado por la entrada, de los organizadores… Los ingresos o pérdidas no son cosa suya, ni les afecta. La repercusión mediática prácticamente nunca será negativa, pues no es una actuación del artista al uso, por lo que los medios generalmente no lo cubren ni lo analizan como tal. La gente no paga una entrada y exige un buen show, el público va a tomar unas copas y drogarse mientras un artista de renombre pone música. Los organizadores no exigen ciertas pautas a tu show para que sea efectivo, el show es efectivo en cuanto se tenga un habitáculo, un equipo, un público, y unos artistas, lo demás: disfrutar. En resumen, un ambiente mucho más íntimo, lo que permite al artista la capacidad de fluir en vez de la exigencia de respaldar.

En CryptaMag los seguimos con asiduidad y, aunque surgió en 2012, ha sido durante este año cuando sin duda la repercusión de Boiler Room se ha catapultado. Bienvenidos a El Hervidero (una de las posibles traducciones del nombre original).

DJ EVIL DEE

Dado que el concepto original fue una mixtape, que menos que empezar por un mezclador jurásico. Dj Evil Dee de Da Beatminerz es uno de los dj’s habituales de las visitas de Boiler Rooom por Estados Unidos. Sé paciente con sus gritos del principio, y disfruta de una gran sesión que empieza con el remix de Dilla de She Said de The Pharcyde.

DENZEL CURRY

Denzel Curry es un buen artista para ilustrar el concepto de Boiler Room. ¿Por qué? Porque es un mc de 18 años, lo que quiere decir que cuando salió “Enta Da Stage” (1993 – Wreck Records) de Black Moon (con beats del anteriormente citado Evil Dee) no había nacido; porque es de Florida, y eso simboliza a la perfección hasta que profundidad pueden llegar las excavaciones de la gente de Boiler Room. Denzel Curry participó en una de las ediciones de NYC compartiendo cartel con el mismo Dj Evil Dee, Dillion Cooper, Isasiah Rashad, CJ Fly de Pro Era, y The Underachievers. Estuvo presentando parte de su más que recomendable “Nostalgic 64”, y su show en mi opinión fue mejor que lo que se pudo ver (y que veréis a continuación) de los autonombrados Señores de Flatbush.

Esa es una de las claves de Boiler Room a mí parecer. Hasta entonces tu concierto podría ser juzgado por la gente que va a él, o por quién crea que un vídeo de pésima calidad audiovisual de YouTube es  suficiente para hacerlo. Pero con Boiler Room, desde la otra punta del mundo hay alguien diciendo -Pues el Denzel Curry este le mete un repasillo a The Underachievers.

RAS G

Otro ejemplo de cómo en Boiler Room no sólo se escarba hasta que encuentras algo poco profundo y de calidad. Se escarba hasta desenterrar calidad, aunque sean artistas que por su estilo de música, su forma de promoción, o por las limitaciones de la masa consumidora, han quedado renegados a algo así como “artistas de culto”. Os dejamos un viaje espacial pilotando un portátil, una SP, y una mesa de mezclas, pilotado por Ras G.

THE UNDERACHIEVERS

Como venía adelantando en la parte de Denzel Curry, el último show del dúo de Flatbush en Boiler Room, no es que deje que desear, pero tampoco me apasiona, y mucha culpa probablemente será de esa maldita costumbre de tener una pista de coros sonando detrás, entorpeciendo en muchas ocasiones el trabajo del mc en directo. En el primer vídeo les podemos ver presentando algunos temas de su última mixtape “Lord of Flatbush” (Brainfeeder), y en el siguiente aunque se titule Shlohmo ft The Underachievers, Issa y Akim sólo aparecen para tocar Herb Shuttles de su debut “Indigoism” (Ídem).

SHLOHMO

No obstante, el anterior vídeo me venía al pelo para introducir la Boiler Room del betamaker angelino Shlohmo aka reza porque no haga un remix de tu corte, porque seguramente lo mejoraré.  Puede que a alguno nos suene, porque de momento la fama de los blanquitos de oro no cruza el charco si no haces el idiota como Mac Miller, y porque su música tampoco es estrictamente rap, pero para aquellos que no hayáis tenido oportunidad de viajar con su música podéis empezar por su último trabajo “Laid Out EP”.

DIBIA$E

Sin ánimo de que esto parezca una entrada patrocinada por las SP de Roland, y más con la intención de que nos sirva para avisaros a todos de que salió su “PROgressions” y que nos fumamos publicarlo como noticia, no nos salimos de Los Ángeles y pasamos a Dibia$e. Para los que no estén puestos en la beatscene angelina, otro de los pilares al igual que Shlohmo, al igual que Ras G, al igual que Samiyam, y al igual que todos aquellos cuyo trabajo queda eclipsado por la magnitud de la figura de Flying Lotus.

DAM-FUNK

Y esta edición tan angelina, la vamos a cerrar con la aparición en Boiler Room de tres de los pilares fundamentales del sello Stones Throw. Empezamos por una sesión protagonizada por Dam-Funk cargada de la segunda mitad de su alias, en la que también rapea, interpreta beats tirado por el suelo cual estrella del rock, y que sin duda se merecerá un espacio en tus marcadores del navegador para esos viernes y sábado noche en los que perfilas tu barba o pintas tus labios.

MADLIB

Sería absurdo pensar que, teniendo como una de las residencias más habituales Los Ángeles, no apareciera Madlib en una de ellas. Por supuesto no es la más dinámica, y si eres amante de la trayectoria de Madlib sabrás de su particular forma de entender la música, el ritmo (o la arritmia), la cohesión, y que tantos momentos bizarros como gloriosos ha dado a la historia de un género como el nuestro. Este dj set no está exento de esta concepción creativa.

PEANUT BUTTER WOLF

Para cerrar esta primera edición de repaso de los Boiler Room, nada mejor que Chris Manak aka Peanut Butter Wolf. Su colaboración con Boiler Room coincidió con la última edición de la serie de fiestas Wolf VS LA, cuya trayectoria repasamos en su día (por si te lo habías perdido). En esa última edición PBW estuvo 12 horas pinchando en streaming, ¿es posible colgar un vídeo en Youtube de 12 horas? Quizá es posible, pero lo mismo no es práctico, por eso la gente de Boiler Room les pareció dividir la sesión de Peanut en varias partes, nosotros te dejamos la primera. Si no tienes BSO para el fin de semana, solucionado. Y, si piensas que hay algo de casualidad en que publiquemos sobre un tipo de evento como éste, tiempo al tiempo…