Banksy: Exit through the Gift Shop, el ¿documental? sobre el extraño Mr. Brainwash.

Banky analisis exit through the gift shop (1)

 

A la mínima que hayas tenido un contacto, aunque sólo sea visual, con ese mundo al que llaman street art, lo más probable es que conozcas en mayor o menor profundidad la obra de Banksy. Pero ¿y Mr. Brainwash? ¿Sabes quién es el Sr. Lava Cerebros?  Yo no tenía ni idea de quién era este personaje hasta que, hace un par de años,  vi el documental: Exit Through the Gift Shop (nominado al Óscar al mejor documental de 2010.)

Personalmente no soy muy fan de esto del street art, en líneas generales prefiero mil veces todo lo relativo al graffiti en su más pura esencia, pero existen ciertos “street-artistas” –dentro de mi limitado conocimiento- que sí me despiertan admiración y sensaciones varias. Uno de ellos es, sin duda alguna, Banksy. Por eso, cuando me regalaron este documental y vi que en la portada rezaba: “Un film de Banksy” no pude resistirme a verlo esa misma noche.

No pretendo hacer de este texto una reseña del documental, sino más bien una reflexión personal. Aún así, puedes leer el artículo y entenderlo todo sin haber visionado el film ya que, antes de emitir mi juicio personal y las conclusiones que saqué tras verlo, voy a intentar resumir la interesante historia que se cuenta en él.

Así, he dividido este artículo en dos partes: 1) El resumen del documental -si ya lo has visto y no te apetece leer, puedes saltar automáticamente a la segunda parte- y 2) Mis conclusiones.

Es cosa tuya si decides seguir leyendo o prefieres verlo antes (existe en inglés subtitulado y recomiendo su visionado antes o después, incluso antes y después para amueblar bien ideas). Lo único que quiero dejar claro antes de empezar es que VOY A SPOILEAR durante todo el texto. Si optas por leer antes de ver, bienvenido seas, intentaré que lo disfrutes como lo hice yo. Pero antes de nada, os dejo con el trailer del documental (que posiblemente estará colgado entero en youtube…)

 

 

1. Exit Through the Gift Shop: la historia.

Cuando metí el dvd en el aparato y di al play, esperaba encontrarme algo parecido a un documental estándar de graffiti centrado en el street-art y en la figura de Banksy. Además, por lo que se podía dilucidar del título, “Salida por la tienda de museos” esperaba una proyección alrededor de la idea sobre cómo un artista callejero había acabado en muchas de las paredes de coleccionistas de arte. Creía que, cuando acabara el visionado, la conclusión sería algo así como “una colección de arte moderno, hoy en día, no es nada sin un Banksy.” Y el principio del vídeo así parecía presentarlo… típico collage de imágenes de escritores pintando todo tipo de piezas en soportes varios con Tonight the Streets are ours sonando muy acertadamente como hilo musical. Pero desde el momento en que aparece la primera imagen de Banksy sentado en una silla soltando las siguientes palabras, entendí que me esperaba algo muy distinto.

“La película cuenta la historia de un tío que quiso hacer un documental sobre mí y resultó que él era más interesante que yo. Así que el film es sobre él.”

 

¿Más interesante que él?¿Quién será ese tío?

Antes de entrar de lleno en la historia que trata el documental, haré un paréntesis para dar cuatro pinceladas sobre la figura de Banksy para los que no lo conozcan muy bien. Banksy es un artista británico que se ha labrado su escalón en el podio de las mejores figuras del street-art gracias a la ironía con la que trata temas como la política o la moralidad, y la forma en la que pervierte iconos de la cultura pop en sus piezas, combinando graffiti y plantillas. Ha pintado en prácticamente todos los lugares del mundo, siendo el muro de Gaza el más polémico en su currículum. Pero sin duda alguna, lo más intrigante de este personaje es que no se conoce su identidad. Aunque existe una foto captada en 2004, donde aparece un chico del que dicen que podría ser él, sólo en su círculo saben qué cara tiene Banksy.

 

Banky analisis exit through the gift shop (2)

 

Exit through the Gift Shop nos cuenta la historia de un excéntrico personaje oriundo de la France y afincado en Los Ángeles, llamado Thierry Guetta. Desde el principio se muestra cómo Guetta es un tío espabilado 100% que vive de comprar fardos de ropa a precio ínfimo y revender las piezas que consideraba más distintas a precios desorbitados, haciendo creer a sus clientes que esos trapos tienen la firma de cualquier famoso diseñador. Aunque lo más curioso de Thierry, es que tiene una, llamémoslo costumbre, llamémoslo obsesión, muy peculiar: ir con su videocámara a todas partes y grabarlo todo. Absolutamente TODO. Thierry acumulaba cintas y cintas, en cajas y cajas, con toda su vida grabada. Traumatizado tras la muerte de su madre cuando era muy pequeño, por sentir que no tenía recuerdos de ella, quería que todos los momentos de su vida y la de su familia quedaran ahí para la posteridad.

¿Y cómo se introduce este personaje en el mundo del street-art? Fácil, durante unas vacaciones a su Francia natal, Thierry descubre que su primo se ha convertido en un artista callejero y decide salir con él por las noches para poder grabar como coloca sus piezas por ahí. Su primo es nada más y nada menos que Space Invader, otro nombre muy conocido en el mundillo por sus mosaicos inspirados en el videojuego del mismo nombre. Así, Guetta, descubre un universo que le fascina hasta límites insospechados y se dispone a dejar huella de todos esos artistas que convierten la calle en un museo nocturno. Durante el documental podemos ver a varios de ellos: Mr. André, M. Chat, Neck Face o Swoon.

 

Banky analisis exit through the gift shop (5)

 

Más tarde, en una de las visitas de Space Invader a Los Ángeles, Guetta conoce y graba a otro de los grandes del panorama: Shepard Fairey, uno de los primeros en expandir algo, ahora mucho más común, como las pegatinas y los carteles gigantes. Como muchos ya sabréis, Shepard se hizo muy conocido a raíz de sus pegatinas y carteles con la cara de André the Giant y el lema OBEY, tanto que Obey se ha convertido ya en toda una identidad mundial. Si algún despistado no lo conocía, pasó a hacerlo cuando su fama se multiplicó gracias a que el actual presidente, Barack Obama, usó en su campaña el retrato que hizo Shepard Fairey. Pero no estamos aquí para hablar de él hoy, aunque lo merecería.

 

Banky analisis exit through the gift shop (8)

 

Así, Guetta y su cámara se convirtieron en el compañero oficial de Shepard Fairy en sus noches vandálicas. Tanto de Shepard como de todos los que salieran con él a pintar. Un día éste le preguntó qué tenía pensado hacer con todos esos vídeos, y Thierry decidió (o eso dijo para salir del paso) que montaría un documental sobre street-art. Así, bajo ese pretexto, el Sr. Guetta estuvo largo tiempo grabando a un gran número de artistas urbanos. Tenía material suficiente para documentar el nacimiento del movimiento pero le faltaba uno, uno del que había visto muchas obras geniales, incluso en la tele. Ese al que tanto admiraba. Ese del que no tenía ni una sola imagen. Le faltaba el mejor, le faltaba Banksy.

Llegó un momento en el que conseguir grabar a Banksy pasó a ser la única preocupación del francés. Era pura obsesión. Había intentado conocerle por todos los medios, pero nadie sabía quién era, nadie tenía un teléfono suyo o no se lo querían/podían facilitar. ¿Un documental sobre street art sin Banksy? Menuda mierda.

Entonces un día recibió una llamada de Shepard Fairy, era 2006 y Banksy venía a pintar a L.A. Le había llamado porque estaba solo y quería saber donde podía ir a pintar y, claro, a Obey no se le ocurrió nadie que conociera más la ciudad para eso como Thierry. Imaginaros su reacción… sin palabras… ¡iba a conocer a Banksy, the God of street art! Hasta le compró un móvil y le puso saldo para que pudiera llamarle a cualquier hora. Con tanta amabilidad, a Banksy no le quedó otra que permitir que le grabara en acción siempre que no se le viera la cara, y acabaron forjando una relación de amistad y confianza. Tantos días en su compañía, hicieron que incluso Guetta se animara a hacer unas pegatinas con un retrato suyo y pegarlas.

 

Banky analisis exit through the gift shop (4)

 

A partir de este momento, el documental sí se centra mucho más en Banksy y su obra, nos muestra algunas de sus más famosas, tanto por USA como en un viaje que hacen a Londres, donde incluso se nos enseña su taller y su método de trabajo, algo inédito hasta ese momento. Son varias las obras que podemos ver durante el documental, y que se merecen ser nombradas, pero para no extenderme demasiado en eso, próximamente publicaremos un artículo anexo sobre las obras más representativas de Banksy.

También se muestra una de sus expos más polémicas por incluir un elefante. Es entonces cuando se entra de pleno en el tema económico. Se observa cómo, en poco tiempo, las obras de Banksy alcanzan unos precios desorbitados. Se subastan “Banksys” a cifras con varios ceros, cosa que le ha costado muchas críticas en el mundillo.

“De repente el dinero lo era todo y nunca había sido así.” Banksy.

 

Fue entonces cuando Banksy animó a Guetta para sacar, de una vez por todas, el documental que tenía desde hace tanto en mente. Él era el único que podía mostrar al mundo de día lo que sólo existe de noche.

“Tú tienes los vídeos, puedes explicar de qué va esto en realidad.”

 

Así el francés se enfrentaba a cientos de cajas y miles de horas y horas de vídeo, con cintas que no estaban ni etiquetadas, así que escogió imágenes prácticamente al azar y tras seis meses de edición, voló a Londres para enseñar los 90 min de resultado a su Dios, bajo el nombre de “Life Remote Control” (una parte de éste se incluye en los extras del dvd). El mismo Banksy hace un resumen acertado de lo que sintió cuando lo visionó:

“En ese momento me di cuenta de que Thierry no era director de cine, era un desequilibrado con una cámara.”

 

Banksy pensó que era mejor que él y sus amigos se encargaran de volver a montar ese despropósito y para quitarselo de encima le dijo: “¿Y si vuelves a poner pósters? Haz arte, monta una expo pequeña.”

¿Qué harías tú si un día viene tu admirado Banksy y te dice “oye, deberías darle a esto del street art”? Coño, pues vas y lo haces, y ¿para que empezar por pegar cuatro pegatinas o cartelitos y hacerte un par de plantillas? Ya que te pones, pues ¡a lo grande! ¡Te montas una exposición enorme en un edificio! Organizar una macroexposición cuando no tienes labrada ni una letra de tu nombre, cuando el único currículum que tienes es el de haber pegado cuatro pegatinas de tu cara… a cualquiera le parecería descabellado, ¿no? Pues por lo visto había una persona en el mundo a la que no: Thierry Guetta, que hasta hipotecó su casa para poder llevarla a cabo.

De esta forma, tras su vuelta de Londres y animado por las palabras de su ídolo, Guetta decidió montar esa enorme exposición bajo el aka de Mr. Brainwash, el Sr. Lavacerebros, el significado es claro. Y aquí es donde entra toda la polémica y los juicios personales sobre este documental, puesto que la exposición de Mr. Brainwash, un completo desconocido, fue visitada por más de 4.000 personas, y el francés novato ganó más de 1 millón de dólares en una semana. Increible pero ¿cierto?

 

2. La ¿superficialidad? del arte moderno. Lectura y análisis personal del documental

A pesar de que tanto Banksy como Shepard han declarado que todo lo que se cuenta es absolutamente real, la gran incógnita de Exit Through the Gift Shop es si estamos, verdaderamente, ante un documental o simplemente ante un mockumentary (falso documental).

Mientras estaba viendo el film por primera vez, hasta que se llega al punto de la conversión de Guetta en Mr. Brainwash, la historia podía parecerme bastante creíble: un tipo raro como un perro verde, obsesionado con grabar todo que, por casualidades de la vida, tiene como primo a Space Invader y acaba convertido en una especie de videoaficionado groupie de los street artists que, como buen groupie, se muere por conocer al mejor en eso, Banksy. Vale, muchas casualidades y excentricidades juntas, pero… todos conocemos a algún fanático con deseos parecidos ¿no?

Pero, una vez Guetta se transforma en Mr. Brainwash y alcanza en tan poco tiempo ese éxito desmesurado, me di cuenta de que Exit Through the Gift Shop podía tratarse sólo de una enorme crítica satírica hacia el mundo del arte moderno y su superficialidad. Posiblemente la historia que me había estado tragando no era real. ¿Era real Thierry Guetta? ¿Y Mr. Brainwash? ¿Son los dos personajes inventados? ¿Existe quizás uno de los dos?

Empezaré por el final. Cuando Guetta decide convertirse en el Sr. Lavacerebros y montar la exposición, vemos cómo consigue una gran infraestructura tanto material como personal.  Contrata un elevado número de personas a las que vemos realizando prácticamente todo el trabajo, en ningún momento se nos muestra una imagen de él creando como artista. El extravagante personaje que te podía hacer más o menos gracia, se convierte en un tío pedante, dando órdenes a diestro y siniestro, mientras su único aporte es mirar libros y elegir al azar imágenes que luego manda pasar por Photoshop para incluir elementos disparatados con una clara “influencia” warholiana. Sus ideas son sólo un refrito de técnicas de otros, que deja en evidencia su vacío creativo. Asistimos a un verdadero atentado artístico. Otro punto del film en el que Thierry consigue enervar, es cuando después de anunciar que entregará una serigrafía única a los 200 primeros visitantes, decide poner las 200 en línea y pasearse por su lado apretando un spray. Las gotas caen de distinta forma en cada una, son, por lo tanto, únicas. Fácil, rápido y asqueroso. Esta escena podría servir para denunciar la farsa en la que se ha estado convirtiendo el mundo del arte.

 

Banky analisis exit through the gift shop (3)

 

A pesar de todo eso, su primera exposición “Life is Beautiful”, (la primera de un completo desconocido en el mundo del arte, no lo olvidemos) fue un éxito rotundo tanto en visitas como en ventas. ¿Cómo puede ser? Yo lo tengo claro, crea una expectación exagerada, júntate con quien debes y échate a dormir. Hype que lo llamamos ahora. Y contactos, buenos contactos. Nada nuevo, seguro que a todos nos viene a la mente algún ejemplo cercano.

Puede que este personaje no sea ningún gran artista, pero lo que sí es, es un genio del marketing. Nos lo anuncian desde el principio al explicarnos cómo se ganaba la vida vendiendo trapos a precios de diseño. Por eso, promocionó todo lo que pudo la expo para conseguir que todo el mundo se enterara, pero sabía bien que por mucha publicidad que hiciera (y quedaros con esto amigos del spam) si eres mediocre tienes que tirar de algo más para que se interesen por ti, y Mr. Brainwash tenía lo más importante y necesario: los contactos (amigos) adecuados, por eso pidió, primero a Shepard Fairy y después a Banksy, que le apoyaran y promocionaran. Y ellos lo hicieron en sus webs. ¿Si dos de los más grandes del mundillo hablan de ti, habrá que ir a verte no?

Pero no contento con eso, Thierry fue, inteligentemente, un paso más allá. Cogió la frase que Banksy había escrito, la estampó en carteles gigantes y los pegó por toda la ciudad. La cita de Banksy estaba al alcance de la vista de todo transeúnte. Los rumores sobre lo grande que debía que ser la obra del Sr. Lavacerebros si Banksy le apoyaba, le hicieron llegar a ser portada de L.A. Weekly cosa que hizo que el hype se multiplicara aún más, siendo el resultado, la infinita cola que se formó a la entrada de la expo.

Queda así claro que Banksy nos está mostrando como se ha llegado a un punto, en el mundo del arte moderno (y podríamos extenderlo a muchos otros ámbitos), que lo que menos prima es la obra en sí, un punto en el que el criterio de la gente se basa más en factores y opiniones externas que en las características de la propia obra.

Por eso es muy curiosa la figura de Guetta. En mi opinión el Sr. Lavacerebros es una realidad que Banksy creó expresamente para poder realizar la película, y Thierry Guetta es un personaje inventado que nunca existió. De hecho llego a plantearme que Brainwash es un experimento del mismo Banksy creando obras de calidad ínfima para comprobar qué aceptación podían tener solo lavando el cerebro a la gente mediante un buen marketing. Me hace aún más reafirmarme en la idea, el hecho de que su origen sea francés, ya que la francesa es una nacionalidad que se une muchas veces de forma implícita a ideas artísticas. Me parece un dato muy irónico, ¿no creéis?

Las imágenes supuestamente grabadas por Guetta durante toda la primera parte del film, podrían ser tranquilamente imágenes de archivo recopiladas gracias a los diferentes artistas que aparecen durante el documental. Nadie puede demostrar que Guetta las haya grabado. Por lo que se refiere a las escenas en las que podemos verle directamente a él, estando en pleno siglo XXI, sólo decir… la tecnología hace milagros.

Realmente lo más fascinante de la película es la ambigüedad con la que juega, es tarea difícil intentar discernir entre lo que es real, lo que es ficticio y lo que es una realidad artificial, creada para el propio documental, y que trasciende más allá de las pantallas, ya que en 2010, Mr. Brainwash realizó otra exposición llamada “Icons” en Nueva York y tuvo aún más éxito. Además fue el autor de la portada del Best of de Madonna.

 

Banky analisis exit through the gift shop (7)

 

 ¿Es tan jodidamente retorcido y genial Banksy que se la cuela hasta a la misma Madonna y su experimentado equipo? ¿Hasta tal punto se ha degradado la concepción y la apreciación del valor de las obras de arte llevándolo al absurdo?¿Se está riendo de todos los que lo han criticado hasta la saciedad, tachándolo de vendido por el alto precio al que los coleccionistas adinerados compran sus obras?¿Es una hostia en toda la cara de aquellos sobrevalorados que se creen artistas y sólo plagian? Les está gritando que hoy en día, todo es vendible y aún sin aptitudes puedes hacerte rico. Yo lo veo claro, Banksy juega en todo momento con el espectador durante el documental y sigue jugando después de él -incluso hasta día de hoy- y lo hace de forma magistral.

¿Más datos que corroborarían mi teoría (y la de muchos otros que también piensan que este documental es un fake)? Aunque una vez encendida la mecha de la polémica, Banksy declarara que era todo real, lo cierto es que durante la duración de Exit Through the Gift Shop, el británico nos va dejando caer perlas, algunas de ellas ya las he citado en la primera parte del artículo. De hecho nos avisa desde el mismo inicio del film:

La película no es ‘Lo que el viento se llevó’ pero tiene su mensaje.”

 

El mismo Guetta, una vez convertido en Mr. Brainwash hace burla de los precios de sus propias obras y, lo principal, suelta esta -para mí- reveladora, frase:

“Nunca he expuesto nada, no soy nadie y ahora monto esto. Es todo una farsa en cierto modo.”

 

Igual de reveladora me resulta una de las imágenes finales donde se ve un muro con una pintada en la que se puede leer el nombre de la expo “Life is beautiful” y vemos a Mr Brainwash tirándolo abajo.

 

Banky analisis exit through the gift shop (6)

 

Estas son mis impresiones pero, por supuesto, puedo estar equivocada y realmente Mr. Brainwash existe y goza de un gran talento, el debate queda abierto.

En cualquier caso, no quiero acabar sin hacer referencia a, para mí, la frase que mejor resume Exit Through the Gift Shop, la más impactante y la que se grabó en mi memoria para siempre en cuanto la escuché: la última frase del film donde Banksy describe las sensaciones que le quedan después de ser testigo y partícipe de la creación de un monstruo:

 

“No sé cual es la moraleja de esta historia. Yo solía animar a todo el mundo a expresar su arte como algo bueno. Ahora ya no lo hago tanto.” Banksy.

 

NOTA: Una investigación de LA Times reveló que los datos de la biografía de Guetta están apoyados por los registros públicos, tanto en sus domicilios como trabajos, aún así es imposible saber si su alter ego Mr. Brainwash es totalmente real, lo que sí es cierto e indiscutible es que a día de hoy sigue activo incluso haciendo cameos con otro Guetta, David. El trabajo más reciente del que tengo constancia es de una cover para Rick Ross. Así que, lo escrito aquí es una opinión personal y desconozco si desde la publicación del documental hasta hoy hay algún dato totalmente relevante que apoye o tire por tierra mis palabras.

Texto por Lady R